Coronavirus
Sociedad  /  Salud 23/09/2022

Pérdida de memoria, epilepsia e ictus: los "devastadores" efectos neurológicos del covid-19

Un estudio norteamericano hecho a partir de 154.000 personas revela secuelas cerebrales del virus a largo plazo

Ara
2 min
Una enferma de Covid -19 a casa suya

BarcelonaHaber superado el covid aumenta el riesgo de sufrir problemas neurológicos, como por ejemplo pérdidas de memoria, ictus, epilepsia o temblores involuntarios, a un año vista. Investigadores de la Universidad de Washington en Saint Louis, en Estados Unidos, han evaluado 14 millones de historiales médicos y han concluido que las personas que se han contagiado de SARS-CoV-2 son un 50% más propensas a sufrir un ictus durante los doce meses posteriores a la infección, pero también a tener un 77% más de riesgo de desarrollar problemas de memoria y un 80% más de presentar episodios de epilepsia o convulsiones. El estudio, que se ha publicado en la revista Nature Medicine, ha detectado un 7% más de lesiones neurológicas en personas que habían tenido contacto con el covid-19 que entre las que no. "Los resultados muestran los efectos devastadores a largo plazo de la pandemia", afirma el autor principal, el doctor Ziyad Al-Aly.

El equipo midió la salud del cerebro de 154.000 personas que habían dado positivo en covid-19 entre el 1 de marzo del 2020 y el 15 de enero del 2021 y la comparó con la de dos grupos de control. El primero, de 5,6 millones de personas que no tuvieron covid durante el mismo periodo (o al menos no lo sabían ni tenían ninguna prueba que lo demostrara), y el segundo, de 5,8 millones de personas, la información de las cuales se había recogido de una base de datos previa al estallido de la pandemia. Los investigadores estudiaron 44 trastornos cerebrales y neurológicos entre pacientes hospitalizados y no hospitalizados, incluidos los ingresados en la unidad de cuidados intensivos, pero también entre individuos previamente sanos y en aquellos que habían tenido infecciones leves. Según Al-Aly, las lesiones cerebrales se observan independientemente de la edad, el sexo o los hábitos de vida y la gravedad del contagio.

Los problemas de memoria o niebla mental son uno de los síntomas más comunes relacionados con el cerebro y con el virus de larga duración. En comparación con los grupos de control, los que contrajeron el virus tenían un 77% más de riesgo de desarrollar problemas de memoria, que "se resuelven en algunas personas pero persisten en otras muchas", según Al-Aly. Además, los que habían pasado el virus eran un 50% más propensos a sufrir un ictus isquémico; un 80% a sufrir epilepsia o convulsiones; un 43% a sufrir trastornos como ansiedad o depresión; un 35% a tener dolores de cabeza recurrentes, y un 42% a sufrir trastornos del movimiento, como contracciones musculares y temblores. El estudio también indica que los afectados por la infección tenían un 30% más de probabilidades de sufrir problemas oculares, como visión borrosa, sequedad e inflamación de la retina, y un 22% más, acúfenos o pitidos en los oídos.

stats