Partidos
Política 02/07/2022

Jaume Giró se erige en la voz pragmática de Junts

A la espera del debate interno sobre nuevos liderazgos, marca perfil en un momento en el que está en juego la orientación del partido

2 min
El consejero de Economía , Jaume Giró.

BarcelonaYa hace meses que se entrevé en sus discursos, pero esta semana el conseller de Economía, Jaume Giró, ha dado un paso más que lo sitúa como una de las voces pragmáticas de Junts a la espera de que se produzca el debate interno en el partido sobre nuevos liderazgos de cara a las próximas elecciones en el Parlament. A pesar de no haber sido dirigente, ha reivindicado abiertamente Convergència así como los gobiernos de Jordi Pujol y exdirigentes como Artur Mas, Xavier Trias o Antoni Subirà. “Mi aspiración es saber estar a la altura, con mis acciones y decisiones, de la responsabilidad que significa sentirme heredero de esta tradición [convergente] y de su legado”, declaró el jueves aprovechando un acto de homenaje a la figura del economista Ramon Trias Fargas con la presencia del propio expresidente Pujol y también del actual jefe del ejecutivo, Pere Aragonès.

Hasta ahora los dirigentes de Junts –muchos de los cuales provenientes de CDC– no han hecho esta reivindicación, sino que más bien se han dedicado a marcar distancias públicamente con el extinto partido a raíz de la confesión de Pujol sobre la deja en el extranjero y los casos Palau y 3%. Unos hechos a los cuales Giró se refirió de forma implícita como “errores” y “episodios de debilidad”. Con este discurso el conseller de Economía quiso explicitar cuál es su carta de presentación tanto externamente como dentro del partido, ahora que algunas voces lo promueven como nuevo liderazgo institucional de Junts e incluso como candidato a la presidencia de la Generalitat por delante del vicepresidente, Jordi Puigneró. Hace falta no olvidar que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, con unos postulados retóricamente más unilateralistas, tiene abierta una causa judicial con riesgo de acabar inhabilitada. 

Giró no solo reivindicó CDC, sino también su práctica política, de la cual se declaró partidario y al hacerlo se alejaba de los sectores más duros del partido: “No querría perder de ninguna forma la orientación pragmática [...]. La negociación muy entendida, y muy ejecutada, para usar cualquier medio legítimo para hacer crecer Catalunya sin renunciar al justo horizonte de plena soberanía y autodeterminación”. 

Laura Borràs en el Congreso de Junts en Argelers.

Una encrucijada

No es la primera vez que Giró hace este discurso –de hecho, en la inauguración del año Trias Fargas ya reivindicó la “sensibilidad social” de CDC–, pero sí de forma tan explícita. Y también es relevante el contexto: Junts acaba de escoger una nueva dirección y está en juego su orientación futura. El análisis de Giró es compartido por buena parte de los cargos del partido en la Generalitat y por aquellos dirigentes que quieren un "partido de orden" y que en el congreso se alinearon con el secretario general, Jordi Turull. Ahora bien, contrasta con el rumbo expresado por los afines a la presidenta del Parlament, que incluso se plantean salir del Govern por la estrategia de diálogo de ERC, y pone de manifiesto la encrucijada en la que se encuentra Junts per Catalunya.

stats