Media 12/11/2021

'Veneno' impulsa la representación LGTBIQ en la ficción española de 2020

Sin la serie de los Javis, las cifras caen drásticamente

2 min
Daniela Santiago en el papel de Veneno

BarcelonaEn 2020 la representación LGTBIQ en las series creció casi un punto respecto al año anterior, del 7,4% al 8,2%, según el último informe del Observatorio de la Diversidad en los Medios Audiovisuales (ODA). La entidad señala que buena parte de la mejora de los datos se debe de a Veneno, la serie de los Javis sobre la vida de Cristina Ortiz, y que sin esta ficción el porcentaje de representación LGTBIQ caería del 8,2% al 6,9%. Además, señalan que el crecimiento se concentra solo en 6 de las 49 series analizadas. En cuanto a los números absolutos, las cifras se mantienen constantes (80 personajes en 2019 y 83 en 2020).

El informe también remarca que Veneno ha sido capital para mejorar la representación trans en la ficción. En el ámbito televisivo, dejando de lado a la serie de los Javis, se han contabilizado tres mujeres trans y dos hombres trans, unas cifras absolutas mejores que las de 2019, cuando hubo dos mujeres y un hombre trans. Desde ODA remarcan que, a pesar de que las cifras mejoran, las narrativas de estos personajes continúan estando llenas de estereotipos y en muchos casos responden a visiones sesgadas porque están escritas por personas cisgénero –personas que se identifican con el género con el que nacieron–. En este sentido, el informe cita como ejemplo al personaje de Alba Recio, de la comedia La que se avecina. "Alba es el claro ejemplo de un personaje trans que está en una producción solo para ser objeto de burla por su identidad", destacan.

Sobre el debate alrededor de quién tendría que interpretar los personajes trans en la ficción, la entidad cree que son papeles que tendrían que recaer en actores y actrices trans, hecho poco habitual en la ficción española, como se ve en la mencionada La que se avecina, en donde es un hombre cisgénero quien da vida a Alba Recio, o en La casa de papel, en donde Belén Cuesta interpreta a una mujer trans. "Crear una producción inclusiva no solo implica asignarles papeles protagonistas. Un recurso muy sencillo para apoyar a la comunidad trans es contratar a estas personas para interpretar personajes secundarios, que no necesariamente requieren el desarrollo de una trama personal", dicen desde ODA.

Por primera vez el informe también recoge información sobre la representación en la ficción de las personas con discapacidad. En este sentido, un 19% de las series analizadas incluyen entre sus personajes a personas con discapacidad. Pero en esta representación hay un sesgo de género: mientras que casi el 60% de personas con discapacidad son mujeres, en la ficción solo representan el 46% de los personajes (54% son hombres).

stats