Proceso soberanista
Política 11/01/2022

Torra, sobre el regreso de Puigdemont: "¿Servirá para avanzar hacia la independencia o para hacer unas elecciones autonómicas?"

El ex 'president' avisa de que la independencia "no es cosa de un solo hombre" y pide movilización y un programa concreto

3 min
Quim Torra

El ex president Quim Torra ha echado agua al vino a las declaraciones que hizo el domingo la presidenta del Parlament, Laura Borràs, que dijo que el posible regreso de Carles Puigdemont a Catalunya –si la justicia europea lo avala– puede servir para culminar la independencia. "¿Servirá para avanzar hacia la independencia o para hacer unas elecciones autonómicas?", se ha preguntado en una entrevista en Els matins de TV3. El ex jefe del ejecutivo ha dicho que el regreso de su predecesor "puede ser un punto de inflexión", pero ha señalado que "la independencia no es cosa de un solo hombre sino un proyecto colectivo" y que, por lo tanto, hay que aclarar "hacia dónde nos lleva" y la estrategia que hay detrás.

"Su regreso tiene que venir acompañado de una movilización popular y de un programa concreto", ha argumentado Torra, que ha apelado a la experiencia de octubre de 2017. "No puede pasar como el 1-O, cuando después no supimos qué hacer y no se defendió la independencia desde la calle", ha añadido en un discurso muy crítico con los partidos independentistas.

Después de haber cumplido su condena de inhabilitación –y a las puertas de un segundo juicio por desobediencia, que tendrá lugar el 17 de marzo–, el ex president ha asegurado que no se siente "cómodo con el sistema de partidos" y que no se ve en una lista porque ahora "solo están preocupados por las elecciones municipales, para lograr cuotas de poder, y no por el futuro de las nuevas generaciones". Así, ha señalado que no militará nunca en Junts "y menos cuando el secretario general, Jordi Sànchez, dijo que desconocía cuál es la hoja de ruta del partido".

La mesa de diálogo "no lleva a ninguna parte"

Torra también ha reiterado que no tiene "ningún tipo de esperanza" en que la mesa de diálogo dé frutos: "¿La mesa existe? He visto unas fotografías", ha ironizado, para añadir que la negociación con el gobierno español "no lleva a ninguna parte". "Cuando el Govern apuesta claramente por la gestión autonómica, no tiene ninguna posibilidad de arrancar ningún compromiso", ha argumentado. A su entender, la mesa obedece meramente a "unas estrategias políticas" y, por lo tanto, solo con "un independentismo movilizado" se "podrán cambiar las cosas".

"Lo que me preocupa es la desmovilización porque ahora parece que tenemos que volver a la jaula autonómica porque algún día, después de 300 años, el Estado nos concederá un referéndum. Y esto es de una gran ingenuidad, Oriol Junqueras ya dijo que el Estado siempre te engaña, y la mesa no deja de ser otro engaño", ha concluido. Torra ha reconocido, a pesar de las críticas, que él participó en dos reuniones de la mesa de diálogo cuando era president, pero lo ha matizado diciendo que la situación "era muy diferente porque el Govern estaba enfrentándose al Estado, no apoyaba al gobierno español ni aprobaba sus presupuestos".

El portazo a un posible referéndum y a la amnistía hicieron, según ha señalado Torra, que desistiera de profundizar en la vía de la negociación. ¿Y cuál es la alternativa al diálogo? Para el ex president, "solo la movilización" y la presión desde la calle encarrilarán el Procés con "un proyecto común", como pasó con la lista unitaria de Junts pel Sí y el referéndum del 1-O, ha ejemplificado.

stats