Fútbol

El largo periplo personal detrás del “Barça o Barzakh” de Top Manta

La cooperativa del sindicato de manteros lanza una campaña que cuenta con el apoyo de Pep Guardiola y otras caras conocidas de Catalunya

4 min
Maria Elena y Faye Aziz (el segundo empezando por la derecha) durante el vídeo promocional de la campaña

BarcelonaLa sonrisa calmada de oreja a oreja que exhibe Aziz Faye mientras te encaja la mano no tarda en contagiarse. Habla sereno, tranquilo. Apenas se le nota que ha estado toda la semana atendiendo a periodistas que le han entrevistado con motivo de la campaña "Barça o Barzakh", la última que ha lanzado la cooperativa Top Manta y que cuenta con la colaboración de caras conocidas del panorama mediático catalán. El entrenador de fútbol Pep Guardiola, los actores Miki Esparbé y Carlos Cuevas, y las cantantes Mushkaa y Maria Hein lo apoyan. El lema significa "Barça o mort", que podría equipararse a "Barcelona o muerte" o "Europa o muerte".

Para Faye, uno de los impulsores de Top Manta y portavoz de la cooperativa, y también para los miles de personas que abandonan África a bordo de una patera, es mucho más que un lema o un eslogan. "Es un himno, un grito de esperanza. Cuando te tiras al mar dejas atrás todo el miedo, toda la rabia y cantas Barça o Barzakh", relata en una conversación tranquila junto al taller de confección de Top Manta en Can Batlló, mientras de fondo suena música senegalesa y varios trabajadores, a los que la cooperativa ayuda a regularizar su situación, confeccionan las prendas que ayudan a sostener la entidad.

La campaña "Barça o Barzakh" es la última que ha impulsado Top Manta, una iniciativa que nació del sindicato mantero que se constituyó entre 2015 y 2016. Varios manteros, cansados ​​de esperar los papeles por las trabas burocráticas y atemorizados por la persecución policial, dijeron lo suficiente tras la muerte de Mor Sylla, en el 2015, en Salou. Se juntaron en asambleas para formar un sindicato. El impulso definitivo llegó con la entrada de Ada Colau en el consistorio barcelonés. "Muchos de nosotros venimos a Europa buscando oportunidades. En mi caso, me llegaron rumores de que en España necesitaban mano de obra en el campo, pero cuando llegas te encuentras con muchos problemas para conseguir los papeles [el proceso de regularización puede tardar hasta a tres años, pero varios expedientes pueden alargarse]. Hacer de mantero es la única solución que te queda si quieres tener un techo donde dormir y algo que comer", explica Faye.

La serenidad que transmite cuando habla no esconde una rabia instalada en el cuerpo por las heridas y las injusticias acumuladas. "Yo era pescador en Senegal, me ganaba la vida. Pero las políticas de pesca de mi país, que permiten que grandes buques pesqueros arrasen con todo, hace que los pequeños pescadores perdamos el trabajo", relata. En 1979 se firmó el primero de una serie de acuerdos entre este país y la Unión Europea que ponen cara al concepto de neocolonización. Estos convenios, bautizados con el perverso nombre deAcuerdos de pesca sostenible permiten la pesca de hasta 14.000 toneladas de pescado: 28 atuneros congeladores (de los que 16 corresponden a España), 10 atuneros cañeros (7 españoles), 5 palangreros de superficie (3 españoles) y 2 barcos arrastradores de merluza españoles.

El origen del lema 'Barça o Barzakh'

Faye abandonó Senegal por primera vez en el 2006, cuando atravesó el océano con patera hasta llegar a Tenerife. Era sólo el inicio de su largo periplo, porque sería deportado hasta en tres ocasiones, e internado hasta cinco veces en centros de internamiento de extranjeros (CIE). Antes de establecerse definitivamente en Barcelona en el 2015, vivió también un tiempo en Italia, en casa de unos conocidos. "¿Que si tenemos miedo antes de subir a una patera? Claro que tienes miedo, por eso cantamos «Barça o Barzakh». Es nuestra fuerza. Nuestra esperanza. Llegar a Europa o morir en el intento". Faye no pierde la pose tranquila, pero tampoco puede esconder las cicatrices de pensar que tuvo que abandonar su casa. Él querría cambiar las cosas en Senegal, pero siente impotencia: "Mi país se independizó hace más de 60 años de Francia, pero no económicamente. Sigue habiendo mucha dependencia. La gente de allí no podemos decidir nada".

Los grandes buques pesqueros destrozan el fondo marino y dejan a los pequeños pescadores, como Faye y muchos de sus amigos, sin su principal fuente de subsistencia. El Observatorio Senegalés de las Migraciones publicaba en 2021 una investigación sobre la procedencia y los contextos de las personas que la policía senegalesa identificó mientras intentaban llegar a Europa con patera. De las 1.197 personas identificadas, 793 (un 66%) eran pescadores o trabajadores de ese sector antes de decidir emprender el viaje hacia Europa.

El lema "Barça o Barzakh" nace de la influencia que el fútbol, ​​y el Barça en concreto, tenía en Senegal y otros países africanos para identificar Barcelona. "Yo nunca había jugado al fútbol hasta esta campaña, y para hacer el vídeo promocional hice de portero. Y la verdad me lo pasé muy bien", explica Faye, divertido y con un catalán académico. "Hablo catalán porque vivo en Catalunya. Cuando viví en Italia aprendí el italiano. Hablar el idioma de donde vives es una muestra de respeto", remacha.

En 2015 Faye fue uno de los impulsores del sindicato del que acabaría naciendo Top Manta. Desde entonces, la cooperativa ha logrado regularizar la situación de más de 200 manteros. La mayoría son hombres, porque el colectivo mantero está mayoritariamente formado por hombres. Pero también hay mujeres, algunas de las cuales ocupan cargos destacados dentro de una organización "horizontal sin ánimo de lucro", tal y como explica Maria Elena Coa, jefe de administración. Es el caso de Oumy Manga, la encargada del taller de confección, o Marema Babou, que realiza tareas de administración y gestión legal, o Fátima Sonko, una de las impulsoras de la campaña "Barça o Barzaj".

stats