Juegos reunidos
Ara Verano 17/08/2022

Las mujeres africanas que crearon un deporte bailando y ahora quieren que sea olímpico

En el 'nzango' puedes eliminar a tu rival si aciertas el momento en el que moverá el pie durante unos bailes eléctricos

3 min
Al Nzango, puedes eliminar tu rival si aciertas el momento donde moverá el pie durante unos bailes eléctricos

BarcelonaLas practicantes más veteranas de este deporte recuerdan como muchos hombres se reían de ellas. Ahora, aspiran a ser olímpicas. No queda muy claro cuándo nació el nzango. Parece que sus raíces las encontramos en diferentes escuelas para niñas de varias regiones del norte de la República Democrática del Congo, cuando esta tierra todavía estaba controlada por los belgas. El gobierno de Bélgica, mientras intentaba esconder el genocidio que cometió durante décadas en un país del cual saqueaba las riquezas naturales mientras sembraba dolor, permitía a muchas congregaciones religiosas gestionar centros educativos. En muchas de estas escuelas había conflictos, puesto que las tradiciones locales no siempre encajaban con las ideas de los curas. Durante los años 50 y 60, por ejemplo, uno de los debates entre los profesores era qué había que hacer con la música y los bailes nativos. Los congoleños viven cantando y bailando. A muchos curas, en cambio, no les gustaban estas costumbres y prohibían muchos bailes entre los niños. Las niñas, en cambio, jugaban bailando a la hora del patio.

Y así nació el nzango, como un juego que se ha acabado transformando en un deporte, con una federación internacional que organiza competiciones, puesto que se ha ido extendiendo en otros estados vecinos, como el Congo-Brazzaville, el Camerún o Gabon. “Es una mezcla de gimnasia, baile, saltos, coreografías....”, explica Noella Debanda, que lleva toda la vida practicándolo. En lengua lingala, nzango quiere decir “juego de pies”. Y de hecho, esta es el alma del juego, ver quién mueve los pies más deprisa en unos bailes frenéticos que las chicas, hace décadas, practicaban “para estar entretenidas mientras los niños jugaban a fútbol". "Primero se burlaban de nuestros gritos y risas, pero ahora cada vez más mujeres lo practican. En las escuelas es muy popular, pero muchas mujeres lo siguen practicando en edad adulta para estar en forma, tener un espacio de encuentro y competir”, dice Debanda.

El terreno de juego mide 16 metros por 8, con dos equipos de 11 jugadoras cara a cara listos para enfrentarse en duelos individuales. Una bailarina de cada equipo da un paso adelante y quien queda eliminada, se marcha. Quien gana suma un punto para su equipo (gana la partida quien suma más puntos en 25 minutos) y se queda para desafiar a una nueva rival. Seria como el juego de “piedra, papel, tijeras”, pero bailando y con un árbitro para decidir quién gana cada punto, puesto que se baila a un ritmo muy alto. Antes de salir a bailar, cada equipo escoge cuál es su pierna buena, la derecha o la izquierda. Y durante el baile se eliminará al rival si en el mismo momento las dos bailarinas dan un paso adelante con la pierna que se ha escogido como ataque. Los equipos preparan coreografías complicadas, puesto que no puedes quedar eliminada si tienes los dos pies al aire. Pero cuando toca poner el pie en el suelo, hay que vigilar mucho cuando te queda avanzada la pierna con la cual defensas. Si el rival se lo huele, dará un paso adelante y te eliminará. El resultado son 25 minutos muy dinámicos, donde las jugadoras de los dos equipos siempre bailan siguiendo un mismo ritmo y cantando, donde también hay debates con los árbitros si alguien considera que ha retirado a tiempo la pierna.

Lo que era un juego de escuela no hace mucho, se convirtió en un deporte federado a mediados de los años 90, cuando se creó la primera federación en la República Democrática del Congo, después de que se pusieran de acuerdo los equipos de chicas creados en diferentes regiones del país, puesto que hasta entonces había divergencia en la cantidad de jugadoras o el tiempo que duraba cada partido. Ya con las normas fijadas, se han hecho los primeros torneos dentro de los Juegos Panafricanos, y ahora las responsables tienen la esperanza de que aprovechando las comunidades congoleñas en Europa, siga atravesando fronteras hasta acabar siendo un deporte olímpico. Sería de los más divertidos.

stats