Sociedad 08/07/2021

Catalunya vuelve a entrar en el riesgo extremo de contagio

La OMS da un toque de atención al Estado, que supera los 200 casos por cada 100.000 habitantes, al igual que Chipre y Portugal

4 min
Mapa de la incidencia del covid  en Europa.

Santa Coloma de GramenetSolo tres países en Europa sufren una incidencia acumulada superior a los 200 casos por cada 100.000 habitantes y, por lo tanto, se encuentran en una situación de riesgo extremo de contagio: Chipre (con 493 casos cada 100.000 habitantes), Portugal (240) y España (215). Y Catalunya tiene la incidencia más alta de España: 602, según el informe del ministerio de Sanidad. De hecho, el mapa de seguimiento epidemiológico que publica semanalmente el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, en inglés) constata que todos los territorios que conforman la península Ibérica, excepto Galicia y Castilla-La Mancha, están teñidos de color rojo, una tonalidad que indica que la propagación del virus está descontrolada, que no es viable hacer el rastreo de contactos y que más del 4% de las pruebas que se hacen salen positivas porque no se cortan efectivamente las cadenas de transmisión.

Mapa de la incidencia del covid  en Europa.

La zona suroeste de Europa, gran receptora de turistas de todas partes, se ha convertido en el epicentro de la quinta oleada de covid en plena temporada veraniega. En cambio, el virus no está causando estragos de momento en países como Francia o Italia, que mantienen unas incidencias inferiores a los 50 casos por cada 100.000 habitantes. De hecho, la mayoría de estados miembros tienen unos niveles de contagio bajos, e Irlanda, Luxemburgo y algunas partes de Suecia y los Países Bajos están en un riesgo alto de contagio pero no extremo, puesto que tienen más de 50 casos por cada 100.000 habitantes pero menos de 200 casos.

Con todo, España registra una tasa de muertes relacionadas con el covid mucho más baja que algunos de estos países con mejor evolución epidemiológica: notifica unas cinco defunciones cada millón de habitantes ante las seis que registran Francia e Italia, las siete de Alemania o las doce de Irlanda. La explicación radica en la campaña de vacunación, que si bien no puede evitar el boom de contagios, sí que protege la gran mayoría de inmunizados de desarrollar la enfermedad en caso de contagio o, cuanto menos, contra sus formas más graves.

Cuarto país con más vacunados

Un ritmo ágil de vacunación se relaciona con menos hospitalizaciones y con menos defunciones y el Estado es el cuarto país de Europa con mayor porcentaje de población vacunada con la pauta completa, un 41,7%. Según el informe que hace el grupo de investigación de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la UPC (BIOCOMSC) para la Comisión Europea, España solo va por detrás de Hungría (52,5%), el Reino Unido (49,9%) y Chipre (43,5%) en vacunación. La media de inmunización en la UE es del 36,4%, más de cinco puntos por debajo de la española.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado un toque de atención a España y ha recordado que, si bien la vacunación es "vital", "hay que hacerlo todo", en referencia a evitar las grandes concentraciones de gente y los acontecimientos superpropagadores, mantener las distancias sociales y hacer uso de la mascarilla. También el ECDC avisó la semana pasada que relajar las medidas en verano podía conllevar un "incremento rápido y significativo" de los contagios.

El gobierno portugués ha recuperado algunas restricciones visto el crecimiento exponencial de casos, como por ejemplo instaurar el toque de queda en las ciudades más grandes, Lisboa y Oporto. En cambio, España se niega a declarar de nuevo el toque de queda y no prevé desplegar medidas restrictivas de forma generalizada, sino que deja en manos de las comunidades autónomas decidir qué sectores quiere cerrar para controlar sus cifras. Catalunya, por ejemplo, ha vuelto a suspender las actividades de ocio nocturno en espacios interiores, mientras que el País Valenciano, además de cerrar el ocio nocturno, ha reducido los horarios y el aforo de la restauración y solicitará al Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) la autorización para aprobar un toque de queda entre la 1 h y las 6 h de la madrugada en los municipios donde haya mayor incidencia del virus. 

Cae la edad en las UCI hasta los 52 años

La OMS también ha advertido a España del "creciente riesgo de hospitalizaciones" que puede sufrir por la propagación de la variante delta (la originada en India), que sería un 60% más contagiosa que la alfa (también conocida como británica), si continúa el aumento de casos y la gran interacción social por el levantamiento de las restricciones. Este impacto ya se observa en Catalunya, donde la transmisión comunitaria está completamente descontrolada: se están diagnosticando 30.000 positivos a la semana, sobre todo entre las personas de 10 a 39 años, y cada caso tiene, como mínimo, nueve contactos. Así, actualmente hay 270.000 personas que también podrían volverse casos en los próximos días y mayoría de las cuales ni siquiera figurarán a los registros, puesto que Salud ha decidido no hacer pruebas a los contactos asintomáticos .

La secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, ha indicado que el incremento de casos se está traduciendo en un repunte de entradas en los hospitales, a pesar de que no "con la misma repercusión que otras oleadas". El perfil del enfermo de coronavirus que llega a las unidades de cuidados intensivos (UCI) ha cambiado y es bastante diferente del que lo hacía hace unos meses. Ahora son personas más jóvenes, que pasan menos tiempos ingresadas y que se recuperan más rápidamente, algunas sin necesidad de apoyos de ventilación mecánica.

La media de edad de los pacientes críticos ha caído once años respecto a la tercera oleada –si entre enero y febrero la mayoría de enfermos en la UCI tenían unos 63 años, ahora tienen 52– y tardan unos seis días en salir. Este último factor depende también de la edad: los de 60 a 69 años tardan aproximadamente once días; los de 30 a 49, seis días, y los de 20 a 29, cuatro días.

En declaraciones a ACN, un portavoz de la OMS ha insistido que para proteger con la vacunación hay que poner la pauta completa, y en España y Catalunya la gran mayoría de la población o no está vacunada o solo ha recibido una dosis (57%). En este sentido, Cabezas ha explicado que esta semana y la que viene se priorizarán las segundas dosis de la vacuna en grupos de edad de más vulnerabilidad, sobre todo el colectivo de 60 a 69 años. Además, ha indicado que crecerá la oferta de citas para las personas de 16 a 29 años a partir del 19 de julio, cuando se acabe de inmunizar a este grupo.

700 sanitarios positivos y de baja

La otra gran preocupación de las autoridades sanitarias es la afectación que puede tener la quinta oleada en los centros sanitarios. La directora de Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Gemma Craywinckel, ha informado que unos 700 profesionales están de baja después de dar positivo y, a pesar de que no ha concretado si son casos leves o de gravedad, ha recordado que estas personas tienen que hacer el aislamiento y no pueden trabajar. "Hemos de evitar más bajas porque el sistema ya está muy al límite", ha recordado.

stats