Internacional 27/04/2021

¿Qué sabemos de la variante del coronavirus detectada en la India?

Descubierta en octubre, se ha encontrado en 21 países y es mayoritaria en algunas zonas del país asiático

3 min
Un paciente de covid -19 con una máscara de oxígeno es introducido a una ambulancia para ser trasladado al hospital, este lunes a la ciudad india de Ahmedabad

BarcelonaEl número de contagios de covid-19 en la India está batiendo todos los récords. Se han llegado a notificar más de 300.000 nuevos casos en un solo día. Además, en algunas regiones, como por ejemplo el estado de Maharashtra, del que Bombay es la capital, el 60% de las muestras analizadas son de una variante del virus que los científicos conocen con el nombre de B.1.617. Estos datos, junto con el hecho de que esta variante también se ha detectado en Europa y en los Estados Unidos, han motivado que equipos científicos de todo el mundo se hayan puesto a estudiarla.

Hasta ahora, sin embargo, se tienen pocas muestras. En la India se ha identificado en 298 casos, que representan un 60% de todas las muestras analizadas, pero que son un porcentaje muy pequeño del total de casos. En el resto del mundo se ha encontrado en 358. Esta escasez de datos indica que es pronto para discernir si esta variante es responsable del aumento de casos en el subcontinente indio. "Es muy difícil comparar variantes diferentes en países diferentes", considera Júlia Vergara, investigadora del Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del IRTA. "La situación es muy diferente aquí que en ciertas regiones de la India, que están superpobladas, y donde se aplican pocas medidas higiénicas", añade. Segons Roger Paredes, jefe de la sección de enfermedades infecciosas de Can Ruti e investigador de IrsiCaixa, "es cierto que en la India hay una nueva variante, pero también lo es que esta variante ha entrado en un continente muy densamente poblado, con un sistema de salud asimétrico y con mucha gente muy pobre, donde es difícil implementar las medidas de distancia física, higiene de manos y el uso de mascarilla". "Y además —añade— la población está poco vacunada".

Según el investigador, en la situación de la India "es más importante el contexto que la parte puramente biológica de la variante". "De entrada, no parece una variante más preocupante que la británica, que se ha controlado bastante bien en nuestro entorno", dice. En declaraciones a la agencia Science Media Centre, el director de la iniciativa genómica covid-19 en el Wellcome Sanger Institute del Reino Unido, Jeffrey Barrett, ha explicado: "Ya vimos algunas secuencias de la variante B.1.617 a finales del año pasado, de forma que si está causando la oleada en la India, ha necesitado unos cuantos meses para llegar al estado actual, cosa que sugeriría que probablemente es menos transmisible que la variante B.1.1.7 [más conocida como variante británica]".

Confianza en las vacunas

La variante B.1.617 presenta 13 mutaciones, dos de las cuales en la proteína S de la superficie, la espícula que el virus usa para entrar en las células e infectarlas. Además, estas dos mutaciones son compartidas con otras variantes. La mutación L452R está presente en la variante detectada en California, que podría ser un 20% más infecciosa, según un estudio publicado en la revista Cell, y la mutación E484Q es muy parecida a una mutación de las variantes surafricana y brasileña, que son capaces de evadir un cierto anticuerpo. De todas maneras, a pesar de que todavía faltan estudios, Tabicas sostiene que "tanto las vacunas actuales como la protección que confiere la infección nos protegen de las variantes que se conocen hasta ahora, y muy probablemente harán lo mismo con esta variante".

A pesar de que todavía es pronto, sobre la cuestión de la protección ya se ha publicado un trabajo científico en el repositorio online BioRxiv. El estudio, que no está revisado por expertos ni ha pasado el proceso de edición de ninguna revista científica, indica que tanto el plasma de personas que han pasado la enfermedad como el de gente inmunizada con la vacuna Covaxin, desarrollada en la India a partir de una forma inactivada del coronavirus, son capaces de neutralizar la variante B.1.617 en cultivos de laboratorio.

De momento, esta variante está clasificada como variante en investigación pero no como variante preocupante. Para saltar de una categoría a la otra, se tendría que demostrar alguna de las propiedades siguientes: que es más transmisible, más virulenta o bien que evade la inmunidad de la infección natural o de la vacunación, cosas que todavía no se han podido determinar.

stats