Economía 15/02/2021

La compraventa de vivienda registra en 2020 la peor caída desde la crisis del ladrillo

En Catalunya se han firmado 65.064 operaciones, un 19,7% menos que el año anterior

2 min
web-Compraventa viviendas

BarcelonaEl año de la pandemia ha acabado de derrumbar la remontada imparable que el sector inmobiliario había empezado siete años atrás. La compraventa de vivienda en Catalunya había conseguido en 2013 pasar página después de la crisis financiera y empezar una racha de crecimiento que sería de doble dígito dos años más tarde. Pero después de los primeros síntomas de frenazo y de registrar en 2019 la primera caída en años del número de compraventas, en 2020 la cifra se desplomó un 19,7%.

En Cataluña se cerraron el año pasado 65.064 operaciones de compraventa de vivienda, una cifra que en términos absolutos retrocede a los niveles del 2016 y que, en porcentaje, solo encuentra una bajada peor en 2009, cuando el mismo indicador cayó un 26,4%. Es decir, que hay que remontarse a los años de la crisis del ladrillo para encontrar una caída de estas magnitudes.

Según los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística este lunes, basadas en la información de transmisión de derechos de la propiedad, la tendencia es la misma en todas las demarcaciones catalanas, aunque no para todas es igual de significativa. Por un lado, porque las cerca de 12.000 operaciones menos que se cerraron en Barcelona suponen una caída superior a la media catalana (-21,6%); de la otra, porque las reducciones registradas en Girona (-13%) y Tarragona (-19%) son las primeras en varios años: nueve en el caso de la primera y cinco en el caso de la segunda. En Lleida, que registra el número de compraventas más bajo, las operaciones caen un 12%.

De hecho, todas las autonomías españolas registran tasas negativas, pero el Principado se coloca entre aquellas con las caídas más pronunciadas. Hay, eso sí, cinco territorios donde la bajada es superior: las Islas Baleares, el País Valenciano, Canarias, Madrid y Navarra. La tasa de decrecimiento es mejor en el conjunto del Estado, pero también devuelve a los niveles de la crisis anterior: el año de la pandemia se registraron 415.748 operaciones de compraventa de vivienda en España, un 17,7% menos que en 2019.

El efecto del confinamiento

El organismo estadístico atribuye esta situación a la crisis sanitaria provocada por el covid-19, que, según explica, "provocó que la evolución de las compraventas de vivienda fueran diferentes en los diversos periodos del año". Destaca, por ejemplo, que durante los meses de confinamiento la atención al público de los registros de la propiedad se hizo solo por correo electrónico o teléfono. Esto, añade, "produjo una disminución importante de las compraventas de vivienda" y presentó "la tasa más baja en el mes de mayo del 2020 (-53,7%)". En los meses posteriores, explican, se observó "una progresiva recuperación" en el número de compraventas.

Así lo corroboran, de hecho, los datos del mes de diciembre. En Catalunya, en este caso, las más de 5.600 operaciones de compraventa suponen un 6,4% más que el mismo mes del 2019. En España, la tasa de crecimiento es del 3,7%. Hay sólo seis comunidades con registros peores en comparación con un año atrás, y hay cuatro con incrementos anuales de entre el 24% y el 28%.

Tres preguntas para Òscar Gorgues, gerente de la Cámara de la Propiedad Urbana de Barcelona

  • ¿Cómo recibe el mercado esta caída de operaciones?

No está tan mal para ser un año de pandemia. Pese a la caída, diciembre fue el mejor desde 2007. A pesar del covid-19, ha ido mejor que en los peores momentos de la crisis anterior. Pensaba que la crisis del covid-19 podia haber hecho más daño.

  • ¿Por qué en Catalunya el descenso es superior a España?

Por el peso de Barcelona. En Catalunya en general ha ido relativamente bien, pero las grandes ciudades han sido más castigadas.

  • ¿Cómo ve el mercado inmobiliario en los próximos meses?

Los datos permiten ser un poco optimistas. El mercado se ha mostrado muy resiliente, sobre todo si se tiene en cuenta que se perdió la actividad durante tres meses y se ha perdido el comprador extranjero. Los datos de noviembre y diciembre son buenos y en enero y febrero se mantiene la actividad.

stats