Misc 12/12/2020

La Agencia Tributaria desoyó un informe de Anticorrupción de 2018 y no investigó al emérito

Cherchez la femme o la pieza 'Carol' de Juan Carlos I

Ernesto Ekaizer
3 min
La figura de Joan Carles I ja només és tabú al Congrés

Madrid¿Carol? La pieza, ya archivada, por la que se abrió la investigación de posibles delitos del rey Juan Carlos I en la Audiencia Nacional fue bautizada a raíz de la carpeta de documentos hallados en el domicilio del socio del excomisario José Manuel Villarejo. ¿Y quién es Carol?. Fuentes jurídicas consultadas señalan que Carol, aunque su nombre empiece con la letra inicial de Corinna zu Sayn Wittgenstein, es el nombre de una amiga del empresario y millonario mexicano Allen Sanginés-Krauze, quien ha apoyado con dinero a Juan Carlos I y que le presentó a una de sus amigas, Carol.

La presencia del nombre de otra mujer en esta causa, evoca a Alejandro Dumas (padre) quien en su novela Los mohicanos de París apuntaba a las investigaciones policiales: Cherchez la femme, pardieu cherchez la femme -Busquen a la mujer, por Dios! Busquen a la mujer-. El primero que se topó con Carol fue el magistrado Diego de Egea, en la Audiencia Nacional. Quiso cerrar a marchas forzadas, en septiembre de 2018, la causa abierta sobre los posibles delitos que pudo cometer el rey Juan Carlos I.

De Egea preparó el sobreseimiento libre del excomisario José Manuel Villarejo. Le tomó declaración y dio por concluida la farsa de "investigación". No hay infracción penal y el rey Juan Carlos goza de inviolabilidad. De Egea mencionaba un informe de la Agencia Tributaria, pero no reflejaba lo que decía. En el auto, dictado el 7 de septiembre de 2018, el mismo día en el que la Fiscalía elevó su informe pidiendo el sobreseimiento provisional, el juez da el carpetazo. Señala: "No deduciéndose, por lo tanto, de las diligencias de instrucción llevadas a cabo indicios racionales de haberse perpetrado los hechos que dieron motivo a la formación de la presente causa por parte del investigado José Manuel Villarejo por lo que procede el sobreseimiento libre (artículo 637.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal)".

Pero unas líneas más abajo, en la parte dispositiva, el juez decreta el "sobreseimiento provisional de las actuaciones conforme al 641.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal". El objetivo de De Egea, según fuentes judiciales, era decretar la pieza cosa juzgada. Que ya no se pudiera reabrir. No debió de revisar el auto y quedó la huella de su plan.

Los informes

Será el juez Manuel García-Castellón al reabrir la pieza, el 27 de julio de 2020, quien dará cuenta en su auto de los informes de la Fiscalía y de la Agencia Tributaria. En su informe del 7 de septiembre de 2018, al que ha tenido acceso el ARA, la Fiscalía anunciaba una investigación por delito de cohecho fuera del procedimiento Carol e invitaba a la Agencia Tributaria a actuar en el tema fiscal.

En el punto cinco señalaba: "Las potenciales contingencias tributarias que indiciariamente revelan las conversaciones sí es posible que merezcan la atención de las autoridades tributarias y, en su caso, pudieran derivar en el futuro en las correspondientes denuncias por delito fiscal". Y añadía: "En este sentido, los técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) emitieron un comunicado el pasado día 12 de julio en el que manifiestan que las conversaciones publicadas [entre Corinna zu Sayn-Wittgenstein] "tienen la entidad suficiente para que la AEAT les preste la máxima atención y las verifique".

En cuanto a la Agencia Tributaria, cuya respuesta De Egea no reflejó en 2018, esta contestó en menos de un día que el rey no había presentado la declaración del 720 sobre bienes y derechos en el extranjero y que no tenía constancia de que tuviera cuentas corrientes en el exterior. La Agencia Tributaria no se dio por aludida ni en esa ocasión ni en los dos años y cinco meses posteriores. Se convirtió en muda y sorda. Pudo abrir una inspección. Pero no lo hizo.

stats