Coronavirus
Sociedad 22/10/2021

El covid se comporta como la gripe

Un estudio sugiere que el virus se transmite mejor con temperaturas y humedades bajas

G.G.G.
3 min
Una mujer mira su teléfono al metro de Barcelona

BarcelonaLa transmisión del covid-19 es estacional: se propaga mejor en invierno. Esto es lo que sugiere un estudio del Institut de Salut Global de Barcelona (ISGlobal), que se publica este jueves en la revista Nature Computational Science y que defiende que el SARS-CoV-2 se comporta como la gripe y los resfriados causados por otros coronavirus. Después de recoger los datos de 162 países de todo el mundo –donde se incluyen regiones muy afectadas por el virus como Lombardía (Italia), Turingia (Alemania) o Catalunya–, la investigación constata que, además de las restricciones adoptadas, los contagios de la primera oleada fueron de bajada cuando aumentaron tanto la temperatura como la humedad, mientras que en el segundo embate los positivos volvieron a multiplicarse cuando la temperatura y la humedad habían bajado. En estas condiciones, subrayan, la medida de los aerosoles se reduce y la transmisión aérea del virus se acelera. Por eso, los investigadores subrayan la "considerable" contribución de la transmisión por aerosoles y la necesidad de adoptar medidas que promuevan más la "higiene del aire" (como una mejor ventilación de los espacios o la instalación de medidores de aire) que la de las manos.

Los investigadores han analizado la asociación de temperatura y humedad en la fase inicial de la propagación del virus en 162 países, han establecido una correlación con la tasa de transmisión del SARS-CoV-2 y han comprobado que las tasas de transmisión más altas se asocian con temperaturas y humedad más bajas. Inicialmente la comunidad científica descartó esta teoría porque parecía que los contagios se producían con la misma intensidad a lo largo de todo el año, y un primer estudio con modelos teóricos avalaba la tesis de que el clima no parecía un factor importante. Algunas observaciones tempranas ya sugerían que la propagación inicial del virus en China pasó a una latitud de entre 30 y 50ºN, con bajos niveles de humedad y temperatura (entre 5 y 11 ºC).

El comportamiento humano fue decisivo en verano

La primera oleada fue la más agresiva, en parte porque casi nadie tenía inmunidad al virus, y hasta la quinta los investigadores defienden que el patrón de la estacionalidad tuvo un papel muy relevante. Este verano, en cambio, el comportamiento humano fue decisivo. A pesar de las temperaturas altas y la vacunación, se levantaron las restricciones de golpe, la gran mayoría de la población más joven (el principal foco de propagación) no había podido acceder a la vacuna y se celebraron encuentros masivos. “Si el uso de las medidas de protección es más relajado, el virus se propaga aunque no sean sus condiciones óptimas”, ha argumentado el director del programa de clima y salud de ISGlobal y coordinador del estudio, Xavier Rodó, en declaraciones a RAC1.

"La cuestión de si el covid es una enfermedad realmente estacional se vuelve cada vez más importante para implementar intervenciones efectivas", ha señalado Rodó, que, en declaraciones a Efe, ha recordado que con este estudio se ha desarrollado "uno de los dos únicos modelos computacionales predictivos que se han aplicado en muchos países, con resultados muy positivos en la mayoría de los estados". El equipo de científicos también ha analizado la evolución de esta asociación entre clima y enfermedad a lo largo del tiempo, y si era consistente en diferentes escalas geográficas usando un método estadístico diseñado específicamente para identificar patrones de variación parecidas.

Cuando estudiaron las correlaciones con el clima en los países del hemisferio sur, donde el virus llegó más tarde, observaron la misma pauta de comportamiento. Los efectos del clima fueron más evidentes a temperaturas de entre 12 ºC y 18 ºC y niveles de humedad de entre 4 y 12 g/m3, aunque los investigadores han advertido de que se trata de rangos indicativos, debido al tiempo limitado de los registros. Finalmente, mediante un modelo epidemiológico, el estudio demuestra que incorporar la temperatura a la tasa de transmisión funciona mejor para predecir la subida y bajada de las diferentes oleadas, particularmente en Europa durante la primera y la tercera. "El conjunto de nuestros resultados apoya la idea de que el covid es una infección verdaderamente estacional, parecido a la gripe y los otros coronavirus del resfriado común", ha concluido Rodó.

stats