Barça
Deportes  /  Barça 30/12/2021

2021: el año en el que el Barça tuvo que tocar fondo

Repaso a 365 días con regresos ilustres, apariciones ilusionantes, problemas económicos y una salida traumática

5 min
Frenkie de Jong, pensativo a Bayern-Barça.

BarcelonaSe acaba el 2021. En clave Barça, un año cargado de noticias. 12 meses con cambio de paradigma en el palco, pero no de generación de dirigentes. 365 días con relevos en los banquillos, regresos ilustres y una marcha muy traumática, la de Leo Messi. Todo ello en un marco de crisis económica y endeudamiento, confrontación con los estamentos futbolísticos y no mucha estabilidad. Ni siquiera el triplete indiscutible del Barça femenino tuvo una resaca dulce.

Sin Messi, pero con Xavi

A las órdenes de Xavi Hernández, que llegó en noviembre procedente de Catar para relevar al destituido Ronald Koeman, el primer equipo del Barça acaba el 2021 séptimo en la clasificación de la Liga y eliminado de la Champions después de caer en la fase de grupos contra Bayern Múnich y el Benfica. Pese al aire renovado que desprende el conjunto azulgrana desde la llegada del técnico egarense, los resultados no han acompañado debido a las bajas y del pobre rendimiento de una plantilla debilitada por el límite salarial. El famoso fair play financiero fue el motivo del adiós a regañadientes de Leo Messi , funesto capítulo final de un culebrón del cual el barcelonismo todavía no se ha repuesto. La reconstrucción deportiva —paso imprescindible para obtener patrocinios y volver al primer nivel europeo— pasará por Ansu Fati y Pedri González, renovados ante el interés de grandes equipos, la batuta de Xavi y la pericia de Mateu Alemany en los mercados. De momento, ya han llegado Dani Alves y Ferran Torres, pasado y futuro para abonar un presente malogrado en parte por la falta de soluciones de Koeman, al cual la Copa del Rey, único título del 2021, no salvó de un carísimo despido.

Leo Messi, llorando, durante la rueda de prensa de su despedida del Barça.

Un agujero de dimensiones monstruosas

El adiós del técnico neerlandés parte de unas cuentas muy malogradas por la pandemia, sí, pero sobre todo de la mala gestión contractual de la junta de Josep Maria Bartomeu. A pesar de la salida de Messi, la evidente sobredimensión en materia salarial del primer equipo de fútbol ha seguido condicionando todos los análisis económicos que se han hecho en el club. Para evitar la quiebra, los nuevos dirigentes cerraron en julio un préstamo de 600 millones con Goldman Sachs, que también será el principal financiador del Espai Barça. El dinero de la banca americana oxigena el día a día, pero no arregla el agujero de los sueldos profesionales, excavado a golpe de fijos desorbitados y variables de teatrillo. Como muestra, los gajes de Coutinho y Umtiti, dos jugadores devaluados con sueldos de crack garantizados hasta el 2023. Consciente de la profundidad del problema, la cúpula aprobó en la asamblea del otoño un cambio estatutario para no tener que dimitir en caso de cerrar dos años con pérdidas imposibles de restituir. El primer ejercicio en rojo, el 2020/21, dejó unas pérdidas monstruosas de 481 millones, una cifra que tanto los auditores de la Liga como la junta de Bartomeu ven exagerada. El presupuesto 2021/22 prevé un beneficio de cinco millones.

Joan Laporta durante el partido contra Bayern de Múnich.

La presión del aval y la alianza con Florentino

2021 ha sido el año del regreso de Joan Laporta a la presidencia del Barça. Una campaña efectista y estudiada , muy abonada con la promesa de renovar a Leo Messi, catapultó al abogado barcelonés a una victoria incontestable en las urnas sobre Víctor Font y Toni Freixa. Los primeros meses de su mandato han estado marcados por la presión de los avaladores que lo hicieron presidente sobre la bocina. Entre ellos, el actual vicepresidente económico, Eduard Romeu, clave en la financiación de Goldman Sachs y una de las voces más realistas en el seno de la junta. Romeu sustituyó a Jaume Giró, que cayó de la cúpula antes de la toma de posesión como conseller de Economía. Durante este tramo inicial del periplo, Laporta pactó un final amistoso en los litigios con Neymar y ha ido de la mano de Florentino Pérez contra la UEFA y la Liga , en parte porque el presidente del Real Madrid lo ayudaba a luchar contra la normativa de los avales. Con la nueva ley del Deporte ya aprobada, la alianza con el eterno rival se podría rasgar si el Barça se acoge al acuerdo financiero, provisto por Javier Tebas, para regar sus cuentas con el dinero de CVC . Por otro lado, el Barça se ha convertido en un club que velará "por la protección y promoción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

El Barça levanta la Champions en Göteborg.

Triplete e inicio de una era

Sin duda, la gran alegría del Barça durante el 2021 se escribe en femenino. El final de la temporada 2020/21 llevó a la coronación del primer equipo de fútbol azulgrana como campeonas de Europa , además de conquistar la Liga y a la Copa de la Reina. Un triplete en mayúsculas. Los hitos grupales e individuales han sido excepcionales. El Balón de Oro que ha coronado a Alexia Putellas como la mejor jugadora del mundo o el inicio de una nueva era donde el conjunto catalán se postula como líder del fútbol femenino son dos acontecimientos que han marcado un año en el que las culés han roto el techo de vidrio que les paraba para luchar por una profesionalización que no acaba de llegar. El curso pasado, que acabó de manera repentina con el adiós de Lluís Cortés en el banquillo , dio paso a un nuevo ciclo culé con Jonatan Giráldez como capitán del barco. Las futbolistas son casi las mismas, igual que el objetivo: reeditar el pleno de títulos.

Sarunas Jasikevicius

Los triunfos del 'Més que un club'

Los colores azulgranas también han estado presentes en otros muchos títulos que han levantado las secciones de la entidad. El Barça de Saras Jasikevicius ha resultado un modelo excelente de compromiso y tenacidad dentro de un club que no pasa por su mejor momento. La llegada del coach lituano en el lugar de Svetislav Pesic ha reavivado un equipo que también ha tenido como nombre propio a Pau Gasol. El pívot de Sant Boi de Llobregat ha vuelto a vestir los colores blaugranas una última campaña antes de abandonar definitivamente las pistas con lágrimas en los ojos. El cambio de líder en el banquillo también se ha producido en el balonmano, a pesar de la Champions conseguida en Hamburgo, y el fútbol sala. Es la apuesta de la nueva directiva para sacudir y dar un golpe de efecto en las secciones culés.

stats