Economía 02/03/2022

Las multinacionales rusas se evaporan en la bolsa de Londres

Son controladas por algunos de los oligarcas próximos a Putin sancionados por la UE y EE.UU.

3 min
Sede de Gazprom en Moscú.

BarcelonaLas acciones de las multinacionales rusas que cotizan en la bolsa de Londres han sufrido este miércoles otro derrumbe histórico. Las caídas han evaporado miles de millones de euros del valor de algunas de las principales empresas de Rusia, afectadas por las sanciones occidentales.

Algunos de los directivos y accionistas de las compañías más afectadas también han sufrido sanciones a título personal debido a los estrechos vínculos que mantienen con el gobierno ruso y con su presidente, Vladímir Putin. Es el caso del vicepresidente de Sberbank, Aleksandr Vediajin, incluido en la última lista de sanciones de EE.UU. a oligarcas próximos al Kremlin, o el del consejero delegado de Rosneft, Ígor Sechin.

La empresa que mejor simboliza las relaciones comerciales entre Europa y Rusia es la gasista Gazprom, responsable de suministrar gas natural a buena parte de Europa central. Los títulos del grupo en la bolsa londinense caían a las tres y media de la tarde un 82% respecto al cierre de ayer: el martes por la tarde valían 76 céntimos de dólar y este miércoles 13, a pesar de que en algún momento de la mañana ha llegado a valer solo 3 céntimos. En comparación con un año atrás, la bajada es superior al 98%. En enero del 2008 la cotización tocó techo con 29 dólares por acción.

Durante la jornada, el valor de Gazprom ha llegado a unos 250 millones de dólares, mientras que el viernes superaba los 50.000 millones, después de semanas de caídas.

Gazprom ha recibido un duro golpe por la decisión del gobierno alemán de cancelar la construcción del gasoducto Nord Stream 2, que tenía que llevar gas desde Rusia a Alemania por el mar Báltico. La filial de la gasista encargada de gestionar el proyecto se ha declarado en bancarrota este miércoles, según las autoridades del cantón suizo de Zug, donde está su sede.

Lukoil, uno de los dos gigantes petroleros del país, también caía este mediodía, a pesar de que algo menos: un 74%. El septiembre pasado un título de la empresa valía más de 273 dólares y ahora fluctúa por debajo de los 3. El presidente de Lukoil, Vagit Alekperov (propietario de un 28% de la compañía), es uno de los grandes aliados de Putin y hasta este fin de semana tenía un yate atracado en el puerto de Barcelona . La otra gran compañía rusa del sector del petróleo, Rosneft, se hundía un 64% a la misma hora, y la segunda gasista más grande del país, Novatex, también perdía un 85%.

Ahora bien, la multinacional más afectada por las caídas es Sberbank, el banco más importante de Rusia, controlado por el estado. A pesar de haber esquivado la prohibición de utilizar el sistema internacional de transferencias Swift impuesto por la UE a siete bancos rusos, la entidad ha anunciado que abandonaba Europa a raíz de las quiebras de varias filiales. Concretamente, el regulador financiero de Austria ha congelado temporalmente las cuentas de los clientes de Sberbank en el país por la posibilidad de quiebra, que ya se ha producido en Eslovenia y Croacia. En estos dos países, la Junta Única de Resolución –el organismo comunitario que se encarga de la liquidación de bancos con problemas– ha ordenado el cierre de las filiales del banco ruso y el traspaso de sus activos a dos otras entidades, de forma que los clientes mantienen intactos las cuentas e inversiones, pero en otro banco.

Según ha admitido el mismo banco, estas quiebras se deben a la retirada masiva de depósitos por parte de los clientes, a la cual la entidad no puede hacer frente de golpe porque no tiene suficiente liquidez.

La bolsa de Moscú continúa cerrada

La bolsa de Moscú se ha mantenido cerrada un día más a la espera de si abre mañana jueves. El parquet cerró el pasado viernes, una medida drástica que no se aplicaba desde la grave crisis económica que afectó al país en 1998.

stats