Política 29/05/2021

El PSC cierra filas con Sánchez por los indultos y carga contra la campaña de la derecha

Illa presentará pronto un "gobierno alternativo" en Catalunya y no concederá ningún día de gracia a Aragonès

3 min
El primer secretario del PSC y ministro, Miquel Iceta, ayer con el candidato socialista, Salvador Illa, al consejo nacional.

BarcelonaEl PSC ha celebrado este sábado su primer consejo nacional desde que Catalunya tiene un nuevo Govern de ERC y JxCat, pero el tema principal del cónclave se ha centrado más bien en un asunto que hay encima de la mesa del gobierno español: los indultos de los presos políticos. Los socialistas catalanes han cerrado filas con la posición del presidente español, Pedro Sánchez, que se ha mostrado partidario de concederlos parcialmente, y han criticado con dureza la campaña que ya ha puesto en marcha la triple derecha de PP, Cs y Vox contra la concesión de esta medida de gracia.

El consejo nacional lo han protagonizado Miquel Iceta y Salvador Illa, poniendo de manifiesto de nuevo esta bicefalia bien avenida que lidera ahora mismo el socialismo catalán. Iceta, primer secretario del PSC y ministro de Política Territorial de Sánchez, ha querido expresar todo su apoyo al presidente español, puesto que no todo el PSOE está cohesionado alrededor de los indultos. Hay barones socialistas que están abiertamente en contra. Para evitar que en Catalunya pueda pasar lo mismo, el ministro catalán ha pedido a los militantes del PSC "el apoyo a todas las decisiones que se tomen" relativas a este tema. Para él, los indultos son el mejor camino para devolver a Catalunya al camino de la estabilidad social y política. "No solo queremos decir que somos un solo pueblo sino que lo queremos hacer realidad", ha proclamado.

En la misma línea se ha pronunciado Salvador Illa, que hasta hace poco también formaba parte del gabinete de Sánchez y que ahora es el líder del socialismo catalán en el Parlament. Para él, la decisión de indultar responde "a la responsabilidad, la convicción y el coraje" del PSOE, y ha avisado que, en cualquier caso, los indultos nunca serán totales sino parciales –eliminarán las penas de prisión pero no las de inhabilitación–. Tanto Illa como Iceta han defendido los indultos, pero no se han ahorrado críticas hacia las fuerzas independentistas, a las que han acusado de dividir la sociedad catalana. "Han sido los peores 10 años de los últimos 300 de la historia de Catalunya", ha asegurado el exministro de Sanidad.

Desde que Sánchez ha mostrado que está dispuesto a conceder estos indultos parciales, la triple derecha española ha empezado una campaña de movilización en contra que, en cierto modo, recuerda a la que hizo hace 15 años el PP contra el Estatut de Catalunya, que acabaría siendo recortado por el Tribunal Constitucional. Ante estas similitudes, Iceta ha advertido a los populares que la última vez que recogieron firmas –como quieren hacer ahora– contra un tema relacionado con Catalunya se convirtió en uno de los detonantes del Procés y todo ello acabó en "referéndums ilegales y en una declaración unilateral de independencia". Así, ha pedido a la derecha que se repiense su estrategia: "Quien quiere de verdad a los pueblos de España no los enfrenta".

Un gabinete a la sombra

Inspirado en un hecho que es habitual en la política anglosajona –y que también puso en práctica el expresident Pasqual Maragall cuando hacía oposición a Jordi Pujol–, Illa ha anunciado que en los próximos días anunciará su "gobierno alternativo de Catalunya". Es decir, un shadow cabinet (gabinete a la sombra) que hará oposición a las medidas del nuevo ejecutivo entre ERC y JxCat. Los socialista ha avisado que no piensa dar a estos dos partidos ni los 100 días de gracia que tradicionalmente pide todo gobierno para poder asentarse en el cargo. "Ni 100 días, ni 50, ni 30, ni 20, ni 3. Cero días de gracia para este gobierno que ya lleva cinco años gobernando y ha llevado a Catalunya a su peor decadencia en 100 años".

stats