Política 11/05/2022

Robles justifica en el Congreso el espionaje del CNI a Aragonès

La derecha ataca sin piedad a la ministra de Defensa: "No entendemos qué hace usted todavía en el gobierno"

3 min

Madrid"Cuando fue a la comisión [de secretos oficiales] supongo que pudo ver el contenido de las resoluciones judiciales motivadas. Y si no lo hizo por algo será. Será porque usted no quiere saber la verdad". De este modo un pelo enrevesada la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha justificado en sede parlamentaria el espionaje del CNI al president de la Generalitat, Pere Aragonès. Lo ha hecho en una agria respuesta al portavoz republicano, Gabriel Rufián, al cual ha acusado de ignorar los argumentos judiciales que justificaban la intrusión en el móvil del president.

La respuesta de Robles ha sorprendido al mismo Rufián, que movía la cabeza incrédulo desde su escaño y cuya pregunta ni siquiera había hecho referencia al espionaje a independentistas catalanes y vascos, sino que se había limitado a acusar a la ministra, "por acción o por omisión", por el espionaje a miembros del gobierno español. Robles, pues, que este miércoles ha sido fuertemente atacada desde los escaños de la derecha, continúa sin admitir ninguna responsabilidad sobre el espionaje a los independentistas, que es el origen de la crisis política actual.

Robles ha hecho referencia al auto judicial en el que el juez del Supremo Pablo Lucas autorizaba la intrusión en el móvil de Aragonès y que se enseñó a los diputados miembros de la comisión de secretos oficiales. Según ha podido saber el ARA, en este auto se relacionaba al actual presidente de la Generalitat con los CDR e incluso se le atribuía un papel de liderazgo. Según publica este miércoles El Mundo, el CNI informó en 2019 al gobierno español de que estaba espiando a Aragonès, pero La Moncloa lo desmiente e insiste que el presidente del gobierno "ni lo sabía ni lo tenía que saber".

Robles ha repetido de pe a pa los argumentos que dio ayer sobre el relevo al frente del CNI, pero se ha querido encarar con Rufián, al cual ha acusado de no tener el "valor" de mirar la documentación judicial por si "lo que ponía les podía afectar". En ERC se han mostrado sorprendidos por el tono de la ministra y lo atribuyen a su nerviosismo y al hecho de que, después de la destitución de la directora del CNI, ahora centra toda la atención. De hecho, algunos medios españoles citan hoy fuentes del CNI en que expresan su malestar por el cese de Paz Esteban.

ERC mantiene la exigencia que se desclasifiquen y se hagan públicas las autorizaciones judiciales al espionaje de 18 independentistas con aval judicial, a pesar de que el PSOE se niega y solo acepta hacerlo a petición judicial. "Si se hacen públicas se verá que quien queda mal es el CNI", afirman fuentes conocedoras de los expedientes. A pesar de las intervenciones de Robles, que consideran que va por libre, ERC confía poder reconducir la relación con el gobierno español, pero admiten que todavía se tienen que dar pasos hasta llegar a la cumbre bilateral entre Pere Aragonès y Pedro Sánchez.

Ataques de la derecha a Robles

La sesión de control ha estado marcada por los duros ataques de la derecha a Robles. El diputado popular José Antonio Bermúdez de Castro ha puesto el dedo en la llaga: "El problema es que su gobierno considera a los dirigentes separatistas lo bastante sospechosos como para intervenir sus comunicaciones pero a la vez suficientemente fiables para Sánchez como para ser sus socios de investidura. ¿Qué coherencia es esta? [...] Sinceramente, señora Robles, no sé qué hace todavía ahí [en el gobierno]".

La magnitud de la crisis ha provocado que también haya comparecido hoy el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, que ha acusado a Sánchez de "convertir un problema político con sus socios en una crisis de Estado". Feijóo ha subido el tono contra el presidente del gobierno, al cual ha calificado de "caricatura", y ha avisado de que "defenderemos el Estado desde la oposición. Si el gobierno no sirve al Estado, la oposición sí".

Eso sí, el presidente del gobierno ha aceptado hoy que el motivo del relevo de Paz Esteban al frente del CNI era "un error grave en la seguridad de las comunicaciones". Con una sola frase, Sánchez ha sido más explícito que Robles durante toda la rueda de prensa del pasado martes.

stats