TRIBUNALES
Política 24/05/2021

El juez prepara la marcha atrás en la imputación de Iglesias

3 min
Pablo Iglesias leyendo un libro

MadridEl juez Manuel García-Castellón, titular del juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, no seguirá adelante con su intención de imputar a Pablo Iglesias delitos de descubrimiento y revelación de secretos con agravante de género, daños informáticos, denuncia falsa o simulación de delito, en relación con el móvil robado a su exasesora Dina Bousselham, según aseguran fuentes judiciales. 

El primer paso en esa dirección lo ha dado en su resolución del pasado 17 de mayo, conocida el jueves 20, en la cual García-Castellón rechazó citar a Pablo Iglesias como imputado, según había solicitado la acusación popular Asociación Juristas Europeos Pro Lege, que actúa como tal en los casos en los que está presente Vox contra dirigentes de Unidas Podemos. 

El juez invoca en su resolución del 17 de mayo la decisión del Tribunal Supremo del pasado 27 de enero, que desestimaba su exposición razonada para investigar al entonces vicepresidente segundo del gobierno Pablo Iglesias en el caso Dina. 

"La de declaración del Sr. Iglesias resulta en este momento precipitada, en la medida que no se ha aportado ningún indicio nuevo distinto de los que fueron valorados en su día por el Alto Tribunal al pronunciarse sobre la exposición razonada"

El juez señala que ninguna de las diligencias pendientes se ha realizado “pues está pendiente de emisión el informe pericial recabado”. Se trata de un nuevo informe pericial sobre los daños sufridos por la tarjeta mini SD marca Samsung solicitado por el juez a la policía científica el pasado 1 de abril. 

En su resolución la Sala Segunda del Tribunal Supremo señalaba: “Entendemos inexcusable que la Sra. Bousselham, sea oída acerca de si efectivamente `denuncia´ el acto donde el aforado Pablo Iglesias el día 20 de enero de 2016, examina el contenido de la tarjeta y posteriormente se la guarda…”. 

La exigencia del Supremo en ese sentido no era la única. Seguía a la Fiscalía Anticorrupción y a la sección tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional.  

Pero García-Castellón, tras denegar en dos ocasiones citar a Bousselham, había abierto un “paraguas” el 7 de octubre de 2020 el mismo día que elevaba su propuesta al Supremo de imputar al entonces vicepresidente Iglesias: procesaba al comisario José Manuel Villarejo y a los periodistas Alberto Pozas y Luis Rendueles der la revista Interviú que le habían entregado la tarjeta del teléfono móvil. Este procesamiento -auto de conversión de las diligencias previas en procedimiento abreviado- fue recurrido ante la sección tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional. 

A pesar de la exigencia “inexcusable” del Supremo del pasado 27 de enero al juez para que llame a declarar a Bousselham y diga en calidad de perjudicada cuáles son sus pretensiones, García-Castellón sostiene que no la cita por estar pendiente el recurso contra el procesamiento de Villarejo, Pozas y Rendueles, en la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. 

El nuevo informe, una "escenificación"

En el sumario ya hay un informe pericial de la policía científica sobre la tarjeta del móvil y otro de la empresa de Gales, Reino Unido, a la cual Bousselham envió la tarjeta para su posible recuperación. 

Ninguno de estos informes ha servido para que el juez pudiera imputar a Iglesias. ¿Es el nuevo informe solicitado el 1 de abril decisivo? Fuentes de la Audiencia Nacional señalan a Ara que tampoco este nuevo informe va a aportar indicios al juez para imputar a Iglesias. Quien, por otra parte, no sólo ha dejado la vicepresidencia del gobierno sino que ha abandonado la actividad política.“ 

“Estamos ante la escenificación en varios actos del abandono definitivo de  imputar a Pablo Iglesias en un caso que no ha tenido ni tiene ya ni pies ni cabeza”, señala la fuente. 

stats