Sociedad  /  Educación 07/06/2022

Uno de cada cinco alumnos de P3 tendrá la plaza reservada por vulnerabilidad el curso que viene

Educación garantiza que el 90% irán a la escuela que quieren en primera opción y anuncia 19 grupos más en la pública

4 min
Según la Fundación  Bofill, no se han detectado 120.000 alumnos vulnerables.

BarcelonaUno de cada cinco alumnos que el curso que viene harán P3 tendrá una plaza reservada porque tiene necesidades educativas específicas de apoyo educativo (NEE), sea porque es un niño afectado por una discapacidad o trastorno o, sobre todo, porque es socialmente desfavorecido. El 21,3% del total de alumnos que se incorporarán a infantil responden a este perfil, más del doble que hace un año (10,1%), hasta el punto que el 22% de las plazas de P3 en la escuela pública estarán ocupadas por alumnos NEE, y lo mismo pasará en el 18% de plazas escolares de las escuelas concertadas. El salto más grande, sin embargo, se produce si se tienen en cuenta solo a los alumnos vulnerables socialmente: el año pasado eran el 7% del total y este año casi se ha triplicado la detección, hasta llegar al 17,9%, tal como explicó el ARA hace unos días, cosa que acerca al departamento de Educación al objetivo del 22%. Habrá 9.966 niños de P3 y 10.885 de 1.º de ESO con plaza reservada por vulnerabilidad: en total, cerca de 21.000. Todos estos alumnos entrarán al sistema con un dinero bajo el brazo para compensar económicamente los centros –384,66 euros por alumno en la pública y 988,1 en la concertada– que servirán para pagar material, colonias o excursiones, pero no está previsto que se incorporen nuevos perfiles profesionales para atenderlos en las aulas.

El departamento ha reivindicado este "cambio de paradigma" para eliminar la segregación escolar: hasta ahora los alumnos con necesidades específicas se detectaban una vez que entraban en sistema, cosa que impedía repartirlos equilibradamente, pero a partir de ahora, como se detectarán antes de la matrícula, se les distribuirá homogéneamente entre los centros educativos porque no se acumulen todos en las mismas escuelas. "Hace años que luchamos contra la segregación e incluso haciendo todo esto seguirá habiendo escuelas segregadas, porque el porcentaje es muy elevado. No habrá suficiente", ha alertado el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray.

La conselleria ha presentado este martes estos datos en un acto para reivindicar la aplicación de los decretos de admisión y del de programación de la oferta educativa, que permite al departamento chupar los datos de todos los ayuntamientos catalanes para saber qué niños están detectados por los Servicios Sociales y agilizar, así, la reserva de plazas. Una reserva, sin embargo, que será un poco desigual en función del territorio. Por ejemplo, en las comarcas de Lleida se han registrado más de un 26% de solicitudes por necesidades educativas específicas (el curso pasado se llegó al 10%) y, en cambio, en el Baix Llobregat la cifra baja casi a la mitad, hasta el 15,3%, a pesar de que se trata de un incremento muy significativo porque el año pasado solo se detectaron un 3,8% de alumnos NEE, de los cuales solo un 0,7% eran por pobreza.

Menos alumnos entran en su primera opción

Ahora bien, la detección de todos estos alumnos vulnerables se ha producido ya con la oferta inicial publicada, cosa que ha provocado un cierto lío porque los centros han explicado a las familias datos que no eran del todo afinados. En pocas palabras, han dado por hecho que las plazas reservadas para niños NEE eran las mismas que el año pasado, cuando a la práctica se han incrementado mucho, cosa que ha provocado que muchas familias que entran por la vía ordinaria den ya por hecho que no entrarán en las escuelas que han pedido. Aun así, el departamento asegura que el incremento de la detección de alumnado NEE "prácticamente no ha variado el grado de asignaciones de plazas en la primera opción". En P3, el 91,6% de las familias han entrado en primera opción, algo menos que hace un año (el 94,7% de las familias entraron en primera preferencia), mientras que en 1.º de ESO el 89,8% de los alumnos irán al instituto que querían, cuando el año pasado lo hicieron el 91,6%.

Desde el departamento niegan que esta reserva de plazas haya causado "agravios" a las familias. Pero, como ha coincidido con una reducción de ratios bastante generalizada, a la práctica hay menos plazas ordinarias disponibles en las escuelas, cosa que ha generado bastantes críticas. En Barcelona, Badalona y L'Hospitalet unas 400 familias aseguran que no han entrado en el centro deseado, a pesar de que los datos todavía son provisionales y, en la pública, serán definitivas este viernes, mientras que en la concertada habrá que esperar hasta finales de junio. Pero incluso con estos datos provisionales, la conselleria ya ha anunciado que creará 19 grupos más en escuelas e institutos públicos de lo que estaba previsto en la oferta inicial. En P3, Educación anunció 58 grupos más, y finalmente se crearán 10 extras; y en el caso de ESO, la oferta inicial preveía ocho grupos menos que el año pasado y finalmente se crearán 9, cosa que, de momento, establece un saldo positivo.

Si aun así hay familias que no tienen plaza –ni en primera opción ni en ninguno de los centros que habían solicitado–, podrán presentar alegaciones y la conselleria las estudiará caso a caso, como ya se hacía habitualmente. En los casos en que las familias hayan sido asignadas a una concertada sin que lo hubieran pedido, podrán renunciar y se les asignará una plaza pública de oficio en su zona de escolarización, por ejemplo, incrementando las ratios, si hace falta, en alguna escuela.

"Más allá del ruido de algunos, vamos a los hechos: los hechos son que tenemos que sumar acciones y actuaciones que avancen hacia la equidad", ha afirmado Cambray. A pesar del pacto contra la segregación que impulsó el Síndic de Greuges y la conselleria firmó el 2019 con el mundo municipal y las patronales de la escuela concertada, la Fundació Bofill ha alertado últimamente que no se ha avanzad o suficiente: el 83% de centros de alta complejidad reciben alumnos vulnerables a medio curso –cosa que el pacto prohíbe explícitamente– y hay 20 escuelas segregadas más que hace cinco años. El Síndic también avisó que la segregación había caído un "insuficiente" 10% en tres años . El riesgo de perpetuar un sistema educativo segregador es altísimo en términos educativos y sociales: tener centros gueto provoca menos rendimiento académico para los alumnos vulnerables, dificultades para dibujar sus trayectorias vitales, fractura social y falta de cohesión social, y no conseguir el regreso económico de la inversión en educación.

Sigue el desacuerdo entre Educación y los sindicatos

La 'conselleria' de Educación y los sindicatos se vuelven a reunir este miércoles a las 11 h para intentar llegar a un acuerdo y desconvocar la huelga prevista para el jueves, 9 de junio, después de que el encuentro de este martes haya acabado "sin adelantos ni novedades". Será, por lo tanto, el último intento de llegar a un pacto antes de la última jornada de huelga convocada por los sindicatos educativos.

Las organizaciones sindicales reclaman retirar la orden de calendario y los nuevos currículums, pero el departamento ya ha dicho que no hay margen de negociación en estos temas. Ahora la negociación se centra en acordar un calendario concreto de reversión de recortes que empiece a partir del curso que viene; por ejemplo, el regreso de la hora lectiva o de los estadios laborales.

stats