Barça
Misc 16/11/2021

Xavi y los centrales del Barça: una cuestión de disciplina, mano izquierda y olfato

4 min
Gerard Piqué, en medio de un calentamiento del Barça.

BarcelonaXavi Hernández debuta este fin de semana, en todo un derbi contra el Espanyol en el Camp Nou, como entrenador del Barça. La afición y el entorno azulgranas están impaticientes por ver cuál será la primera alineación del egarense, que el sábado tiene que empezar a revertir desde el banquillo el terrible inicio liguero (el equipo es noveno y acumula cuatro jornadas sin ganar) y que el próximo martes disputa un partido clave en la Champions contra el Benfica para certificar la clasificación para los octavos de final. Con poco margen para más tropiezos, el flamante técnico empezará a aplicar las conclusiones sobre lo que ha visto en sus primeros días de trabajo, a pesar de que muchas de las medidas que ha tomado y tomará ya las tenía más o menos esbozadas mientras hacía vida en Qatar. Si bien ha entrenado al Al-Sadd en los últimos años, en ningún momento ha perdido detalle ni contacto con el club de su vida. Lleva preparándose para entrenar al primer equipo azulgrana desde mucho antes de firmar el contrato con Joan Laporta.

No tendría que sorprender, en este sentido, su contundencia con Ousmane Dembélé . Xavi cree en el potencial del extremo francés desde que el Barça lo fichó en 2017, y ahora, con un seguimiento al milímetro de sus hábitos, se ve capaz de formarlo para que se adapte al fútbol que quiere poner en práctica. Por eso pide la renovación, una intención que, antes de la llegada del nuevo técnico, se imponía en los despachos más por una cuestión económica (para aspirar a un traspaso) que no deportiva. Tampoco será noticia que, de entrada, apueste ciegamente por Sergio Busquets, un jugador que entiende perfectamente el juego de posición y que en contextos de rigor táctico —como el de la selección española de Luis Enrique— no acusa ni la edad (33 años) ni las limitaciones físicas. El de Badia del Vallès liderará una medular con mayoría de La Masia, Sergi Roberto sumado a la causa —se ha reactivado su renovación— y Frenkie de Jong con la oportunidad de justificar su caché de centrocampista dominador.

Iniesta, Xavi, Busquets y Piqué en la barrera de un partido del Barça.

A pesar de las buenas palabras en el día de su presentación, las certezas que Busquets le ofrece a Xavi no son del todo homologables a los casos de los otros dos grandes capitanes de la plantilla, Jordi Alba y Gerard Piqué. Sobre todo el central –que en febrero hará 35 años y todavía acusa la lesión de ligamentos en la rodilla derecha que decidió no operarse a mediados de la campaña pasada– puede ver afectado su régimen de participación, que se mantuvo intacto con Koeman a pesar de la vicisitud física. Ahora, con Araujo ya recuperado y Eric Garcia cada vez más estable en el once, Xavi incluso ha abierto internamente la puerta a contar con Umtiti, que no ha debutado todavía este año. "Aunque sea para que se vea que puede jugar", apuntan desde el club. También piensa en Lenglet, un central tan válido para entrar en la rotación como para hacer cajón en caso de oferta jugosa, y en Mingueza, que es marcador y no lateral. Por otro lado, estudia oportunidades de mercado como Azpilicueta (Chelsea) o Laporte (Manchester City). Todo ello supone una amenaza para Piqué, que en una entrevista reciente a El País dejó claro que no se quiere retirar "sin suplente".

Calentar el derbi, una tradición

Las próximas semanas y los próximos meses serán claves para comprobar si el rol que el barcelonés ha tenido durante la última década se mantendrá con la llegada de Xavi, excompañero convertido en entrenador que, como informó la Cadena Cope, ya lo ha disuadido de participar en una entrevista en el programa El hormiguero cuando faltan pocos días para el derbi, una cita que hace un par de años ya calentó yendo a otro programa de televisión, La resistencia. Cuando compartían vestuario, el egarense definía cariñosamente a Piqué como Farándulas por su espíritu mediático. Ahora, decidido a restablecer el código interno para controlar el día a día del vestuario, lo tendrá que gestionar con mano izquierda, respetando su imparable faceta empresarial , sobre todo si ve que tiene que promocionar a corto plazo la pareja Eric-Araujo en el eje de la defensa. En el segundo caso, solo tendrá que evocar como lo trató Luis Enrique, con quien también había compartido batallas, en su último curso en el primer equipo del Barça. Él también fue un ídolo que ya no podía jugar 60 partidos al año.

Sea como fuere, Piqué estará a disposición de Xavi para el partido contra el Espanyol después de superar la lesión en el sóleo que sufrió el día del Alabès. Igual que el marcador catalán, se unieron a la dinámica del grupo en la primera sesión de la semana Pedri González, Sergi Roberto, Nico y Eric Garcia, que venían lesionados o tocados de los últimos partidos. De cara al derbi, si no hay sustos estos días, habrá cuatro bajas confirmadas, todas en la delantera: Ansu Fati, Dembélé, Braithwaite y Kun Agüero.

stats