Defensa
Internacional 26/04/2021

España aumenta su gasto militar un 9,4% en el año de la pandemia

La pandemia no frena el gasto militar mundial, que se eleva a los dos billones de dólares, un 2,6% más que en 2019

3 min
Una arma tipo MG3 de las fuerzas armadas alemanas está preparada para embalarla en contenedores con otras armas destinadas al norte de Irak en una base militar a Waren

BarcelonaEspaña ha aumentado su gasto militar un 9,41% durante el año de la pandemia, de 20.050 a 21.623 millones de euros, que equivalen a 55 millones diarios, y según los cálculos del Centre Delàs d'Estudis per la Pau supone más de un 3,93% del presupuesto del Estado y un 1,8% del PIB. La inversión en investigación y desarrollo militar prevista para 2021 es de 861 millones y es más que la partida de investigación y desarrollo sanitario, que es de 287 millones. El gobierno español también ha aumentado el gasto en compra de armas, mientras que según la Coordinadora Española de ONGD "España es uno de los países que en 2020 redujo su gasto en cooperación, una partida a la que el próximo año se destinarán 3.115 millones de euros".

La pandemia no ha hecho que los gobiernos se replanteen su gasto militar: al contrario, en 2020 en el mundo se gastaron 1,981 billones de dólares (1,650 billones de euros), un 2,6% más que el año anterior, que ya había registrado la cifra más elevada desde el final de la Guerra Fría, según el informe que ha publicado este lunes el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (Sipri). Este crecimiento del 2,6% del gasto militar mundial contrasta con la caída del producto interior bruto (PIB) de un 4,4% con la crisis del covid-19. De resultas de esto, en 2020 la partida militar logró una media del 2,4% del gasto global.

"Podemos decir que la pandemia no tuvo un impacto significativo en el gasto militar mundial del 2020", afirma Diego Lopes da Silva, investigador del Programa de Armas y Gasto Militar del SIPRI y uno de los autores del informe. "Falta ver si los países mantendrán este nivel de gasto militar durante el segundo año de pandemia", añade.

Los EE.UU. y China, los que gastan más

El país del mundo con más gasto militar son los Estados Unidos, que acaparan un 39% del gasto global. La deriva de la administración Trump y la creciente preocupación ante el rearme de China y Rusia han aumentado la factura armada de Washington. En 2020 llegó a los 778.000 millones de dólares, un incremento interanual del 4,4%. Fue el tercer año de crecimiento consecutivo del gasto militar estadounidense, después de siete años de reducciones continuadas. El incremento se explica por "la fuerte inversión en investigación y desarrollo, y a algunos proyectos a largo plazo como la modernización de su arsenal nuclear y la adquisición de armas a gran escala", apunta Alexandra Marksteiner, del SIPRI. La administración Biden no ha dado señales de que esté dispuesta a rebajar el coste que supone mantenerse como primera potencia militar mundial. Jordi Calbó, del Centre Delàs d'Estudis por la Pau, denuncia que "la tendencia global hacia una militarización extrema de las relaciones internacionales es una realidad que parece no tener fin".

En segundo lugar se sitúa China, que hace tiempo que está pulsando el acelerador para ponerse al nivel de las grandes potencias militares, con un gasto que el año pasado alcanzó los 252.000 millones de dólares, un 1,9% más que el año anterior y un 76% más respecto a la década 2011-20.

Después de los Estados Unidos y China, la India, Rusia y el Reino Unido son los países con más gasto militar: los cinco juntos suman el 62% del total mundial.

En cuanto a los países de la OTAN, la recesión ha hecho que el gasto militar también aumente por encima del 2% de gasto del PIB que reclama la Alianza en 12 países: en el caso de Francia, por ejemplo, esta barrera se ha superado por primera vez desde el 2009.

Chile y Corea del Sur, las excepciones

Algunos países son la excepción a la norma y han decidido rebajar la factura militar para afrontar la respuesta a la pandemia: es el caso de Chile o Corea del Sur. "Otros países, como Brasil o Rusia, no lo han reconocido explícitamente, pero han gastado considerablemente menos que lo que habían presupuestado en 2020", añade Lopes da Silva. Al contrario, el gobierno de Viktor Orbán en Hungría ha aumentado su gasto militar como parte de su plan de estímulo en respuesta a la crisis económica derivada de la pandemia.

Más de 140 organizaciones de la sociedad civil de 30 países diferentes que han hecho público un llamamiento a los gobiernos de todo el mundo para que reduzcan sus gastos militares, para destinarlo a hacer frente a la crisi sanitaria y la crisis ecosocial. Alertan de que con una reducción del 10% en el gasto militar mundial se podría financiar la educación universal (Objetivo de Desarrollo Sostenible 4) y con el 9% del total se podría financiar en diez años la adaptación al cambio climático que propone la Global Commission on Adaptation; solo con 26 horas sin gastar dinero en armas se podría quitar del hambre a 34 millones de personas, o con los gastos militares de los estados miembros de la UE durante los últimos 4 años se podría financiar el Green New Deal Europeo.

stats