Cartelera gastronómica

De la ruta de la tapa a comer frente al mar: cinco novedades en Barcelona

La 'Cartelera golosa': descubre qué hay de nuevo para comer en la ciudad y más allá

4 min
Una tapa del Hotel Tapa Tour de la Antigua Casa Buenavista.

Es imposible seguir el ritmo de las nuevas propuestas gastronómicas, así que intentamos ponerle un poco de orden. Nuevas cartas, nuevos restaurantes, nuevos menús y nuevas tiendas que nos ayuden a disfrutar más de la buena mesa, sea cuando nos ponemos delante de los fogones o cuando salimos a comer fuera. En esta sección, que hemos bautizado con el nombre de Cartelera golosa, le informaremos periódicamente de todo lo que se cuece de nuevo en nuestra casa. ¡Nunca mejor dicho!

1.
Vuelve la ruta Hotel Tapa Tour

Del 16 al 26 de mayo, en 12 hoteles de Barcelona

Hotel Tapa Tour

Vuelve elHotel Tapa Tour, del 16 al 26 de mayo, pensado para descubrir los bares, restaurantes y terrazas de doce hoteles emblemáticos de Barcelona. La ruta está pensada para englobar en un mismo día dos o tres hoteles, para que en cada uno de ellos se pueda comer un plato, con maridaje, con precios que oscilan entre los 9 y los 12 euros. Así, por ejemplo, en el Hotel Alexandra Barcelona, ​​la tapa consiste en croqueta de buey a la borgoñesa más pimientos del piquillo de Losoda con una copa de cava brut nature Joan Colet Rius. Para continuar, en el Cotton House Hotel, la tapa será la bomba de la Barceloneta con un corazón de ragoût de ternera, y también se puede elegir una tapa dulce, concretamente una tostadita de Santa Teresa de coco. De hecho, las propuestas dulces se encuentran en gran parte de los hoteles.

2.
Carne a la brasa y mar

En el restaurante Fire del W Barcelona

Txuletón del Fire, W Barcelona.

El restaurante Fire, que se encuentra dentro del Hotel W Barcelona y que tiene su terraza justo en frente de la piscina y el mar (una de los espacios exteriores más agradables de la ciudad) ha hecho de la brasa su estandarte. Por eso ha sumado varios platos a la carta de un maestro de la parrilla: Iñaki Gorrotxategi, chef ejecutivo de Casa Julián de Tolosa. Él inventó una parrilla en pendiente que está pensada para que la carne se cueza en su punto justo. El Fire ha incluido del chef vasco unos puerros encurtidos con queso roncal o unos espárragos de Gavà a la brasa con espuma de anís estrellado, romesco y un poco de ajo negro. Ahora bien, la estrella es el txuletón, que te muestran antes de hornear y una vez cocido. Una pieza de carne madurada con vetas de grasa infiltrada que hará las delicias de los carnívoros. Además, lo sirven con pimientos encurtidos, una receta de la que Gorrotxategi está muy orgulloso por toda la elaboración previa que conllevan. Para acabar con dulce, de postre han creado su versión de la clásica pavlova.

3.
Insolentes en la plaza del Sol

Tradición e innovación en el corazón de Gracia

El xuixo de l'Insolent

En la plaza del Sol hace un año que cuatro jóvenes han plantado allí su proyecto: el Insolente. Allí encontrará vinos catalanes, porque ellos abogan por el kilómetro cero y por servir vinos de elaboradores que hayan podido visitar, y cocina tradicional muy bien elaborada. "Sin tradición no hay innovación", dice Julià Castelló, uno de sus cocineros. Encontrará un chuche salado, que elaboran conjuntamente con los chuches Castelló de Girona. Lo hacen relleno de pesto de maní, mascarpone y higo. O bien el mar y montaña: albóndigas de butifarra negra, blanca y del perol con calamar rizado, patatas y salsa chili crab que elaboran ellos. También podrá disfrutar de un fantástico arroz. Y alerta, que lo hacen en ración individual, en este establecimiento no existe la tiranía de tener que ser dos personas para comerse un buen arroz. Los platos cambian mucho en función de la temporada –ahora por ejemplo llega la ensalada de stracciatella, fresa, sandía y tomate– pero lo que no varía es el nivel de la técnica utilizada ni la voluntad de hacer unos preciosos emplatados. Insolent es un restaurante de nivel sin ninguna voluntad de serlo.

4.
A pie de playa

Si desea arroz, el Sal Mar no le fallará

L'arròs del Sal Mar

Hay días en que el clima pide un arroz ya pie de playa. Si se encuentra en una de estas situaciones, en la Barceloneta encontrará el Sal Mar, una muy buena opción para todos los públicos. El restaurante se encuentra una vez que baje las escaleras para ir directamente a la arena, así que difícilmente se puede estar más cerca del mar. En este restaurante de cocina marinera no encontrará florituras, pero se hacen ellos todos los fondos para hacer los arroces o la fideuada. Además, tienen pescado fresco que compran cada día en el palco, que tienen cerca. El servicio es atento y eficiente y es lo suficientemente amplio como para que encuentre sitio incluso los días con más afluencia, y eso en la capital catalana ya es todo un lujo.

5.
El mejor chocolate

En el Hotel Mandarin Barcelona

Miquel Guarro

El chocolatero Miquel Guarro acaba de aterrizar en el Hotel Mandarin Barcelona. Hasta el 2 de junio, y en horario de tarde (desde las 15 hasta las 19h), seis postres que reflejan la creatividad del chocolatero se podrán degustar en el restaurante Blanc del hotel de cinco estrellas, situado en el paseo de Gràcia de Barcelona. El postre de Miquel Guarro se identifica por su forma original y por la expresión de sabores. Combinar los dos retos, forma sorprendente y sabores intensos, ha sido siempre la pasión del chocolatero, que en 2013 ganó el concurso del mejor chocolatero del año. Así pues, las tardes de mayo, para merendar, se puede elegir entre un pastel de banoffee de plátano y café; un mandala de fresa, vainilla y almendra; el pastel Esmeralda, de té verde, cereza y flor de sakura; un carbón de sésamo negro con yogur y yuzu; un espejo de chocolate de Belice con almendra y trocitos de cacao, y una margarita de coco, maracuyá, almendra y mezcal [véase en la foto]. Cada creación cuesta 12 euros.

Más propuestas de planes y actividades

stats