Sociedad 30/03/2021

Barcelona tiene cada año más de 1.000 muertos por culpa de la falta de parques y la contaminación de los vehículos

Las desigualdades entre barrios de la capital catalana castigan con una mayor mortalidad a los más pobres

L.B.
2 min
Caravana de coches al Ensanche

BarcelonaBarcelona, junto con Madrid, es una de las ciudades más pobladas de Europa. La planificación de las urbes, por lo tanto, se convierte en clave para el bienestar de los miles de personas que conviven en ellas. Un nuevo estudio del Institut de Salut Global de Barcelona (ISGlobal) ha concluido que un 7% de las muertes al año en Barcelona están provocadas por la planificación urbana y el transporte.

Este estudio afirma que el incumplimiento de las recomendaciones internacionales en materia de contaminación atmosférica, ruido y acceso a espacios verdes se asocia con más de 1.037 muertes prematuras anuales en la ciudad de Barcelona, y con más de 900 en Madrid. La contaminación atmosférica por partículas finas es la exposición que se asocia con más mortalidad prematura, que supone 524 muertes al año (el 48% del total), seguida de la carencia de espacios verdes (227 muertes), la exposición a ruido de tránsito (124 muertes), el calor (112 muertes) y, finalmente, la exposición a NO2 (12 muertos).

Diferencias clave entre Barcelona y Madrid

Para entender como estos factores condicionan la mortalidad en Madrid y Barcelona, ha sido clave definir que las dos ciudades son muy diferentes en cuanto a la planificación urbanística. La principal diferencia entre las dos ciudades se da en los contaminantes del aire. Mientras que Madrid se estructura alrededor de un núcleo central donde se concentra la mayor parte de la actividad económica, Barcelona, en cambio, se considera una ciudad compacta y con el peso económico dividido en varios barrios.

Esta diferencia es clave para comprender que, con una mejor planificación urbana y de transporte, Barcelona evitaría casi el doble de muertes que Madrid: 72 frente a 33 muertes por cada 100.000 habitantes. "Esta diferencia puede explicarse en parte porque la evidencia científica asocia mayor mortalidad a la exposición a PM 2,5, que es más elevada en Barcelona; otra explicación sería la densidad de tránsito y población de Barcelona, dado que su superficie representa una sexta parte de la de Madrid", detalla Natalie Mueller, investigadora de ISGlobal y coordinadora del estudio.

stats