Francia
Economía 19/06/2022

Francia, la economía que iba bien hasta que estalló la guerra

El país se recuperó rápido de la pandemia, pero ahora la inflación amenaza su crecimiento

3 min
Imagen de residentes a Saint Denis durante la segunda vuelta de las recientes elecciones presidenciales.
Dosier Cómo evitar una nueva crisis Desplega
1
Los bancos centrales actúan rápido y con contundencia para evitar la crisis
2
China, rehén de la política del covid cero
3
El coste energético y la desaceleración china frenan la economía alemana
4
Francia, la economía que iba bien hasta que estalló la guerra
5
Nubes de recesión para la economía británica
6
Italia da ayudas directas para rebajar la inflación récord
7
Aterriza como puedas
8
Turbulencias a la vista

ParísLa pérdida de poder adquisitivo por el aumento de la inflación es el tema que ha dominado la política francesa durante los últimos meses. Los ciudadanos están preocupados por el impacto económico de la guerra de Ucrania en un país que había sabido esquivar bastante bien la crisis económica provocada por la pandemia del covid-19. Como toda Europa, la pandemia hundió el crecimiento del PIB francés (registró una caída de casi el 8% en 2020), pero, en cambio, Francia no solo ha mantenido el nivel de ocupación, sino que los salarios han aumentado en los últimos cinco años a pesar de la pandemia. Y la recuperación de la actividad económica después del covid ha sido rápida: el país cerró en 2021 con un crecimiento del 7% del PIB y con el paro al 7,4%, el nivel más bajo en 15 años.

Pero las cosas están cambiando y el futuro inmediato se divisa más complicado. El conflicto en Ucrania, con el consiguiente aumento de los precios de la energía, amenaza con suavizar las buenas perspectivas de la economía francesa. La inflación en Francia no ha aumentado tanto como en otros países europeos –en mayo escaló un 5,2% ante el 8,1% de la zona euro–, pero aún así está a un nivel elevado y supone una amenaza para la economía. 

Todos los organismos nacionales e internacionales han recortado las previsiones de crecimiento del PIB de Francia para este año y para 2023. “La ola de covid-19 de principios de 2022, la guerra en Ucrania, las interrupciones de la cadena de suministro y los elevados precios de la energía han afectado las perspectivas económicas”, reconoce la OCDE. Según el organismo con sede en París, la economía francesa crecerá un 2,4% del PIB en 2022.

Impacto por el comercio exterior

La situación tendrá consecuencias para el comercio exterior. “La caída de la confianza de las empresas y de los hogares, las condiciones económicas mundiales más débiles y el alta incertidumbre frenarán la inversión y las exportaciones”, augura la OCDE. España –y especialmente Catalunya– es uno de los principales socios comerciales de Francia y podría sufrir con más fuerza los efectos de las nuevas turbulencias de la economía francesa. Según datos del Gobierno del país relativas a 2021, España es el quinto proveedor de Francia, por detrás de Alemania, China, Italia y Bélgica. Para España, Francia es el primer cliente, mientras que para el país galo el Estado es su cuarto cliente. 

Los lazos económicos van más allá de las exportaciones e importaciones: las inversiones españolas en Francia son importantes y hay 850 empresas españolas establecidas en el país galo, que dan trabajo a 58.000 personas, según un informe de Business France de 2020.

Deuda y déficit elevados

Al margen de las incertidumbres económicas de la guerra en Ucrania, Francia tiene otros puntos débiles que podrían comprometer su crecimiento. Si el país presidido por Emmanuel Macron ha soportado bien el impacto de la crisis del coronavirus es gracias a las generosas ayudas impulsadas durante los peores meses de la pandemia para las empresas –con el fin de mantener la ocupación– y para las familias. Esta elevada factura ha hecho que el déficit público de Francia se haya disparado hasta el 6,5% y la deuda haya superado el 112% del PIB. Los planes de Macron pasan por sanear las cuentas lentamente, sin prisas ni recortes, y ha prometido una “ocupación llena” para 2027.

Dosier Cómo evitar una nueva crisis
Volver al índice
stats