Política 07/12/2021

Un libro sobre la muerte de Diana, la amenaza del CNI contra Corinna

Primera sesión preliminar en un tribunal inglés sobre la demanda civil contra el rey Juan Carlos I presentada por su examante

3 min
Joan Carles I y Corinna, en un acto celebrado en Barcelona, el 2006

LondresMalas noticias en el Día de la Constitución para el rey emérito Juan Carlos I, que se ha visto arrastrado finalmente a un tribunal de Londres para responder a presuntos delitos de espionaje y acoso. La demanda civil se presentó el año pasado ante el Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales por su examante, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ciudadana danesa con residencia en el Reino Unido, y este lunes ha tenido lugar la vista preliminar.

Los abogados de la demandante han asegurado en la sesión que una de las supuestas amenazas contra la vida de la examante habría incluido que uno de los presuntos asaltantes dejara una copia de un libro sobre la muerte de la princesa Diana. El título del volumen era: Princess Diana. The hidden evidence: how MI6 and the CIA were involved in the death of Princess Diana.

Se ha llegado así a uno de los momentos culminantes del serial, después de muchos tira y aflojas, giros de guion o todo tipo de guerra sucia que se ha jugado en los terrenos de los medios de comunicación, partidarios del monarca o de Zu Sayn-Wittgenstein.

La sesión de este lunes es una especie de cuestiones previas a partir de la cual los magistrados tendrán que decidir si Juan Carlos, como exjefe del estado español, también disfruta de inmunidad o inviolabilidad en el Reino Unido. Si así lo consideraran los magistrados, el proceso no tendría más recorrido.

El antiguo monarca, que lucha por hacerla prevalecer, "es la encarnación personal no solo del regreso constitucional a la democracia, sino también de su conexión ininterrumpida con el pasado", ha dicho Daniel Bethlehem, abogado de Juan Carlos I, ante el magistrado. El rey emérito "rechaza las denuncias formuladas contra él y cualquier presunta infracción del estado español es denegada en los términos más firmes", han dicho también en la sala sus abogados.

La demandante asegura que desde el año 2012 hasta la actualidad, Juan Carlos ha utilizado los “considerables poderes de los que disponía”, incluidos los agentes de inteligencia españoles, para espiar, intimidar y amenazar a Corinna y a su familia. El exrey actuaría “movido por el resentimiento”, porque Corinna zu Sayn-Wittgenstein no estuvo dispuesta a reavivar la relación después de que se hiciera pública y notoria aquel mismo año a raíz del accidente de caza de Botsuana. Además, el supuesto acoso también formaría parte de la venganza porque la examante no le devolvió un regalo "irrevocable" de 65 millones de euros que Juan Carlos ofreció a ella y a sus hijos, han argumentado los abogados de Corinna.

Los abogados del emérito defienden su inmunidad

El acoso y la vigilancia habría causado a Zu Sayn-Wittgenstein "una gran alarma y angustia", aseguraron los abogados en su demanda, de diciembre de 2020. "Ha vivido y sigue viviendo con miedo por su seguridad física y la de sus hijos".

 Zu Sayn-Wittgenstein ha declarado que tuvo una reunión en el Hotel Connaught de Londres con el general Sanz Roldán, jefe del CNI, la agencia de inteligencia española, al mismo tiempo en el que sus apartamentos en Mónaco y Suiza fueron violentados.

El antiguo rey renunció a su condición cuando abdicó, en 2014, han dicho los abogados de Zu Sayn-Wittgenstein. El acoso siguió la ruptura de su relación, lo cual significa que el rey no podría hacer valer la inmunidad sobre una actividad privada.

El abogado de Juan Carlos ha contraargumentado que si se declara inmune al rey emérito, Zu Sayn-Wittgenstein no podría continuar con su demanda civil.

stats