Líbano
Internacional 15/10/2021

Al menos seis muertos en una protesta en Beirut contra el juez que investiga la explosión del puerto

Escenas de guerra en la capital hacen temer el estallido de la violencia sectaria en un estado fallido

3 min
Un combatiente chiita  durante los enfrentamientos en la zona de Tayouneh, al suburbio sur de la capital Beirut.

BarcelonaAl menos seis personas han muerto por disparos de bala en una protesta convocada por Hezbol·lah en Beirut contra el juez que investiga la devastadora explosión del puerto en agosto de 2020. Centenares de seguidores del movimiento chiita vestidos de negro se han concentrado este jueves ante el Palacio de Justicia para exigir la dimisión del juez Tarek Bitar, a quien acusan de ser un "esclavo de América" por intentar investigar el papel de altos cargos del gobierno en la explosión de los depósitos de nitrato de amonio que causó 209 muertos, 9 desaparecidos, 6.500 heridos y barrios enteros de la capital libanesa en ruinas. El material altamente inflamable se había almacenado sin ningún control durante años y causó una de las peores explosiones no nucleares de la historia.

Durante la protesta se han oído disparos de francotiradores desde azoteas, que han durado horas, además de varias explosiones que parecían fuego de mortero. El tiroteo, en un lugar que había sido el frente durante la guerra civil (1975-1990) que desangró al país, es uno de los episodios violentos más graves de los últimos años, y se suma a la grave crisis política, financiera y social que vive el Líbano.

Las televisiones han vuelto a mostrar imágenes que recuerdan a los años más duros de la guerra, con la gente corriendo por la calle por guarecerse de las balas. Una de las víctimas era una mujer que ha recibido el impacto de una bala cuando estaba en su casa. Según fuentes militares mencionadas por Reuters, todas las víctimas son de la comunidad chiita. El peligro es que acabe derivando en violencia sectaria con la crisis de fondo del país. En una escuela de primaria próxima al lugar de los hechos, los maestros han hecho que los alumnos se estiraran en el suelo con las manos protegiéndose la cabeza. El tiroteo se ha producido en la rotonda de Teyouneh, que divide los barrios cristianos y los chiitas.

Evacuación de una víctima después de haber estallado disparos en Beirut.

El ejército ha intervenido y ha arrestado a uno de los tiradores, del cual no se ha revelado la identidad. Según la Cruz Roja, además de los muertos también habría 12 heridos. El primer ministro, Najib Mikati, ha hecho un llamamiento a la calma y ha pedido a la gente que se vaya de la zona. Hezbol·lah y el movimiento chiita Amal han pedido en un comunicado a sus seguidores que no se dejen "arrastrar hacia una discordia maligna".

Obstáculos en la investigación

La escalada llega en plena tensión sobre la investigación del puerto, después de que el secretario general de Hezbol·lah, Hassan Nasrallah, acusara al juez de actuar con "intencionalidad política" para imputar a altos cargos. Durante meses el juez Bitar ha intentado procesar a cuatro exministros, dos de los cuales pertenecen a Amal, y el ex primer ministro Hasan Diab, por las negligencias que llevaron al desastre. El juez también había pedido interrogar a dos generales que ocupan responsabilidades en el aparato de seguridad del estado, pero tanto el ministerio del Interior como el Alto Consejo de Defensa lo han impedido.

En cambio, el presidente, el cristiano Michel Aoun, y el primer ministro, Najib Mikati, han apoyado al juez, que ya asumió el caso después de que el primer magistrado que lo llevaba fuera cesado cuando ordenó investigar a algunos ministros. Human Rights Watch, activistas y familiares de las víctimas de la explosión, han acusado a la élite política libanesa de obstruir la investigación para garantizar la "total impunidad" de los máximos responsables del país.

La Unión Europea y los Estados Unidos han exigido que la investigación se pueda desarrollar sin obstáculos y ponen esta condición para entregar fondo de ayuda al país, hundido en una grave crisis financiera, que llevó incluso a la suspensión temporal del abastecimiento eléctrico público por falta de combustible la semana pasada. Hoy por hoy, ningún alto cargo del país ha sido condenado por los hechos.

stats