Internacional  /  Europa 13/05/2022

Gazprom corta la entrega de gas a Europa por Polonia

Las antiguas filiales extranjeras del operador ruso quedan excluidas del comercio de gas con Moscú

3 min
Una instalación de procesamiento de gas operada por la empresa Gazprom.

Dortmund (Alemania)El mercado de gas no encuentra la calma. Primero fue el anuncio del Kremlin de solo permitir pagar con rublos el gas ruso ; después el corte de la entrega a Polonia y Bulgaria ; posteriormente, ya esta semana, Ucrania ha tenido que cortar el flujo de gas a través de un gasoducto de tránsito porque asegura que los ataques rusos en la región de Lugansk no garantizan una distribución segura; y en las últimas horas, el gigante energético ruso Gazprom ha comunicado que deja de suministrar gas a Europa a través del tramo polaco del Yamal, uno de los principales gasoductos que recorre Europa.

Por si las turbulencias fueran pocas, las contramedidas que ha anunciado Rusia como reacción a las sanciones occidentales que se le han impuesto afectan desde este jueves a más de 30 empresas de la UE, Estados Unidos y Singapur. “En general la situación se agudiza. Los anuncios [de Moscú] de utilizar la energía como arma se están haciendo realidad en varios puntos”, ha resumido el ministro de Economía alemán, Robert Habeck.

El anuncio de Gazprom llega poco después de que Finlandia confirmara su intención de integrarse en la OTAN y unos días más tarde de que el G-7 se comprometiera a dejar de depender de la energía rusa como respuesta a la guerra en Ucrania. “Por eso reduciremos con todas las consecuencias, a cero y para siempre, nuestra dependencia de la energía rusa”, dijo el martes, precisamente desde Kiev, la ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, que este jueves y hasta el sábado es anfitriona de una cumbre que reúne a todos los jefes de la diplomacia del G-7.

En su comunicado publicado en Telegram, Gazprom justifica que la medida aplicada “significa la prohibición de utilizar un gasoducto que pertenece al grupo Europol Gaz [a cargo de la parte polaca del gasoducto Yamal-Europa] para transportar gas ruso vía Polonia”. El gigante gasístico apunta que la parte polaca había violado en varias ocasiones los derechos de Gazprom como accionista de Europol Gaz y recuerda que el 26 de abril se incluyó a Gazprom en la lista de sancionados, con lo cual la empresa no puede ejercer sus derechos sobre las acciones del grupo polaco ni recibir dividendos.

31 empresas sancionadas

Según un decreto del Kremlin publicado la noche del miércoles al jueves, las antiguas filiales extranjeras de Gazprom están ahora completamente excluidas del comercio de gas con Rusia. En total, hay 31 compañías en la lista de sanciones. “Las empresas no pueden continuar participando en el proceso”, dijo el portavoz del gobierno ruso, Dmitri Peskov, según la agencia de noticias Interfax. Rusia dejará de mantener relaciones comerciales con las empresas sancionadas, añadió. Esto impide el acceso al gas a importantes comerciantes y operadores de almacenamiento.

Alemania, en su rol de locomotora europea, está muy preocupada pero no quiere aumentar el nivel de alarma. La empresa alemana Wingas, que es una de las principales proveedoras de gas y abastece a numerosos servicios públicos municipales y también fábricas, es una de las principales afectadas. Wingas tendrá que cubrir ahora parte de sus necesidades con otras fuentes y tendrá que pagar precios más altos. También está en el punto de mira Gazprom Germania, a quien el ministerio de Economía alemán ya había puesto recientemente bajo tutela estatal después de que la filial del gigante energético ruso fuera vendida a un grupo empresarial opaco.

Con la nueva actuación de Rusia, el sector del gas teme que el abastecimiento energético vuelva a ser más difícil. “Con las nuevas sanciones rusas, la cuestión es si el suministro de gas ruso a la UE se reducirá ahora”, ha afirmado Sebastian Bleschke, director de la asociación de operadores de almacenamiento de gas en Alemania. “Si esto pasa, el gas tendrá que obtenerse de otras fuentes, con lo cual aumentará la presión sobre los mercados y sin duda se notará en los precios del gas”, ha dicho al Frankfurter Allgemeine Zeitung.

stats