Internacional 20/10/2020

Dimite el alcalde de Copenhague por varias acusaciones de abuso sexual

El Me Too llega a la política danesa y la primera ministra anima a no dirimir los casos en los medios

Ara
3 min
El ja ex alcalde de Copenhaguen, Frank Jensen, que ha dimitir per un escàndol d'abusos sexuals.

BarcelonaEl Me Too ha llegado tarde a Dinamarca, pero ha llegado con fuerza. Y salpica sobre todo al mundo de la política. El último de los escándalos ha llevado al alcalde de Copenhague, Frank Jensen, a dimitir de su cargo al frente de la alcaldía, donde llevaba 11 años, y también como vicepresidente del Partido Socialdemócrata.

Jensen ha tomado la decisión después de que salieran a la luz varias denuncias de mujeres que lo acusan de abuso sexual a lo largo de toda su carrera política. El ya exalcalde se reunió con su equipo el domingo en un encuentro de crisis y ahí decidió que la mejor opción era dimitir.

Con 59 años, Jensen había sido ministro de Ciencia y después de Justicia en los gobiernos del socialdemócrata Poul Nyrup Rasmussen, antes de asumir el cargo de alcalde de la capital ahora hace 11 años.

La líder socialdemócrata y actual primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha calificado la dimisión de Jensen como "la decisión acertada" en su cuenta de Facebook, a pesar de que también ha querido poner en valor "la tarea política" del exalcalde durante toda su trayectoria. "El movimiento Me Too ha iniciado un debate importante y necesario. Como todos los demás debates, se tendría que llevar a cabo de manera adecuada. No tendría que ser la exposición en los medios de comunicación la que decida el resultado de un caso. Apelo firmemente a resolver los casos en sede judicial", ha añadido la primera ministra.

Dos mujeres acusaron a Jensen de haberlas tocado de forma inapropiada durante acontecimientos públicos en 2012 y en 2017 y el propio Jensen se disculpó públicamente por estos hechos el pasado viernes. Pero a lo largo del fin de semana han surgido informaciones que apuntan a que habría varias denuncias más contra él por acoso sexual.

Aun así, el de Jensen no es un caso aislado. Desde que a finales de agosto la presentadora de televisión danesa Sofie Linde denunció en antena que un alto cargo de la cadena le había ofrecido catapultar su carrera si le hacía una felación, han salido miles de mujeres danesas en las redes a denunciar acosos y abusos sexuales, en una versión tardía pero igualmente contundente del movimiento global Me Too, que surgió en 2017 a raíz del escándalo por los abusos del productor de cine de Hollywood Harvey Weinstein.

En Dinamarca, sin embargo, los casos han afectado especialmente a la clase política: varias diputadas han salido a denunciar el sexismo inherente que, según ellas, existe en la sede del Parlamento danés. El ministro de Asuntos Exteriores, Jeppe Kofod, fue cuestionado por un caso de hace doce años, cuando habría mantenido relaciones sexuales con una niña de 15 años de las Juventudes Socialistas cuando él tenía 34. Kofod pidió disculpas y la primera ministra dio el caso por cerrado.

stats