Diada nacional
Política 04/09/2022

El pasado de Dolors Feliu en CiU (y el del resto de los presidentes de la ANC)

Forcadell y Paluzie militaron en Esquerra antes de ser líderes de la entidad y Sànchez lo hizo después en Junts

3 min
Dolors Feliu: “La ausencia del presidente demuestra que  no se quiere hacer la independencia”

BarcelonaEl enfrentamiento entre la presidenta de la ANC y el president de la Generalitat o entre la ANC y ERC ha entrado en una nueva dimensión desde que Pere Aragonès anunció que no se manifestaría el Once de Septiembre en la convocatoria de la Asamblea. Y a la espera de saber si la movilización se resiente, está en las redes sociales donde la política catalana libra las principales batallas, recurriendo a menudo al señalamiento personal.

Le ha pasado a Aragonés desde antes de llegar a la plaza Sant Jaume cuando le recuerdan, en el mejor de los casos, que su abuelo era alcalde durante el franquismo y que su padre fue regidor por CiU (en el peor de los casos entran directamente al insulto). Desde el viernes le toca también recibir a Dolors Feliu y ya corre como la pólvora una imagen de ella con un gran logo de Convergència i Unió en Catellbisbal.

Feliu militó en Convergència Democràtica de Catalunya desde 2008 y después dio el paso al PDECat. Desgarró el carné en 2018 por desavenencias con el rumbo nacional del partido. Durante los años de militancia fue miembro del consejo nacional de CDC y también ocupó otros cargos sectoriales en la ejecutiva. En el Govern fue directora de los servicios consultivos y coordinación jurídica de la Generalitat, donde entre otras cosas defendió el Estatuto ante el Tribunal Constitucional. ¿Es un caso único en la Asamblea? Sí y no. Es la primera presidenta de la entidad que ha militado en CDC y en el PDECat, pero no la primera que ha militado en un partido político.

Carme Forcadell presidió la Asamblea entre 2012 y 2015, y con ella se organizaron las movilizaciones más masivas de la Diada. Mientras era presidenta de la entidad, Forcadell también era militante de base de ERC y había sido concejala en Sabadell entre 2003 y 2007. No ocupó ningún cargo de responsabilidad en el partido hasta que abandonó la presidencia de la ANC: fue presidenta del Parlament entre 2015 y 2017, diputada en el Parlament hasta el día antes de que la encarcelaran el 23 de marzo de 2018 y actualmente ocupa la copresidencia de la Asamblea de Mujeres del partido republicano.

El sucesor de Forcadell fue Jordi Sànchez y, a pesar de que había sido uno de los dirigentes de la Crida en los ochenta, no militó en ningún partido político hasta que ya había abandonado la presidencia de la ANC. Sí que se lo situaba en el entorno de Iniciativa per Catalunya. Fue miembro fundador de JxCat y secretario general de la formación entre 2020 y 2022. Mientras estaba encarcelado por su papel en el referéndum del 1-O fue diputado en el Parlament y en el Congreso también por Junts hasta que fue suspendido por el Tribunal Supremo.

En cuanto a Elisenda Paluzie, fue presidenta de la ANC entre 2018 y 2022, tiempo durante el cual no militaba en ninguna formación política. Sí que lo había hecho años atrás en ERC (2008-2012), donde había ejercido de consellera nacional.

Las incompatibilidades

¿Qué dicen los estatutos y el reglamento de régimen interno de la Asamblea sobre la militancia en partidos políticos? La única incompatibilidad prevista para ser miembro del secretariado nacional es que no reciban un sueldo de ningún partido político ni ocupen cargos orgánicos. Tampoco pueden haber formado parte de una candidatura, haber sido un cargo electo, ocupar un lugar en la dirección de un partido o haber estado un cargo de confianza en los seis meses anteriores a presentarse a las elecciones de la ANC. Ninguno de los cuatro presidentes que ha tenido la entidad incumplía las normas de funcionamiento de la Asamblea.

Sea como sea, la relación entre Dolors Feliu y Pere Aragonès ya no empezó con buen pie cuando esta fue elegida presidenta. A diferencia de otros miembros del ejecutivo, el president no la llamó para felicitarla y no se ha reunido con ella. Aragonés considera que la manifestación de la Diada va "contra los partidos" y promueve la "división" en lugar de la unidad del independentismo. Feliu le ha respondido que su ausencia "demuestra que no se quiere hacer la independencia".

stats