Sociedad 18/06/2021

Solo uno de cada cinco ingresados en la UCI es por covid

La población de 35 a 39 años ya puede pedir hora para vacunarse

4 min
Una enfermera a punto de administrar una vacuna

BarcelonaLa secretaria de Salut Pública, Carmen Cabezas, ha anunciado este jueves que los nacidos entre el 1982 y 1986, que tienen entre 35 y 39 años, ya pueden pedir hora para vacunarse contra el covid en la web del departamento de Salud. Una semana después de abrir el turno para la población de 40 a 44 años y comprobar que el ritmo de inoculaciones es ágil (un 20% ha recibido la primera dosis), la conselleria también ha empezado a enviar SMS para que los de 35 a 39 reserven hora para recibir la vacuna en un centro de atención primaria (CAP) o un punto de vacunación. Solo una hora después de que se abriera la posibilidad de programación, se han registrado picos de 38.000 usuarios por minuto intentando coger día y hora.

Cabezas ha asegurado que la aceptación a las vacunas es muy elevada y si hace un mes hasta un 10% de las personas que programaban su inmunización no se acababan presentando por varios motivos, el llamamiento de responsabilidad que se hizo hace unas semanas ha funcionado. "El porcentaje de gente que no se presenta ha bajado hasta el 2%", ha celebrado.

El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ha afirmado que la evolución epidemiológica sigue mejorando. La cifra de nuevas infecciones, con aproximadamente 450 diagnósticos a la semana, sigue disminuyendo de forma lenta pero continuada y los hospitales también se vacían gradualmente de coronavirus: este miércoles había 512 positivos hospitalizados, el 4,5% del total de ingresados en camas convencionales. En cuanto a las unidades de cuidados intensivos (UCI), hay 179 pacientes, 21 menos que el día anterior. A estas alturas, pues, solo uno de cada cinco enfermos críticos tiene covid.

Con todo, el adelanto de la variante Delta (originada en la India) obliga a ser muy prudentes: es más transmisible y ya supone el 20% de los casos en toda Catalunya. “Cada vez coge más camino”, ha admitido Argimon. De hecho, Salud pronostica que dentro de dos o cuatro semanas será la variante predominante. “Está haciendo el mismo recorrido que hizo la variante Alfa, la británica”, ha explicado el conseller, que ha avisado de que este comportamiento será muy habitual en los próximos meses. “No nos quedaremos aquí, irán apareciendo nuevas variantes y esto es muy indicativo de que la pandemia no se ha acabado, a pesar de que tenemos que ir normalizando nuestra vida”, ha señalado.

Necesidad de segundas dosis

La variante Delta es más transmisible y se escapa parcialmente de las vacunas, si bien son eficaces para prevenir sus efectos graves. Salud ha detallado que las primeras dosis de AstraZeneca y Pfizer tienen solo un 33% de cobertura ante la variante Delta. Solo cuando se inocula la segunda, se aumenta la protección hasta el 80,8%. Ante estas cifras, las autoridades sanitarias han vuelto a hacer un llamamiento a vacunarse y ha agilizado la administración de las segundas dosis. "Y si vemos que la variante Delta se descontrola, tomaremos decisiones que pueden ser un paso atrás", ha concluido Argimon. El aviso llega a pocos días de que se acelere la desescalada con la reapertura del ocio nocturno.

De momento, un 85% de las personas de 50 años o más han empezado a vacunarse. “Estamos notando los efectos de las vacunas de una manera clarísima con los ingresos en la UCI y las muertes en las personas con más riesgo", ha explicado la secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas. Por eso, la programación de segundas dosis de AstraZeneca para las personas nacidas entre los años 1952 y 1961 pasa a ser de diez semanas cuando, inicialmente, tenía que ser de doce.

Sin embargo, la franja de los 60 a los 69 años es la única que tiene más problemas para vacunarse: uno de cada cinco personas no ha querido recibir la primera dosis y solo un 10% tiene la pauta completa. Este es un colectivo muy vulnerable al virus, puesto que su riesgo de enfermar gravemente es muy alto, así como de ingresar, y Salud insiste en que es prioritario vacunarlos.

Preguntada por si el problema en este grupo es que solo se inocula AstraZeneca, la vacuna más cuestionada por los infrecuentes casos de trombosis y que, aún así, es la preferida por los colectivos esenciales, Cabezas no lo ha descartado. En efecto, ha admitido que probablemente habrá que abrir nuevas estrategias para captar a estas personas, a pesar de que no ha concretado si esto pasará por ofrecerles otra vacuna.

Las autoridades sanitarias han comparecido desde Alcarràs (Lleida), un territorio que sufrió mucho el año pasado, sobre todo en verano, con los diferentes brotes que proliferaron dentro del sector hortofrutícola. Este jueves se ha conocido un foco en la empresa de cerezas Cerima Cherries de Tivissa (Ribera d'Ebre) que afecta ya a 71 personas: 60 trabajadores y 11 contactos estrechos. El departamento ha propuesto a la empresa vacunar a los empleados con resultados negativos en el cribaje, como ya se hace con otros temporeros de la fruta dulce. La secretaria de Salud Pública ha explicado que ya se están haciendo inspecciones en la empresa y que es un “brote controlado que se está estudiando y siguiendo desde todos los frentes”. 

stats