Economía 30/04/2021

La zona euro vuelve a la recesión mientras los EE.UU. se elevan

Alemania fue uno de los países europeos donde más retrocedió la actividad económica durante el primer trimestre

3 min
Imagen de una fábrica de coches del grupo Volkswagen a la ciudad alemana de Wolfsburg.

BarcelonaLa economía de la zona euro volvió a la recesión, después de sufrir un descenso de la actividad en el primer trimestre del año. La caída del producto interior bruto de los países que comparten la moneda común afectó a la mayoría de estados miembros, con la economía más grande, Alemania, entre los principales retrocesos.

Concretamente, en los primeros tres meses de este 2021, el global de la eurozona sufrió una reducción del 0,6% de su PIB en comparación con el trimestre anterior, el cuarto de 2020, cuando ya había perdido un 0,7%. En relación con un año atrás, la zona euro experimentó una disminución del PIB del 1,8%.

Alemania, considerada la locomotora europea, fue uno de los países más afectados por la nueva oleada de contagios, lo que supuso un retroceso de su economía del 1,7%, la tercera bajada más fuerte solo superada por Portugal y Letonia. En Italia la caída fue de un 0,4% y, entre los estados más grandes de la Unión, solo Francia cerró marzo en positivo, con un incremento trimestral de su PIB del 0,4%. También España sufrió una caída del PIB del 0,5% en el primer trimestre.

No obstante, las autoridades europeas, tanto a nivel comunitario como las capitales, esperan cerrar 2021 con crecimiento, sobre todo si al acabar el verano se ha podido avanzar como está previsto el plan de vacunación al lograr el 70% de la población adulta inmunizada que permitiría iniciar un camino de no regreso hacia recuperar la situación previa a la pandemia. Por ejemplo, el gobierno alemán espera cerrar este año con una subida del PIB del 3,5% en el global de los doce meses, mientras que la Comisión prevé un 3,8% tanto este año como el año próximo en el caso de la eurozona.

Además, la oficina comunitaria de estadística, la Eurostat, ha comunicado que la inflación en abril se ensartó hasta el 1,6% interanual en la zona euro, debido a la subida del petróleo y de los precios de la energía. Ahora bien, si se descuenta el precio de la energía, la subida fue del 0,8%, dos décimas menos que en marzo.

Contraste con los Estados Unidos

La cifra europea contrasta con los Estados Unidos, que cerraron el primer trimestre con el PIB un 0,4% superior al de un año atrás. De hecho, la economía norteamericana superará los niveles de actividad de antes de la pandemia este verano, según los pronósticos de los analistas y del gobierno, mientras que en la zona euro habrá que esperar hasta 2022 y, en el caso de España y Catalunya, hasta principios de 2023.

Las razones que explican por qué Europa se está quedando atrás en la recuperación en comparación con los EE.UU. son dos. Por un lado, la campaña de vacunación puesta en marcha por las autoridades norteamericanas está siendo mucho más rápida que la que coordina la Comisión Europea. Bruselas ha parado en varias ocasiones el reparto de vacunas para estudiar el riesgo de trombosis entre los vacunados, ha tenido desavenencias con la farmacéutica AstraZeneca sobre las condiciones de los contratos y la Agencia Europea de Medicamentos (EME) ha tardado más que su homóloga norteamericana en aprobar el uso de las vacunas.

Por otro lado, en el campo económico, los fuertes estímulos monetarios que han puesto en marcha los bancos centrales en los dos lados del Atlántico han encontrado respuesta en nivel de gasto público en la administración del presidente Joe Biden , mientras que en la Unión Europea los estímulos fiscales son mucho más bajos y, en el caso de los fondos Next Generation de la UE, no se implementarán hasta verano. El gran gasto público a nivel federal en los EE.UU. ha supuesto uno de los principales motores de crecimiento para la economía.

stats