Misc 30/08/2021

El análisis de Antoni Bassas: 'Illa suspende en historia de Catalunya'

La afirmación de Illa no se sostiene, no se aguanta. Es mentira, objetivamente. Es lamentable que alguien que aspire a presidir Catalunya suspenda en historia de Catalunya de una manera tan clamorosa

3 min

Salvador Illa fue entrevistado ayer por el Diari de Girona y dijo que el Procés ha sido lo peor de los últimos 300 años. La afirmación es tan sorpresiva que hoy en el ARA nos hemos hecho eco de la entrevista a Illa, ahora líder de la oposición y futuro primer secretario del PSC en sustitución del ahora ministro de Cultura y Deportes Miquel Iceta. Para no quedarnos en el titular, vamos a la respuesta. Illa declaró:

La afirmación de Illa no se sostiene, no se aguanta. Es mentira, objetivamente. Por desgracia, ha habido momentos tan dramáticos en la historia de Catalunya en los últimos 300 años que es lamentable que alguien que aspire a presidir Catalunya suspenda historia de Catalunya de una manera tan clamorosa. En los últimos 300 años hemos tenido la invasión, el asedio y la represión brutal de las tropas castellanofrancesas del 1714 que culminan con el Decreto de Nueva Planta, la Guerra del Francés, la Semana Trágica, el pistolerismo, la dictadura de Primo de Rivera, la Guerra Civil con los bombardeos sobre población civil, el exilio y la diáspora de centenares de miles de catalanes, la dictadura franquista con los fusilamientos y los “habla en cristiano”. ¿De que está hablando Salvador Illa?

El empobrecimiento económico de estos diez años de los que habla es incomparable con el empobrecimiento de otras épocas. ¿Hay que explicarle cómo estaba Catalunya en 1939? ¿O las cartillas de racionamiento que hubo hasta 1952? No confunda empobrecimiento con el hecho de que haya empresas que trasladen la sede fuera de Catalunya como resultado de la presión y la campaña del miedo del gobierno español contra un movimiento democrático como el independentista. Sobre el empobrecimiento de Catalunya: a España, sin Catalunya, no le salen los números, ni para pagar las facturas, ni los sueldos, ni las pensiones. Quizás habla de la España que está agarrada a los 140.000 millones de los fondos Next Generation como el náufrago a la tabla de salvación en alta mar. Y en fin, Catalunya sería bastante más rica si pudiera disponer de su esfuerzo fiscal en una proporción justa, no como ahora. Sobre la pérdida de prestigio internacional: supongo que habla de España, que no ha conseguido ni una sola extradición de las que ha pedido desde 2017 y que sale junto a Turquía en informes de los parlamentarios del Consejo de Europa. O quizás habla del rey Juan Carlos. Y sobre la convivencia: enviar a la policía a pegar a la gente por votar no es la mejor manera de preservar la convivencia.

Illa lo que dice es Constitución, Estatut y peix al cove, statu quo, business as usual y federalismo de este declarativo que no compromete a nada, y menos al PSOE.  

Illa dice esto porque se ha propuesto estar vivo políticamente y mediáticamente, porque lucha por la presidencia y no quiere quedar atrapado entre el protagonismo del gobierno catalán y del gobierno español, no quiere caer en la irrelevancia, como Arrimadas. Y quiere hacer la batalla cultural, la batalla del relato, que consiste (y lo dice al principio) en “pasar página” del Procés y equipararlo a las páginas más terribles de la historia contemporánea de Catalunya. Pero en las batallas se cometen errores, y ayer Illa cometió uno, que es el de exagerar.

Un recuerdo para los exiliados y para los represaliados. Y que tengamos un buen día.

stats