Oleada de calor
Internacional 14/07/2021

Más de 80.000 hectáreas calcinadas en el fuego activo más grande de los Estados Unidos

Los bomberos han desplegado miles de efectivos al oeste del país para intentar controlar las decenas de incendios que se han declarado

Mar Sala
3 min
El incendio de Oregón, visto desde la lejanía

BarcelonaDecenas de fuegos forestales queman actualmente en el oeste de los Estados Unidos, una zona que está afectada desde hace días por una fuerte oleada de calor. El más grande es el que se declaró en el bosque de Fremont-Winema, entre los estados de Oregón y California, que este miércoles ha superado ya las 80.000 hectáreas calcinadas. Su intensidad y virulencia son tan fuertes que los bomberos no prevén tenerlo completamente controlado hasta finales de otoño. Este miércoles ha sido el octavo día consecutivo de un infierno que ya ha afectado a unas 2.000 viviendas y ha dejado como mínimo 21 completamente destruidos.

La oleada de calor que sufre la región, con medias diarias superiores a los 42 grados centígrados, agrava las malas condiciones climáticas en un terreno extremadamente seco después de un periodo de lluvias inferiores a las habituales. La temporada de incendios, pues, se presenta cruda y, de hecho, ha empezado antes de lo que suele hacerlo.

Las características distintivas que tiene el bootleg fire, como se conoce este incendio, hace que no tenga un solo frente de fuego, lo cual dificulta controlarlo. El sábado los equipos de bomberos tuvieron que retirarse temporalmente de la zona de actuación para resguardarse del "alto riesgo de amenaza para la vida", según ha explicado el propio cuerpo. "Cuando hemos llegado hoy hemos tenido que ajustar nuestro concepto de incendio. Nunca antes habíamos visto un fuego moverse así, en estas condiciones y en esta época del año", explica Al Lawson, comandante de los bomberos, en declaraciones recogidas por Efe. El cuerpo ha destinado más de un millar de efectivos, pero todavía no han conseguido contenerlo en ninguno de los frentes.

Los bomberos están especialmente preocupados por una línea eléctrica de alta tensión que conecta las redes de California y Oregón y que pasa por un lugar muy próximo a la zona afectada. Después de varios apagones, las autoridades han pedido a los habitantes que reduzcan el consumo eléctrico tanto como puedan para evitar sobrecargas de la red.

Más de 400.000 hectáreas quemadas

No muy lejos de este incendio hay todavía activos algunos fuegos de dimensiones más reducidas pero igualmente significativas. En California queman más de 40.000 hectáreas en el bosque nacional de Plumas, en el extremo norte de Sierra Nevada, donde se ha pedido la evacuación de 3.000 residentes. Mientras tanto, 3.000 bomberos trabajan para controlarlo.

Un tercer incendio, cerca del Parque Nacional Yosemite, se ha controlado en un 15%, pero desde el domingo por la noche ya ha quemado más de 3.800 hectáreas. En total, más de 400.000 hectáreas han quedado arrasadas por 68 grandes fuegos en 12 estados del oeste norteamericano, según informa la agencia federal Interagency, que registra los incendios forestales.

Efectos del cambio climático

"Des del 1 de junio, hemos visto al menos 67 estaciones meteorológicas, con informes de registros que se remontan a hace 75 años, que han igualado o roto registros de calor históricos”, ha publicado el Centro de Predicción Meteorológica de los Estados Unidos a través de las redes sociales.

Estas condiciones de calor extremo, atribuibles al cambio climático, han provocado que en los últimos años los fuegos forestales hayan aumentado en frecuencia y virulencia. En 2020, la misma región del oeste norteamericano ya sufrió algunos incendios devastadores que provocaron decenas de muertos, y este año ya se han registrado más de 4.100 fuegos en California, a pesar de que la época más favorable para la proliferación de incendios no ha llegado todavía, puesto que es entre octubre y noviembre.

stats