Política 30/08/2021

Aragonès avisa a Sánchez de que si no cumple los acuerdos "todo saltará por los aires"

"O se da una solución democrática o volverá a haber momentos de inestabilidad", ha afirmado el 'president'

3 min
Pedro Sánchez y Pere Aragonès entrando en  la Moncloa.

Barcelona"Todo saltará por los aires". Este es el aviso del president de la Generalitat, Pere Aragonès, al jefe del ejecutivo español, Pedro Sánchez, a dos semanas para que se reúna la mesa de diálogo. "Todo saltará por los aires" si el PSOE no cumple el acuerdo de investidura con ERC, el pacto que brindó la presidencia a Sánchez a cambio de activar la mesa de diálogo. Así pues, si el presidente español no hace realidad su compromiso de resolver el conflicto político, Esquerra amenaza con retirarle su apoyo y hacerlo caer. "Sabe la importancia que tiene para el nacimiento y la continuidad de la legislatura en España", ha dicho Aragonès en una entrevista a TV3. La reacción del independentismo a un fracaso del diálogo, sin embargo, puede tener dos vertientes: por un lado, que ERC deje de apoyar al PSOE y, por el otro, que el soberanismo aparque la vía negociada. Una amenaza que este lunes ha verbalizado Aragonès: "O se da una solución democrática o volverá a haber momentos de inestabilidad".

De momento, sin embargo, la mesa de diálogo todavía tiene que "recomenzar". Así se ha referido a ello Aragonès, que ha defendido la necesidad de "revalidar" el acuerdo entre las dos partes para que se ratifique el reconocimiento del conflicto y que lo que se acuerde se someta a votación popular. Esto se ratificará la semana del 13 de septiembre, pero todavía no hay un día concreto –Aragonès ha dicho que están entre dos opciones y se tienen que cuadrar las agendas– y tampoco se sabe quién se sentará a la mesa. Empezando por el propio Sánchez, que no ha confirmado su asistencia. El presidente catalán ha dicho que "no concibe" que el jefe del ejecutivo español no esté presente. En el supuesto de que finalmente no asista, Aragonès no ha querido ensanchar la grieta: "Hay tanta gente que quiere que esta mesa fracase, que no pondré una opción más encima de la mesa", ha afirmado, para después añadir que se sienten "un poco solos sacando adelante la apuesta por la normalización política".

Lo que sí ha dejado claro Aragonès es que la delegación catalana será "de gobierno". No se sabe si Oriol Junqueras estará, y Aragonès no se ha referido a él explícitamente, pero ha enmarcado la delegación exclusivamente del ejecutivo. La última y única reunión de la mesa de diálogo, sin embargo, sí tuvo miembros sin cargo en el ejecutivo: Marta Vialta, Josep Maria Jové o Elsa Artadi, por ejemplo. Con todo, la agenda del encuentro también se está trabajando. Según Aragonès, con "reuniones de todo tipo".

La vida que tendrá este espacio de negociación será, a priori, de dos años: el tiempo que ha dado la CUP a ERC y el que le queda de mandato a Sánchez. Esta es la única fecha clara, y el independentismo no ha puesto ningún plazo al nuevo referéndum. Aragonès, sin embargo, hoy ha arrojado algo más de luz, puesto que ha augurado que Catalunya habrá votado la resolución del conflicto político antes de 2030 y que, por lo tanto, el país podrá presentarse con su propia bandera a los Juegos Olímpicos de Invierno de ese año.

Descarta reabrir el ocio nocturno y activar el pasaporte covid

La pandemia ha sido uno de los elementos que también han marcado los primeros cien días de Aragonès como president. Este lunes ha descartado reabrir el ocio nocturno más allá de las 0.30 horas antes del inicio del curso escolar. También ha descartado aplicar el pasaporte covid y ha afirmado que "de momento no es planteable". "Aquí no hay una oposición a vacunarse", ha argumentado en referencia a otros países que sí lo tienen activado, como Francia.

No a la viñeta solo en Catalunya

Después del fin de los peajes en cuatro autopistas, Aragonès ha descartado aplicar la viñeta solo a Catalunya y ha reclamado que se impulse de manera conjunta en el Estado. De momento, la Generalitat irá asumiendo en los presupuestos el mantenimiento de las autopistas.

Un presupuesto que el president se ha mostrado convencido de que conseguirán aprobar con el apoyo de la CUP a pesar de las reticencias de los antisistema. Las cuentas, de hecho, servirán para apuntalar una medida que ERC pactó con los cuperos y que ahora el gobierno español también ha abierto la puerta a implementar: una energética pública. Sobre esto, Aragonès ha dicho que "está previsto" crearla y que ya se han empezado los trabajos para hacerlo realidad. Con todo, ha reafirmado la necesidad de empezar en 2022 con los presupuestos aprobados. Y no solo quiere empezar el año con esto encarrilado, sino que se ha comprometido a tener algunos órganos como la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales –que ya lleva 2.345 días con el mandato caducado– renovados.

stats