Mercado de fichajes
Deportes  /  Barça 19/08/2022

El Barça y Aubameyang: punto final a seis meses de provechosa conveniencia

Xavi acepta la marcha del gabonés para poder completar la remodelación de la defensa

4 min
Aubameyang y Laporta, en el Camp Nou

BarcelonaEl Barça y el Chelsea negocian el regreso de Pierre-Emerick Aubameyang en la Premier League. Seis meses y pico después de abandonar al Arsenal para recalar en el Camp Nou, el delantero gabonés se ha dejado convencer y acepta que lo mejor para su futuro profesional implica volver, aunque cueste, al frío y lluvioso Londres. Los mismos actores que consiguieron que Auba rescindiera su contrato como gunner para vestirse de azulgrana trabajan ahora para que liquide el acuerdo que firmó con Joan Laporta y firme otro con Todd Boehly, nuevo propietario del club blue. El ariete se veía jugando en el Camp Nou todo este curso. No lo asustaba partir a la sombra de Robert Lewandowski y tenía toda la confianza de Xavi Hernández, a quien convenció a copia de goles y profesionalidad. Aun así, los intereses cruzados del Chelsea y del Barça lo empujan a la puerta de salida en una operación de conveniencia a tres bandas, coordinada por el intermediario Eugenio Botas.

Desde el prisma azulgrana, la venta de Aubameyang significa la pérdida de un delantero muy útil a pesar de las llegadas de Lewandowski y Raphinha. Xavi contaba con él y lo veía como una alternativa de auténtico lujo al polaco. Pero ahora no tiene más remedio que asumir la salida porque es el camino más rápido y efectivo para inscribir a Jules Kounde y confirmar el fichaje de Marcos Alonso, que hace más de una semana que espera en el congelador. Como el gabonés llegó libre el pasado enero, venderlo ahora por entre 20 y 30 millones de euros supone una plusvalía jugosa que impacta de pleno en el famoso fair play financiero, el obstáculo que impide que el entrenador pueda usar los refuerzos defensivos que ha pedido: Kounde, Alonso y un lateral derecho que está por llegar. La ganancia será positiva aunque el Barça tenga que compensar parte del sueldo que Auba tenía comprometido esta temporada, bastante más alto que el de los primeros meses, y también en relación al precio bisiesto que el Chelsea pida por Alonso, entre 5 y 10 millones que se repartirán durante los tres años que firmará el lateral madrileño. Tampoco las comisiones que se tendrán que satisfacer para agilizar la gestión arruinarán los números verdes.

Ahora bien, lo más importante: Aubayemang está a punto de volver a la Premier porque el Barça ha sido incapaz de rebajar la factura salarial de los capitanes, de Ter Stegen o de Frenkie de Jong a tiempo para el inicio de la competición, como tampoco ha conseguido hacer las salidas de los descartados Umtiti y Braithwaite. La activación de las cuatro palancas ha permitido fijar argumentos para que el primer equipo pueda volver a ser competitivo, pero no son suficientes para demoler el fair play de la Liga sin recortar el coste de la plantilla. Por eso Mateu Alemany y Joan Laporta tienen que explorar vías alternativas y sorpresivas, como cuando el verano pasado tuvieron que vender a Emerson al Tottenham o en invierno renovaron a Umtiti para poder inscribir a Ferran Torres. "Tenemos que acelerar las salidas si queremos reforzar la defensa, que es vital", aseguran al ARA desde Sant Joan Despí.

Por su parte, el Chelsea pretende que la llegada de Aubameyang cubra una necesidad que está huérfana por la salida de Romelu Lukaku, cedido al Inter de Milán, y de Timo Werner, que ha vuelto al Leipzig alemán. Thomas Tuchel no tiene un delantero puro de garantías y conoce perfectamente las características de Auba, con quien coincidió un tiempo en el Borussia Dortmund. El entrenador blue valora muchísimo al gabonés. "Disfruté mucho trabajando con él. Fue todo un placer. Hay jugadores que no dejas de sentir como tuyos porque eran muy cercanos a ti", dijo hace unos días, cuestionado por el delantero, a quien vería como titular a corto plazo. Este punto de vista es crucial para que Aubameyang se repiense la negativa inicial a salir y confirma que el ex del Arsenal ha relanzado la carrera gracias al Barça, donde la temporada pasada marcó 13 goles en 24 partidos, dos de ellos en la contundente victoria en el clásico del Bernabéu.

Davids, en su presentación con el Barça.

La historia de Davids se repite

Si la operación acaba cuajando, el breve periplo de Aubameyang por el Camp Nou recordará al de otro veterano, Edgar Davids, en el primer mandato de Laporta. El interior neerlandés aterrizó en un contexto de máxima urgencia, con el Barça alejado de las posiciones europeas, y su aportación fue crucial para que el equipo de Rijkaard remontara hasta la segunda posición. Llegó cedido por la Juve hasta finales de temporada con una opción de compra que finalmente la cúpula azulgrana no activó, lo que propició que el futbolista marchara al Inter de Milán. En una situación parecida irrumpió Auba, a pesar de que en su caso se acordó un contrato hasta 2023 ampliable dos años. En virtud de este documento, la renuncia a su continuidad tendrá un valor económico precioso para seguir haciendo efectiva la remodelación de la plantilla y no impactará en el potencial del ataque, puesto que Ferran Torres y Ansu Fati podrán ocupar la punta cuando Xavi decida rotar a Lewandowski.

stats