Crisis climática
Internacional 17/01/2022

Los 10 episodios más destructivos de la crisis climática en 2021

Las inundaciones en el centro de Europa causaron destrozos por valor de 37.500 millones de euros, según un estudio

4 min
Inundaciones en Alemania

BarcelonaLos acontecimientos climáticos extremos son cada vez más frecuentes. Y lo seguirán siendo, alertan los científicos, mientras no paremos las emisiones de gases de efecto invernadero que generan el calentamiento global. Ya hemos subido 1,1 grados de media desde la era preindustrial y el límite del 1,5 °C fijado en el Acuerdo de París empieza a convertirse en una quimera. En el año que acabamos de dejar hemos tenido nuevas exhibiciones, cada vez más inquietantes, de la crisis climática. Ahora, un estudio las ha analizado y cuantificado, incluso en cuanto a sus costes económicos: las inundaciones históricas en Alemania y sus estados vecinos, que dejaron 240 muertos, son el segundo acontecimiento más mortífero y más costoso que nos dejó la emergencia climática en 2021. El estudio calcula que provocaron pérdidas por valor de 37.517 millones de euros (43.000 millones de dólares). El primero en cuanto a muertos, sin embargo, fueron las inundaciones en el estado de Henan, en China, con 302 vidas perdidas según el recuento oficial, y el que generó daños materiales más costosos fue el huracán Ida, que azotó la costa de los Estados Unidos y dejó pérdidas de 56.702 millones de euros.

El informe anual de la organización norteamericana Christian Aid es cada año más escalofriante. Hace la lista de los diez acontecimientos climáticos más destructivos del año anterior, cada uno de los cuales han dejado pérdidas de más de 1.500 millones de dólares (1.308 millones de euros), según las estimaciones hechas por aseguradoras, unos episodios que son también (pero no en el mismo orden) los que más víctimas mortales y más desplazados dejaron. Los acontecimientos que generan más pérdidas financieras acostumbran a darse en países ricos, puesto que tienen valores de propiedad más altos, pero los que generan más impacto humanitario son los que golpean estados en vías de desarrollo. Por eso, el estudio añade a la lista otros episodios que no tienen un coste financiero alto pero que se cuentan igualmente entre los más destructivos, como las inundaciones que entre julio y noviembre de 2021 dejaron en Sudán del Sur unos 850.000 desplazados. Se desconoce el número de muertos que ocasionaron.

"Los costes del cambio climático han sido graves este 2021, tanto en cuanto a pérdidas económicas como la muerte y el desplazamiento de personas en todo el mundo. A pesar de que vimos algunos progresos en la Cumbre de Glasgow, la COP26, es evidente que el mundo no está en vías de garantizar un mundo seguro y próspero", advertía la jefa de política climática de Christian Aid y autora del informe, Kat Kramer.

En los tres primeros puestos del triste ranking de catástrofes climáticas del 2021 encontramos las trombas de agua históricas que impactaron en China, en la provincia de Henan, que está en el nordeste: dejaron 302 muertos y más de un millón de personas desplazadas, con unas pérdidas económicas de aproximadamente 15.355 millones de euros (17.600 millones de dólares, las cuartas más elevadas), según el recuento de Chirstian Aid. Las inundaciones del julio pasado en el centro de Europa, que impactaron sobre todo en el norte de Alemania, pero también en zonas de Franca, los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, también se cuentan entre los tres acontecimientos más destructivos del año.

El que generó más costes económicos, sin embargo, fue el huracán Ida, que golpeó la costa sudeste de los Estados Unidos: el segundo ciclón tropical más grave que ha sufrido nunca Louisiana, justo por detrás del destructor Katrina de 2005. Entre el 28 de agosto y el 2 de septiembre, el Ida dejó 95 muertos y destrozos por valor de 56.702 millones de euros (65.000 millones de dólares), la cifra más alta de todas principalmente porque se produjo en estados norteamericanos, donde el valor de la propiedad es más alto. La helada histórica que dejó sin luz a Texas en febrero también fue especialmente destructiva, con 23.000 millones de dólares de pérdidas, pero también con 210 personas muertas, la gran mayoría por hipotermia, pero también por accidentes propiciados por la gran tormenta o contaminación por monóxido de carbono intentando calentarse, por ejemplo. El histórico tornado del diciembre pasado en Kentucky no está incluido en el estudio porque no hay datos completos todavía de sus costes económicos.

El ciclón Tauktae, que a mediados de mayo asoló India, Sri Lanka y las Maldivas, destaca también por el elevado impacto humanitario, con un balance oficial de 198 muertos y más de 200.000 desplazados, a pesar de que desde el punto de vista económico es el número 10 del listado, con pérdidas de 1.308 millones de euros (1.500 millones de dólares). La oleada de frío en Francia entre el 5 y el 8 de abril, en cambio, no tuvo víctimas mortales, pero costó 4.885 millones de euros (5.600 millones de dólares) en destrozos.

Las inundaciones en Australia de marzo; el ciclón Yaas, que golpeó a la India y Bangladesh pocos días después del Tauktae, a finales de mayo; el tifón In-Fa, que en julio recorrió China, Filipinas y Japón, y las inundaciones de noviembre en el oeste de Canadá completan la lista de las peores catástrofes que la crisis climática dejó en el mundo en 2021.

Pero además de los graves impactos repentinos que generan en pocos días ciclones, huracanes e inundaciones, el informe destaca también otros efectos del calentamiento global que han tenido repercusiones muy graves pero más espaciadas en el tiempo, como la sequía en el río Paraná, que recorre Brasil, Paraguay y Argentina, y que este 2021 llegó a su nivel más bajo en 77 años.

"Es el norte industrializado el que ha contribuido a gran parte del cambio climático que vemos hoy. Aquellos países habían acordado movilizar 100.000 millones de dólares en financiación climática en 2020, pero no lo han hecho. Tal como documenta este nuevo informe, la India es uno de los países que se ve más desfavorecido por los desastres inducidos por el cambio climático. Adhiriéndose a los principios de la justicia climática, los países del sur global necesitan financiación por adaptación" como "países que históricamente no han contribuido al cambio climático pero que están cargando su peso", destacaba durante la presentación del informe el director de investigación del Instituto Bharti de Políticas Públicas de la India, autor del IPCC, Anjal Prakash.

stats