Sociedad 19/02/2021

El confinamiento durante la primera oleada en España llegó demasiado tarde

Haber decretado el confinamiento una semana antes habría evitado más de 20.000 muertes por covid-19

2 min
Vista del paseo de la Bonanova de Barcelona durante el confinamiento total de Cataluña

BarcelonaOficialmente, la primera oleada de covid-19 causó unas 28.000 muertes en todo España. ¿Se habrían podido evitar? Un estudio encabezado por el equipo de Àlex Arenas, profesor ICREA de matemáticas e ingeniería informática de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona, revela que haber decretado el confinamiento total justo una semana antes habría limitado la mortalidad a solo 5.000 casos. En cambio, si se hubiera decretado una semana después, el número total se habría podido disparar hasta 120.000 muertes. El factor del tiempo, asegura Arenas, “es clave” cuando las únicas medidas que se pueden aplicar para contener la pandemia son de tipo no farmacológico y la incidencia sigue una curva de crecimiento exponencial. Dicho de otro modo: el confinamiento llegó demasiado tarde.

El primer confinamiento se decretó el día 15 de marzo junto con el estado de alarma. Posteriormente, del día 29 al 12 de abril, se decretó el confinamiento total. A partir del 2 de mayo se fueron levantando progresivamente las medidas restrictivas. Durante todo este tiempo, las medidas que se adoptaron fueron la distancia física, la higiene de manos, el uso de mascarilla y la limitación, más o menos intensa, de las interacciones sociales. Sin vacunas ni medicamentos específicos, eran las únicas respuestas posibles para hacer frente al covid-19.

“Hemos cogido los datos oficiales de la primera oleada y, mediante métodos estadísticos, hemos reconstruido tanto la que fue la incidencia como el retraso en la notificación”, explica el matemático. “Al principio no detectábamos eficazmente la infección”, continúa. Una vez hecha la reconstrucción, el equipo de Arenas simuló los diferentes escenarios, principalmente el confinamiento, para establecer qué habría pasado si se hubiera aplicado antes o después. El resultado es que “perder solo un día para aplicar el confinamiento” causó “efectos dramáticos”. Según los cálculos del experto, haber actuado una semana antes habría reducido las 28.000 muertes a tan solo 5.000. “Este dato nos tiene que ayudar a tomar más buenas decisiones en el futuro”, afirma. Y haber aplazado el confinamiento una semana podría haber causado 120.000 muertes.

Un segundo resultado es que a pesar de que la curva continuaba creciendo, uno de los indicadores, la velocidad de contagio (l la Rt), se estancaba o empezaba a disminuir antes de decretar el confinamiento. “La gente se lo veía a venir”, sugiere Arenas. Un análisis detallado del consumo de información relativo a la pandemia, el tránsito de internet, las redes sociales o los temas de consulta, que crecieron de manera notable durante los días previos, pone en evidencia un “estado de alerta poblacional” que hizo que la primera oleada no fuera peor.

stats