Política española
Política 16/08/2022

Pedro Sánchez descarta cambios en el gobierno: "Estoy orgulloso de los ministros"

El presidente español afronta un último semestre del año marcado por la inflación y la crisis energética

3 min
El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, este lunes en La Palma.

MADRID"Una cosa es informar y la otra intoxicar [...] Las intoxicaciones no tienen nada que ver con lo que pienso y en cómo actuaremos este semestre, que creo que es importante". De este modo, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha quitado hierro a las informaciones publicadas este lunes sobre una posible remodelación del ejecutivo. Unos cambios que tendrían por objetivo encarar lo que queda de legislatura, pero también las citas electorales del año que viene, tanto las municipales como las autonómicas en algunos casos.

En el marco de una visita oficial a la isla de la Palma, cuando hace casi un año de la erupción del volcán , Sánchez ha sostenido que no entra en sus planes una crisis de gobierno como la de ahora hace un año. De hecho, así lo dijo también durante el discurso de balance de final de curso antes de las vacaciones de verano. A pesar de la frialdad con que ha contestado a las informaciones publicadas, este no es la primera vez que esta idea aparece sobre la mesa. El desgaste de la coalición con Unidas Podemos a raíz de debates como el del presupuesto de defensa, la llegada de Alberto Núñez Feijóo al PP o el reto de cambiar las encuestas, por ahora desfavorables al PSOE , han sido algunos de los elementos que han apuntado a la posibilidad de una remodelación interna en el gobierno español.

Siguiendo el tono de sus últimas apariciones, el presidente del ejecutivo central ha remarcado que su gobierno es "estable" y que llegará al final de la legislatura. "Estoy extraordinariamente orgulloso del trabajo que hacen los ministros y las ministras", ha recalcado Sánchez en rueda de prensa este lunes. En todo caso, lo que sí que ha tocado es su propio partido, que todavía no hace un mes fue rearmado de arriba a abajo para encarar las elecciones y, a la vez, para acercar Ferraz -sede del PSOE en Madrid- a la Moncloa.

Desde la Moncloa son conscientes de que como mínimo lo que queda de año estará marcado por la economía y, en particular, por la inflación y la crisis energética, pero también por la evolución del mercado laboral, que, si bien hasta ahora se apuntalaba como el motor de la recuperación, ha empezado a mostrar signos "de retraso". Así lo ha reconocido la propia ministra de Economía, Nadia Calviño , que desde que fue nombrada vicepresidenta primera ha adquirido un papel más político . "Es un semestre importante para mantener la recuperación económica, el crecimiento y la creación de puestos de trabajo. Es decir, mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, luchar contra la inflación y hacer frente a la realidad de los españoles", ha reiterado Sánchez.

También son conscientes de ello en el principal partido de la oposición. El Partido Popular hace tiempo que se enciende la sangre con todos los datos que rodean la economía española, así como con las propuestas del gobierno de Sánchez. De hecho, la respuesta a la crisis energética a través del plan de ahorro es lo que ha generado un nuevo rifirrafe político con los populares. "La política económica [del gobierno español] es un fracaso", resumía su líder, Alberto Núñez Feijóo, este fin de semana en una entrevista a El País. El PP, en una especie de paralelismo con lo que pasó durante la crisis financiera del 2008, se postula como "el partido de la recuperación", con propuestas similares a las que desbancaron en su momento a José Luis Rodríguez Zapatero, como por ejemplo bajar impuestos, a pesar de que cuando llegó a la Moncloa los acabó subiendo.

La reforma del Poder Judicial, pendiente

Pero los retos del gobierno español para estos próximos meses no acaban en la economía. La lista es larga y una de las grandes piedras en el zapato es la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) . Sánchez ha recordado este lunes que el principal órgano de los jueces lleva más de 1.300 días en funciones, es decir, sin renovarse. "No hay precedentes en Europa [de un bloqueo así]", ha dicho Sánchez.

El presidente ha confirmado que en octubre del 2021 "se firmó un acuerdo" con los populares para renovar el CGPJ cuando Pablo Casado era el presidente del PP y ha instado a Alberto Núñez Feijóo a "cumplirlo". De nuevo, Sánchez ha tildado la actitud de los de Feijóo "de obstruccionista". "El gobierno abre la mano, dispuesto a renovar mañana el Consejo, y lo que le pido al PP es que cumpla con la Constitución, la ley y los pactos firmados", ha insistido. A su vez, los populares han contestado que su última propuesta es la presentada en el mes de julio.

stats