Misc 11/01/2017

Cospedal Vs. Bárcenas, el 16 de enero

"Una contraprogramación en toda regla"

Ernesto Ekaizer
2 min
El ministre de Defensa quan va succeir la tragèdia del Iak-42, Federico Trillo.

Hábil movida de pieza. La ministra María Dolores de Cospedal elige comparecer el lunes día 16 de enero en la Comisión de Defensa del Congreso para explicar la catástrofe del Yak-42 reactualizado por el dictamen del Consejo de Estado. La ministra sabía, claro, desde hace meses, que este lunes 16 presta declaración el ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, en el juicio del caso Gürtel.

Una contraprogramación en toda regla. La ministra va a contar que el vuelo caído en Turquía que provocó la muerte de 62 militares en mayo de 2003 nunca debió haber despegado, mientras que Bárcenas va a responder desde el banquillo por sus propios negocios corruptos con la trama de Francisco Correa y delitos fiscales varios. En este juicio no se ventila la contabilidad B del PP. Eso será a finales de 2017 o 2018, vaya uno a saber.

La ministra de Estado, pues, versus el ex tesorero corrupto. Estupenda postal. Cospedal viene a decir: tengo las manos libres, yo no estaba en el Gobierno de José María Aznar. Pero el que sí estaba, Mariano Rajoy, era ministro de la Presidencia y vicepresidente primero del gobierno, y defendió la actuación de Trillo en 2003. En marzo de 2009 pidió perdón. No le costaba nada. Ya había promovido a Trillo, un año antes, al cargo de portavoz de Justicia del PP en el Congreso. "No va a quedar inhabilitado por los siglos de los siglos", explicó entonces. Y el martes 3 de enero, al ser preguntado por el dictamen del Consejo de Estado del 20 de octubre de 2016 negó saber que existía, pero se cubrió: “eso”, el Yak-42, “ya estaba sustanciado judicialmente, ha ocurrido hace muchísimos años” Otro que también estaba en el Gobierno de Aznar en 2003 era Rafael Catalá, entonces secretario de Estado de Justicia, quien ahora considera un error pedir perdón y ve en Trillo una víctima del caso Yak-42.

La apropiación del dictamen del Consejo de Estado tiene rentabilidad para Cospedal. Le sirve para exhibir poder a la hora de renovar su mandato de secretaria general del PP. Extrae dividendos de un político amortizado como Trillo. ¿Y la investigación que ha prometido a los familiares de las víctimas? Si no se encuentran los contratos del Ministerio de Defensa con los subcontratistas – se los han denegado a la sección cuarta del Consejo de Estado que hizo la instrucción del caso-, no se avanzará más allá del dictamen ya conocido.

Y aquí paz y después gloria.

stats