Cartelera gastronómica

De la ruta Hotel Tapa Tour al mejor chocolate en el Hotel Mandarin: cinco novedades en Barcelona

La 'Cartelera golosa': descubre qué hay de nuevo para comer en la ciudad y más allá

4 min
Una tapa del Hotel Tapa Tour de la Antigua Casa Buenavista.

Es imposible seguir el ritmo de las nuevas propuestas gastronómicas, así que intentamos ponerle un poco de orden. Nuevas cartas, nuevos restaurantes, nuevos menús y nuevas tiendas que nos ayuden a disfrutar más de la buena mesa, sea cuando nos ponemos delante de los fogones o cuando salimos a comer fuera. En esta sección, que hemos bautizado con el nombre de Cartelera golosa, le informaremos periódicamente de todo lo que se cuece de nuevo en nuestra casa. ¡Nunca mejor dicho!

1.
Vuelve la ruta Hotel Tapa Tour

Del 16 al 26 de mayo, en 12 hoteles de Barcelona

Hotel Tapa Tour

Vuelve elHotel Tapa Tour, del 16 al 26 de mayo, pensado para descubrir los bares, restaurantes y terrazas de doce hoteles emblemáticos de Barcelona. La ruta está pensada para englobar en un mismo día dos o tres hoteles, para que en cada uno de ellos se pueda comer un plato, con maridaje, con precios que oscilan entre los 9 y los 12 euros. Así, por ejemplo, en el Hotel Alexandra Barcelona, ​​la tapa consiste en croqueta de buey a la borgoñesa más pimientos del piquillo de Losoda con una copa de cava brut nature Joan Colet Rius. Para continuar, en el Cotton House Hotel, la tapa será la bomba de la Barceloneta con un corazón de ragoût de ternera, y también se puede elegir una tapa dulce, concretamente una tostadita de Santa Teresa de coco. De hecho, las propuestas dulces se encuentran en gran parte de los hoteles.

2.
Oria by Martín Berasategui estrena tres menús

Dentro de Monument Hotel

Pèsols del Maresme, amb rovell d'ou curat i gamba vermella

Las salas del restaurante se actualizan con el tiempo y las modas, siempre cambiantes. Oria by Martín Berasategui, uno de los tres espacios gastronómicos del restaurante Monument Hotel, en el paseo de Gràcia, acaba de estrenar instalaciones (ha eliminado la pecera central): ha puesto mesas redondas y ha estrenado tres nuevos menús. Por un lado, el mar y montaña, lo que llaman con el nombre vasco Itsasmendi, de 195 €, compuesto por platos tan sabrosos como los guisantes de tipo lágrima del Maresme con yema de huevo y gamba roja. De hecho, el menú está compuesto por cuatro aperitivos, tres primeros platos (los guisantes y también gambas y conchas de peregrino) y tres segundos (raviolis, rodaballo y carré de cordero). Los otros dos menús son el Tradición, de 145 €, con platos tan destacados como las cocochas de merluza en el pil-pil sobre guiso de cerdo ibérico y tártaro de granizo. El tercer menú es el Fórmula, de 85 €, en la que existe la opción de elegir un plato de los entrantes, otro de los primeros y uno último de los segundos platos que conforman los otros dos menús. Los tres menús se pueden maridar con vinos de primera línea de la bodega y gracias a los mejores sumilleres de la casa.

3.
Insolentes en la plaza del Sol

Tradición e innovación en el corazón de Gracia

El xuixo de l'Insolent

En la plaza del Sol hace un año que cuatro jóvenes han plantado allí su proyecto: el Insolente. Allí encontrará vinos catalanes, porque ellos abogan por el kilómetro cero y por servir vinos de elaboradores que hayan podido visitar, y cocina tradicional muy bien elaborada. "Sin tradición no hay innovación", dice Julià Castelló, uno de sus cocineros. Encontrará un chuche salado, que elaboran conjuntamente con los chuches Castelló de Girona. Lo hacen relleno de pesto de maní, mascarpone y higo. O bien el mar y montaña: albóndigas de butifarra negra, blanca y del perol con calamar rizado, patatas y salsa chili crab que elaboran ellos. También podrá disfrutar de un fantástico arroz. Y alerta, que lo hacen en ración individual, en este establecimiento no existe la tiranía de tener que ser dos personas para comerse un buen arroz. Los platos cambian mucho en función de la temporada –ahora por ejemplo llega la ensalada de stracciatella, fresa, sandía y tomate– pero lo que no varía es el nivel de la técnica utilizada ni la voluntad de hacer unos preciosos emplatados. Insolent es un restaurante de nivel sin ninguna voluntad de serlo.

4.
Un restaurante de vino y producto

Público se estrena en la calle Enric Granados con ganas de convertirse en un referente

Un arròs de Público.

Es un restaurante grande, aunque de entrada discreta. Público, la nueva propuesta en la calle Enric Granados, defiende el siguiente concepto: vino (bueno y diverso) y buen producto. En cuanto al vino, está hecho a medida para quienes le quieren mucho. A copa tienen hasta 35 referencias; en botella, unas 200. Y no sólo eso, vienen a precio de tienda y puede parar sólo a comprar una botella. Ah, y no se pierdan el vino dulce que tienen en una damajoana. En cuanto al producto, comida reconocible de mucha calidad: ensalada de patata con camarones salados y mejillones; steak tartar con bollo y mantequilla ahumada o bien el mar y montaña de calamares rellenos con cepas, avellanas y butifarra negra de Cal Rovira sobre un lecho de judías de Santa Pau y patata. El local no cierra en ningún momento del día (de martes a sábado) y tiene espacio suficiente para hacer algo informal, como un vinito con quesos, o un señor comida. Encontrará rincones íntimos, mesas largas y taburetes frente a la cocina abierta. Un restaurante todoterreno.

5.
El mejor chocolate

En el Hotel Mandarin Barcelona

Miquel Guarro

El chocolatero Miquel Guarro acaba de aterrizar en el Hotel Mandarin Barcelona. Hasta el 2 de junio, y en horario de tarde (desde las 15 hasta las 19h), seis postres que reflejan la creatividad del chocolatero se podrán degustar en el restaurante Blanc del hotel de cinco estrellas, situado en el paseo de Gràcia de Barcelona. El postre de Miquel Guarro se identifica por su forma original y por la expresión de sabores. Combinar los dos retos, forma sorprendente y sabores intensos, ha sido siempre la pasión del chocolatero, que en 2013 ganó el concurso del mejor chocolatero del año. Así pues, las tardes de mayo, para merendar, se puede elegir entre un pastel de banoffee de plátano y café; un mandala de fresa, vainilla y almendra; el pastel Esmeralda, de té verde, cereza y flor de sakura; un carbón de sésamo negro con yogur y yuzu; un espejo de chocolate de Belice con almendra y trocitos de cacao, y una margarita de coco, maracuyá, almendra y mezcal [véase en la foto]. Cada creación cuesta 12 euros.

Más propuestas de planes y actividades

stats