Salud
Sociedad 09/07/2022

Roma: la capital europea de las muertes causadas por el ruido del tráfico

Más del 60% de los romanos soportan niveles de decibelios por encima de los que marca la OMS

3 min
Tránsito en los alrededores del Coliseo a Roma
Dosier Contaminación acústica Desplega
1
“Aquí los malos no somos los bares”
2
"Aquí no hay quien duerma"
3
Roma: la capital europea de las muertes causadas por el ruido del tráfico
4
París: el reto de reducir dos decibelios la contaminación acústica con vistas a 2026
5
Coches, aviones y metro: los principales quebraderos de cabeza acústicos de Londres

RomaUno de cada cinco ciudadanos europeos está expuesto a un nivel de ruido tan elevado que podría poner en riesgo su salud. La contaminación acústica, como advierte la Organización Mundial de la Sanidad (OMS), provoca un aumento significativo de infartos y de problemas mentales, y es la responsable de la muerte de 3.600 europeos al año. Italia no es una excepción y la capital italiana ocupa el primer lugar en el número de decesos debido al ruido.

El tráfico infernal de la Ciudad Eterna, el ajetreo de los romanos y los turistas que pasean por sus calles, e incluso el incesante graznido de las gaviotas han convertido la capital italiana en una de las ciudades con más contaminación acústica de Europa. Una banda sonora que aumenta el nivel de estrés y el riesgo de sufrir cardiopatías, insomnio e incluso demencia, que según una estimación del Instituto de Salud Global de Barcelona causa una media de 96 muertes al año en Roma. Unas muertes que se podrían evitar manteniendo el ruido por debajo del umbral de 53 decibelios que la OMS fija como umbral, según los expertos.

En Roma el porcentaje de personas expuestas a un nivel superior de decibelios de los que serían saludables supera el 60%. El nivel de ruido más grande se registra alrededor del Coliseo, una zona donde además de concentrarse algunos de los monumentos más visitados cada día por los turistas confluyen varias vías que unen el centro de la ciudad con otras áreas importantes de la capital. Y eso que el tráfico de vehículos privados a lo largo de los Foros Imperiales quedó prohibido hace casi una década. 

Tampoco se quedan atrás el Viale Regina Margherita, a la altura de la entrada del Hospital Policlínico Humberto I, y la vía de San Gregorio, entre el anfiteatro Flavio y el circo Máximo. Las tres superan ampliamente los 70 decibelios. “Roma es prisionera de los coches y del ruido que generan. Los datos del Coliseo son alarmantes”, denuncia Legambiente, la principal organización ambientalista italiana, que propone hacer de peatones toda el área que rodea el monumento, así como los alrededores de los principales hospitales y escuelas. 

Garantizar la salud

“Solo alejando los vehículos del centro y de las zonas de estudio y hospitalización se garantiza la salud de las personas ante los riesgos de la contaminación acústica y la de los monumentos, empezando por el símbolo de la capital”, añaden. Las diferentes administraciones locales han intentado en los últimos años dar algunos pasos en esta dirección y han aprobado, por ejemplo, proyectos que proponían la conversión en zona de peatones de las arterias que rodean algunos de los monumentos más representativos de la ciudad, que, aun así, se han quedado en papel mojado.

El tráfico es responsable del 56% de la contaminación acústica, ante el 6% que generan las fábricas y el 5% de los aviones y trenes, según el ministerio de Medio ambiente transalpino. Pero la tranquilidad de los romanos también está interrumpida debido al ruido procedente de los locales y terrazas que se concentran en algunos barrios.

La tregua de la pandemia

Después de dos años de tregua acústica obligada por la pandemia, las últimas semanas han vuelto a aparecer en algunos edificios de Trastévere, San Lorenzo, Flaminio y Pigneto pancartas donde los vecinos exigen, sin éxito, que se respete su derecho a descansar.

Dosier Contaminación acústica
Volver al índice
stats