Apuntes en caliente
Misc 24/09/2021

Ni el VAR más injusto puede servir de excusa: los apuntes en caliente del Cádiz-Barça

La expulsión de De Jong no justifica el mal partido de los azulgranas en el Nuevo Mirandilla

2 min
De Jong pidiendo explicaciones a De Cerro Grande después de ser expulsado.

BarcelonaRonald Koeman sale un poquito más tocado (y expulsado) de la visita en Cádiz. Su Barça acumula otro empate después de otra actuación decepcionante. A continuación, los apuntes en caliente del partido.

Un VAR inútil. Andaba el Barça hacia el empate o la derrota en el Nuevo Mirandilla cuando el árbitro quiso sumarse al despropósito azulgrana con una decisión del todo injusta. El madrileño Del Cerro Grande mostró la segunda amarilla a Frenkie de Jong por una falta inexistente sobre Espino. Como el VAR solo entra para discutir expulsiones directas, el colegiado no pudo dar marcha atrás y el neerlandés se marchó a la ducha. No hay quien entienda este reglamento. Revisión inmediata y que los comités hagan el trabajo de cara al partido del Levante, que De Jong tiene que jugar, claro.

Un equipo triste. Con superioridad numérica, si un equipo se mereció la victoria fue el Cádiz. Triste destino para un Barça empequeñecido, pastoso y sin ideas. Abocado, si no hay un cambio sustancial, a sudar cada fin de semana para tratar de sumar de tres en tres en la Liga. Antes de la expulsión de De Jong, los azulgranas no ofrecieron una imagen mucho más exitosa. De hecho, en la primera parte, ninguna oportunidad y 26 pérdidas contemplaron los de Koeman. Por eso la roja injusta de la segunda mitad no puede servir como excusa. No para el Barça libre de victimismos que propugna Laporta.

Bones noticias en el horizonte. Se hace difícil sacar conclusiones positivas del funesto inicio de curso del Barça. Pero La Masia, una institución que siempre dará más de lo que costará, está concediendo a los culés las buenas noticias que, cuando haya un entrenador en el banquillo que tenga crédito y ganas de empoderar a la plantilla, seguro que serán todavía mejores. Fruto del fútbol base culé es el jovencísimo Pablo Páez Gavi, un interior de los que juegan con la cabeza alta. Nacido en 2004, el andaluz no solo llevó al banquillo a Coutinho, amo de la ficha más alta del equipo, sino que fue el mejor azulgrana a solo 100 kilómetros de su casa.

Empapado de negatividad. El fútbol son dinámicas y seguro, segurísimo, que cuando el Barça salga del pozo en el que está metido, que saldrá, Memphis Depay podrá celebrar goles importantes con el club en el que decidió, a pesar de perder dinero en relación a otras ofertas que tenía, continuar su carrera. El neerlandés se ha empapado de negatividad y ha perdido la sonrisa que tenía en pretemporada. En Cádiz tuvo dos ocasiones de las que no fallaba en Lyon. Debe de lamentar más que nadie que su olfato no sirva para dar oxígeno a su principal valedor, Koeman.

stats