Futbol
Misc 01/06/2021

El Madrid ficha a Ancelotti, la quinta opción de Florentino

El técnico de la 'décima' vuelve al club blanco para relevar a Zidane

3 min
Carlo Ancelotti y Zinedine Zidane, en una imagen de archivo del 2017

Florentino Pérez ha ido al grano y solo ha estado una semana sin entrenador. Después de la despedida de Zinedine Zidane, el Real Madrid ha cerrado la contratación de Carlo Ancelotti para las próximas tres temporadas, según informaba en un comunicado. El italiano será presentado este miércoles en Valdebebas, donde ofrecerá su primera rueda de prensa. Después de marcharse de Chamartín por la puerta de atrás, ahora hace seis años, Florentino vuelve a dar las llaves del banquillo blanco al entrenador que ganó la décima. Un entrenador que, como dijo a través de las redes, siempre ha "tenido al Madrid en el corazón".

Zidane anunciaba la semana pasada que se marchaba, pero en realidad ya hacía días que se daba por hecho que haría las maletas. De hecho, el entrenador, que había expresado sus dudas respecto a continuar o no dirigiendo el equipo, se reunió con el presidente unas semanas antes de acabar la temporada. Le dijo que se lo "pondría fácil" y que se pronunciaría lo más rápido posible. Lo hizo justo tres días después de acabar la competición. Ese mismo día empezaban los contactos formales con los candidatos a sustituirlo.

Carlo Ancelotti fichó por el Real Madrid en 2013

Allegri era la grande apuesta

El casting ha sido rápido. Pero intenso. Y con algunos portazos sonados. El primero, el de Massimiliano Allegri, la gran apuesta del presidente para encargarse del banquillo. Pero, cuando lo fue a buscar, ya lo tenía todo apalabrado con el Juventus. Mauricio Pochettino y Antonio Conte eran dos alternativas que tampoco cuajaron. Ni Raúl. Al final apareció el nombre de Ancelotti, un entrenador que ya había manifestado en alguna ocasión que le gustaría volver al Bernabéu. Las negociaciones fueron rápidas, con él y con el Everton, el club del que se desvinculó -tenía contrato hasta el 2024- unas horas antes de anunciarse su fichaje para el Real Madrid. "Quiero dar las gracias al club, a los jugadores y a los aficionados, pero he decidido marcharme porque tengo por delante un gran reto", añadía Carletto en Twitter.

Descartadas las opciones que más le gustaban, el presidente se ha encomendado a un técnico de garantías, avalado sobre todo por su currículum en la primera etapa en la casa blanca (2013-2015). Un "pacificador", como lo llamaban en Chamartín, por su buen trato con todos los estamentos del club, y también con el entorno. Carletto no era la primera apuesta de Florentino, ni mucho menos. Más que un gestor de grupos, el presidente buscaba a un entrenador más joven, autoritario y con prestigio. Alguien con quien empezar de cero un nuevo proyecto mirando al futuro.

La quinta opción

Allegri era la opción ideal. Y una vez vio que era inviable, Florentino se acercó a Conte. Las negociaciones con el exentrenador del Inter de Milán se rompieron por las pretensiones económicas que exigía y porque no había acuerdo con los fichajes de cara a la temporada próxima. Después de Conte venía Pochettino, un nombre que desde hace años ha sonado para el Madrid. Este 2021 habría sido su turno de no ser que tiene contrato en vigor con el París Saint-Germain y la entidad francesa, a pesar del mal final de temporada -perdiendo Liga y Champions-, no se quiere desprender de él. Florentino, como explicaba As, ha querido evitar peleas con el club en el que hay una de las perlas que quiere para el futuro, Mbappé, y que está gestionado desde Qatar. La última opción, la de Raúl, también quedaba descartada porque en la zona noble del Bernabéu todavía lo ven demasiado verde para ser el primer entrenador. De momento, el exdelantero madridista seguirá entrenando al Castilla, y solo actuaría como recambio si hubiera que hacer un cambio de urgencia a mitad de temporada.

Carletto, de 61 años, vivirá su segunda etapa en el Madrid, el club en el que aterrizó en 2013 para relevar a José Mourinho. El portugués había perseguido sin éxito la Champions, que finalmente conseguiría Ancelotti un año después. La décima, además de una Copa, una Supercopa de Europa y un Mundial de clubes fueron los botines del italiano, que ganó cuatro de las nuevas competiciones que disputó. Pero en 2015 Florentino se cansaría, porque a su entender daba demasiada cuerda al vestuario. Era el año en el que el Barça ganaba el triplete. Ahora, a falta de poder encontrar un perfil más autoritario y revolucionario, Florentino se encomienda a un gestor de vestuario, como también lo era Zidane en su día y como lo fue Del Bosque. Curiosamente, los únicos que han reinado en Europa con el empresario presidiendo el palco del Bernabéu.

stats