Economía 22/12/2021

El covid hunde la facturación de Fira de Barcelona a la mitad de lo previsto y hace que entre en pérdidas

Su presidente, Pau Relat, es "moderadament optimista" de cara al 2022

2 min
El consejero delegado de Feria de Barcelona, Constantí Serrallonga; el presidente, Pau Relat, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau ; el consejero de empresa, Roger Torrent, y la presidenta de la Cámara de Barcelona, Mònica Roca, durante la presentación.

La pandemia sigue mordiendo la cuenta de resultados de Fira de Barcelona, que durante el 2021 ha visto cómo sus ingresos caían hasta los 60 millones de euros. Esto es menos de la mitad de lo previsto hace un año y una cuarta parte de lo que facturaba en 2019, el año anterior a la llegada del covid.

Los ingresos de 2021 incluso son inferiores a los de 2020, cuando se llegó a los 82 millones de euros. Según el director general de la Fira, Constantí Serrallonga, esto se debe al hecho de que en 2020 (a pesar de que se celebraron menos salones) se suspendieron acontecimientos que ya tenían servicios contratados.

El resultado de todo es que Fira de Barcelona entró en pérdidas, puesto que obtuvo un ebitda (resultados antes de intereses, amortizaciones y otros conceptos) de -10 millones de euros. En 2020, entre los recortes de gastos que se hicieron y los ERTE que se aplicaron, la institución consiguió esquivar las pérdidas y cerrar con un ebitda de tan solo 100.000 euros (el resultado neto todavía no se ha publicado).

En la rueda de prensa que se ha celebrado este miércoles, Serrallonga ha defendido que el papel de la Fira no es ganar dinero sino hacer de motor de la economía. Aún así, ha asegurado que la Fira "mantiene intacta su solidez y su solvencia como institución".

El reto para Fira de Barcelona este 2022 es importante. Su presidente, Pau Relat, ha explicado que es "moderadamente optimista" de cara al año entrante y que espera llegar a una facturación de 170 millones de euros, una cifra que se situaría al nivel que tenía en 2016.

Aún así, hay riesgos importantes. Tal como explicaba el ARA la semana pasada, sobre los dos principales salones que se tienen que celebrar el próximo año (el Mobile World Congress y el Integrated Systems Europe) sobrevuela la nueva variante ómicron del coronavirus, que está esparciendo las restricciones por toda Europa. La buena marcha de inscripciones que habían vivido estas dos ferias en los meses anteriores se ha frenado e incluso se están viendo algunas cancelaciones.

Serrallonga ha destacado la voluntad de los organizadores del MWC y el ISE de mantener los salones. "En este momento ellos tienen la voluntad de sacarlos adelante. Están absolutamente orientados a celebrarlos", ha dicho.

El ISE se celebra dentro de un mes y medio, la primera semana de febrero, y el MWC la última de ese mes. Durante el 2022 también se tiene que celebrar Alimentaria, otra de las joyas de la corona de la Fira.  

stats