Apuntes en caliente
Misc 02/10/2021

Incluso Araujo sale retratado en este lío: los apuntes en caliente del Atlético-Barça

Con un par de desajustes del Barça bastó para que el Atlético resolviera el partido en la primera parte

2 min
Joao Félix pugnando con Araujo y Piqué.

BarcelonaDerrota merecida del Barça en el Wanda Metropolitano contra el Atlético de Madrid. Dos goles de Lemar y Luis Suárez desnudaron a un Barça sencillamente inferior que vuelve a quedarse a cero. A continuación, los apuntes en caliente del partido.

No bastará con recuperar bajas. Koeman obsequió a Laporta apostando por Nico y Gavi de inicio en el Wanda. El atrevimiento del neerlandés propició una puesta en escena más digna que las del Bayern, el Granada o el Benfica, pero el baño de realidad contra el campeón liguero, que se permite el lujo de guardarse a Griezmann y Correa en el banquillo, fue inapelable. Suerte que el Atlético no estaba fino. Si lo hubiera sido, ¿de qué dimensión habría sido el desastre? La sensación es que ni Ansu en plenitud ni el Kun ni Dembélé subirán lo suficiente el nivel. Para competir con los mejores hará falta algo más.

Ni rastro del Barça "más coral". Ante la falta de talento, tendrían que emerger los automatismos, los fundamentos, el orden para atacar y para defender. La razón de ser de los entrenamientos entre semana y las sesiones de vídeo, vaya. Los motivos por los que los técnicos ganan un salario millonario. La receta que ayude a demostrar que, sin Messi, se puede ver a un Barça más solidario, más trabajado, más coral. De momento, con el argentino en París, el equipo no encuentra la manera de reinventarse. Al contrario: excepto Gavi, que es una alenada de aire fresco y no tiene mochilas del pasado, el plan colectivo no sirve para tejer nuevos liderazgos. De momento, solo sobrevive la rebeldía de determinados jóvenes.

Patinazos a chorros. Un par de desajustes del Barça bastaron para que el Atlético resolviera el partido en la primera parte. Los errores en la defensa azulgrana no son patrimonio exclusivo de Eric García. Incluso el central más sólido del equipo, Araujo, naufraga entre el lío y aparece en la foto de los goles recibidos. El uruguayo sufrió mucho para controlar a Joao Félix, si bien es cierto que su compañero en el eje, Piqué, volvió a demostrar que los grandes escenarios le quedan enormes sin un plan que lo obligue a no meterse en la cueva cuando ataquen su zona. Lenglet y Umtiti, casi inéditos este año, quizás no lo harían tan mal en este contexto empobrecido.

La tenía preparada. Buen partido de Luis Suárez en su segundo reencuentro con el Barça. Gol y asistencia del charrúa que hacen daño porque el club azulgrana está lejos, lejísimos, de encontrar a un futbolista con su clarividencia en los últimos metros. Importa más esto que su celebración de perdón impostado. Es cierto que Luisito juntó las manos como un santo, pero que la tenía preparada quedó claro cuando, poco después, miró al palco donde estaba Koeman para reprocharle la llamada que le hizo para echarlo por encargo de Bartomeu.

stats