Educación
Sociedad  /  Educación 09/03/2022

"¿Cómo quieren que orientemos a los alumnos si no sabemos cómo será el bachillerato?"

Los institutos reclaman a Educación que envíe los nuevos currículums para planificarse con garantías

3 min
Unos alumnos atentos durante una clase en un instituto de Barcelona.

BarcelonaLos institutos están "inquietos y ansiosos": hace un mes que tendrían que haber recibido los borradores del nuevo currículum de bachillerato, unos documentos que, con el objetivo de flexibilizar esta etapa educativa, introducen muchos cambios , como modificar las horas que se dedican a cada materia o crear itinerarios muy personalizados. Pero a pesar de que el departamento de Educación se comprometió ante las direcciones a enviarles los borradores durante la primera semana de febrero y dejar unos días para hacer aportaciones, las únicas noticias que han recibido hasta ahora los centros son a través de los sindicatos y la prensa. Un mes más tarde de lo previsto, pues, no hay nada oficial. Y esto tiene consecuencias directas sobre los alumnos, sobre todo los que ahora hacen 4.º de ESO, puesto que todavía no saben qué estudiarán ni cómo lo estudiarán el curso que viene, y sobre los centros, "perplejos y nerviosos" porque no pueden orientar bien a los jóvenes ni planificar cómo se organizarán.

"Ahora tendríamos que estar intensificando el trabajo de orientación a los alumnos, pero no sabemos ni qué les tenemos que ofrecer", expone Cesc Ayora, jefe de estudios de ESO de la Escuela Tecnos de Terrassa. Dice que la demora del envío está "inquietando" mucho a los alumnos, porque no saben qué materias podrán escoger ni si cambiarán los criterios de ponderación de las pruebas de acceso a la universidad (PAU), una de las grandes preocupaciones para los estudiantes . El dolor de cabeza está extendido en muchos claustros y direcciones, porque todo indica que se tendrán que reestructurar las materias, sobre todo las optativas. Según las primeras informaciones, en 1.º de bachillerato las horas de materias comunes (las lenguas, filosofía y educación física) pasarán de 14 a 12 a la semana porque se elimina la asignatura de ciencias del mundo contemporáneo; las asignaturas de modalidad –las que se estudian en función de la rama de bachillerato escogida– pasan de 12 horas semanales a 9, y las optativas, que hasta ahora ocupaban solo 4 horas semanales, aumentarán hasta ser 9 horas en total, para diversificar y personalizar más los aprendizajes según los intereses de cada alumno. En 2.º, en cambio, se mantendrá de momento la misma organización, dado que los nuevos currículums se aplicarán el curso que viene solo en los cursos impares.

Hay otras medidas que, si se acaban aprobando, cambiarán de arriba abajo el bachillerato. Una de las más importantes es la creación de una nueva modalidad general, que permitirá a los alumnos mezclar asignaturas de las ramas que ya existen (ciencia y tecnología, humanidades y ciencias sociales, y artes), a pesar de que de entrada solo se ofrecerá a una veintena de centros. A estas alturas, ni los mismos centros donde se hará lo saben, a pesar de que los centros empiezan ahora a hacer las jornadas de puertas abiertas y la preinscripción se abre el 20 de abril. Con tantos interrogantes abiertos, muchas voces están pidiendo al departamento que aplace un curso los cambios, e incluso en la conselleria consideran que el momento no es el apropiado, pero la nueva ley de educación española marca que los nuevos currículums se tienen que empezar a aplicar el curso 2022-23.

Reclaman una moratoria

"¿Cómo vamos a explicar a las familias y a los alumnos el bachillerato si no tenemos ninguna información? ¿Cómo quieren que les orientamos si no sabemos cómo será?", se pregunta Joan Cumeras, director del Institut Sobrequés de Girona y representante de los centros de secundaria de esta demarcación en la junta permanente de directores de Catalunya. "El nuevo currículum no se puede aplicar bien el curso que viene en estas condiciones", asegura, y pide que el departamento se plante y haga una moratoria de un año "por el bien de los alumnos y por el bien de los centros". Le preocupa especialmente que los cambios "hagan bailar" puestos de trabajo –¿Se necesitarán los mismos profesores? ¿De qué especialidades?– y si, sumando el adelanto del inicio de curso, habrá tiempo de planificar horarios tan diversos. "El borrador plantea materias anuales y algunas optativas trimestrales. Sobre el papel puede estar bien, pero en la práctica implica un gran esfuerzo de organización", avisa, y dice que sea como fuere será clave que la conselleria cumpla su compromiso y haga los nombramientos estructurales a finales de junio para poder dedicar el mes de julio a planificar el curso.

Fuentes del departamento de Educación han asegurado al ARA que el borrador del currículum de bachillerato se enviará "en los próximos días" y que trabajan "con la máxima intensidad" para que esté a punto tan pronto como sea posible. A su vez, también se trabaja en los textos definitivos de los currículums de la educación básica (primaria y ESO), que se enviaron dentro de los plazos anunciados y ahora se tienen que incorporar las aportaciones recibidas, entre las cuales destacan la recuperación de la filosofía como optativa en 4.º de ESO . Los centros, mientras tanto, siguen esperando las concreciones sobre el bachillerato para planificarse y resolver los centenares de dudas que tienen los estudiantes.

stats