Internacional 22/03/2021

Bruselas promete 300 millones de dosis durante el segundo trimestre

El comisario de Mercado Interior pronostica la inmunidad colectiva para el 14 de julio

3 min
Un profesional sanitario se preparar para administrar una dosis de la vacuna de AstraZeneca

SabadellLa Unión Europea podría estar inmunizada contra el covid-19 el 14 de julio. Es el pronóstico que ha hecho el comisario de Mercado Interior, el francés Thierry Breton: "Tenemos claramente en nuestras manos la capacidad para entregar [a los estados miembros] entre 300 y 350 millones de dosis de aquí a finales del mes de junio", aseguró Breton este domingo por la noche en una entrevista al canal de televisión francés TF1. Esto permitiría, según él, "lograr la inmunidad a nivel de continente" alrededor del 14 de julio, coincidiendo con la fiesta nacional de Francia.

Breton ha remarcado, además, que la UE no depende "de nadie" para poder disponer de estas dosis en los próximos tres meses, puesto que todas estas vacunas se producirán en plantas situadas dentro de la Unión. Teniendo en cuenta que los estados miembros tienen la capacidad de vetar la exportación de vacunas producidas dentro de su territorio, esto garantizaría el abastecimiento de las dosis, la gran traba que se ha encontrado hasta ahora la UE en la hora de inmunizar a sus ciudadanos.

Hasta ahora, en la Unión Europea se han administrado cerca de 60 millones de unidades de vacunas contra el covid-19. Esto, sumado a los más de 300 millones de dosis que Breton promete para el segundo trimestre (y a las que ya se han distribuido pero todavía no se han administrado), sitúa la cifra toda alrededor de los 400 millones de unidades. Las vacunas utilizadas hasta ahora requieren dos dosis para garantizar la inmunización, pero con la de Janssen, que se empezará a repartir a partir de medios de abril, basta con una inyección. Por lo tanto, estos 400 millones de dosis tendrían que ser suficientes para vacunar al 70% de la población adulta de la UE (unos 260 millones de personas), que es el umbral a partir del que se considera que una población está inmunizada.

Accelerar el ritmo

En todo caso, más allá de la disponibilidad de las vacunas, para lograr este objetivo habría que garantizar también que los sistemas de salud de los estados están capacitados para incrementar notablemente el ritmo de vacunación: ahora mismo se están poniendo unos siete millones de vacunas cada semana, pero para administrar 350 millones en los próximos cuatro meses habría que triplicar esta ratio.

La Comisión Europea ya hace tiempo que fijó el objetivo de tener al 70% de la población adulta vacunada en verano y, como ha señalado ahora Breton, la fecha del 14 de julio es similar a la que se ha planteado en los Estados Unidos (donde el presidente Joe Biden señaló la fiesta del 4 de julio, Día de la Independencia norteamericana, como "día de la independencia del virus") y en el Reino Unido, donde la intención es que la inmunidad se haya logrado el 21 de junio, coincidiendo con el inicio del verano.

"No necesitamos la Sputnik V"

Thierry Breton se refirió también a la vacuna de fabricación rusa Sputnik V, pero lo hizo para alejar la opción de que acabe siendo utilizada de manera generalizada en la Unión Europea. "No la necesitamos en absoluto", dijo, según recoge Efe, y señaló las dificultades que los laboratorios rusos se están encontrando para fabricarla masivamente, por lo que están buscando lugares donde producirla en territorio de la UE. Probablemente, dijo, los países europeos acabarán ayudando a Rusia a fabricar su vacuna más adelante.

Este posicionamiento de Breton contrasta con el que expresó la semana pasada el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, que mostró su predisposición clara a cerrar acuerdos con Rusia para poder utilizar la Sputnik V en su país. "Estoy muy a favor de que lo hagamos nosotros a nivel estatal si la Unión Europea no hace algo", avisó. También dentro de la UE, Hungría hace tiempo que empezó a utilizar la vacuna rusa, y países como Eslovaquia, la República Checa y Polonia se han mostrado interesados.

Hungría aprueba dos nuevas vacunas

Las autoridades sanitarias húngaras han dado este lunes la autorización de emergencia a dos nuevas vacunas contra el covid-19: la de la farmacéutica china CanSino, y CoviShield, la versión india de la vacuna de AstraZeneca. De momento, sin embargo, no se podrán utilizar de manera generalizada. "Estamos en una carrera contra el tiempo. Recorreremos cada rincón del mundo para conseguir tantas dosis como sea posible de vacunas eficientes y seguras", dijo la directora general de Salud Pública de Hungría, Cecilia Muller.

El país ya había autorizado previamente el uso masivo de la vacuna rusa Sputnik V y de la china Sinopharm, que se están utilizando junto a las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, validadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Esta adquisición de vacunas al margen de la Unión Europea ha convertido a Hungría en el segundo país de los Veintisiete con una proporción más alta de dosis administradas: un 21,42% de sus habitantes han recibido al menos la primera, un dato que contrasta con los valores en torno al 12% en que se mueven países como Francia, Alemania, Italia y España.

stats