Sociedad 19/12/2020

El riesgo de rebrote de covid-19 sube hasta los 336 puntos en Catalunya y la velocidad de transmisión del virus ya supera el 1,5

Budó justifica el relajamiento de medidas por Navidad: "Si fuéramos un país rico, lo cerraríamos todo"

N.g.e / C.m
2 min
Ambient al centre de Barcelona, aquest divendres al vespre

BarcelonaLos indicadores de covid-19 en Catalunya siguen empeorando día a día, y esto provocó que el Govern anunciara este viernes nuevas medidas para frenar el adelanto del virus. Este sábado el departamento de Salud ha informado de 2.347 contagios nuevos de covid-19 confirmados con una prueba PCR o un test de antígenos (206 más que ayer), una cifra que eleva a 337.627 las personas que han contraído la enfermedad en Catalunya desde el inicio de la pandemia.

Además, el riesgo de rebrote sigue siendo muy alto, y ha alcanzado los 336 puntos, 34 más que ayer, mientras que la velocidad de contagio ha aumentado de los 1,41 de ayer a los 1,51 de hoy. Eso significa que a estas alturas 100 personas con covid-19 infectan a 151 personas, lo que indica una propagación muy elevada.

La buena noticia de este sábado es que baja la presión hospitalaria: bajan en 27 las personas hospitalizadas en planta (1.520), y en 15 las personas ingresadas en las UCI (329). Salud también suma 33 muertos más al cómputo total, que ya es de 16.577.

"Si fuésemos un país rico, lo cerraríamos todo"

Los datos epidemiológicos siguen empeorando el día después de que el Govern anunciara un relajamiento de medidas por Navidad. La consellera de Presidencia, Meritxell Budó, ha dicho en declaraciones a RAC1 que las nuevas restricciones de cara a Navidad intentan buscar el equilibrio entre "la salud pública, la estabilidad emocional y el mantenimiento de la economía". De hecho, Budó ha considerado que si Catalunya fuera un país con más recursos, quizás ya no habría que decretar medidas anticovid pensando en los sectores empresariales, y, por lo tanto, se podría ser más duro. La dureza, en este escenario, sería cerrarlo todo: "Si fuéramos un país rico, lo cerraríamos todo", ha dicho la consellera. Una visión que ya manifestó este miércoles el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, cuando apuntó que "no fue un error" empezar la desescalada, porque "no somos un país rico". "Si tuviéramos capacidad de hacer ayudas directas, sería otra situación", dijo entonces Argimon.

Sea como sea, por Navidad se podrá salir de la comarca amparándose en varias excepciones como ir a visitar a un familiar, o desplazarse hasta una segunda residencia, ir a esquiar, o moverse hasta un hotel o una casa rural. A pesar de las excepciones, Budó ha afirmado que la ciudadanía "tiene que tomar conciencia" y "no salir de la comarca si no es necesario". La consellera ha precisado que las excepciones del Govern están, por ejemplo, para que "gente mayor no se quede sola", pero eso no significa que "tengamos que cogernos a todas las excepciones posibles".

stats