Sociedad 13/10/2021

Cae un jeque que captaba jóvenes en Barcelona para el yihadismo

El grupo quería comprar un kalashnikov, lo cual precipitó las detenciones

3 min
El material que los agentes encontraron durante los cacheos de la operación.

BarcelonaHace medio año llegó a Barcelona un hombre que recibía el apodo de Sheikh –jeque–. La Policía Nacional lo había detectado en una operación por terrorismo yihadista en la ciudad que había acabado con tres detenidos en enero de este año que ingresaron en prisión. Sheikh, según la investigación, había actuado como un “referente” que “coordinaba las medidas de seguridad” desde Algeria. Pero la Policía Nacional no le perdió la pista y a finales de marzo vio que se había instalado en Barcelona. Desde entonces los agentes continuaron con la investigación, denominada Arbac, que esta semana ha implicado cinco detenciones en la capital catalana y en Madrid: la del presunto líder y cuatro jóvenes que había captado –que se dedicaban a robar y que se habrían radicalizado–.

La Comisaría General de Información de la Policía Nacional comprobó que Sheikh estaba vinculado con el Estado Islámico –DAESH, según el acrónimo en árabe– desde 2016, cuando lo arrestaron en Turquía mientras intentaba entrar en una zona de conflicto, en Siria e Irak, para sumarse a la organización terrorista. Después de quedar en libertad recorrió varios países, como Malasia, Tanzania y Argelia –de donde es originario y donde había cumplido una condena por hechos relacionados con el terrorismo–, “donde continuó haciendo tareas de captación”, dice la Policía Nacional. Una vez en Barcelona, los agentes vieron que se había rodeado de un grupo de jóvenes que definen de “delincuentes” de origen argelino que robaban, “de manera organizada”, a turistas. “Desde su llegada varios de ellos mostraban altos signos de radicalización”, asegura el cuerpo policial.

Los agentes también detectaron que el grupo quería comprar un fusil kalashnikov porque había empezado a hacer gestiones para adquirirlos, lo cual precipitó las detenciones. Por eso la Policía Nacional ha arrestado en los últimos días al líder –el jeque– junto con cuatro miembros más. Tres detenciones se han hecho en Barcelona, un cuarto miembro está en una prisión catalana por otros delitos y al quinto lo encontraron en un centro de internamiento de extranjeros (CIE) de Madrid a pesar de que también residía en el área metropolitana. Todos los arrestados excepto el que está encarcelado en Catalunya han pasado a disposición del juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que ha acordado su ingreso a prisión. En cuanto al ya encarcelado, se prevé que declare en los próximos días.

Vídeo de la operación

Tres machetes de 60 centímetros

La Policía Nacional explica que en los registros de la operación de los últimos días, en los que han entrado en tres domicilios y en la celda de la prisión catalana, han encontrado tres machetes de 60, 57 y 51 centímetros en el domicilio del jeque. El líder del grupo también tenía unos 70 cartuchos en su vivienda, a pesar de que no han localizado ningún kalashnikov. A los cinco detenidos los acusan de pertenecer a una organización terrorista y de autoadoctrinarse. Al jeque también le imputan un delito de adoctrinamiento activo.

Esta operación se ha descrito como la segunda fase de la investigación Arbac, que en enero supuso el arresto de tres presuntos yihadistas más en un domicilio okupado de Barceloneta. En aquella ocasión la Policía Nacional comprobó que se había instalado en la ciudad un soldado del Estado Islámico que había estado en Irak, Turquía y Senegal, considerado “potencialmente peligroso”.

stats