Salud
Estilo 21/06/2022

Olvida velas y pulseras: qué funciona y qué no contra los mosquitos

Con la temporada de estos insectos ya en marcha, os damos las claves para entender cómo y por qué nos pican y cómo combatirlos

5 min
El mosquito común

BarcelonaVerano y mosquitos hacen tándem y recibir aunque sea una picadura es prácticamente inevitable. A pesar de que estas no son graves, suelen ser muy molestas, y para evitar sufrir las consecuencias, lo mejor es la prevención. Sin embargo, hay que ser conscientes de que la mayoría de los remedios contra los mosquitos son relativamente (o poco) eficaces.

La entomóloga Rosario Melero-Alcíbar, doctora en medicina tropical, parasitología y ciencias biológicas, hace casi 30 años que estudia los mosquitos. Explica que es difícil fijar cuándo empieza la temporada de mosquitos, puesto que depende "de las temperaturas – sobre todo las nocturnas– y de la presencia de agua. Esto determinará que empiece antes o después". Añade, sin embargo, que en el caso del mosquito común "es menos restrictivo en cuanto a temperatura, puesto que puede aprovechar cualquier condición ambiental. Esto puede hacer que aparezca antes y se marche después". ¡Alegria!

El especialista en entomología sanitaria apunta que "cuando hace mucho calor, como la que hemos tenido estos últimos días, su aparición se acelera, a pesar de que hay que tener presente que es esencial que también haya agua para que las larvas crezcan, si no, no habrá mosquitos". Por eso Rosario Melero-Alcíbar insiste en un punto clave en la prevención de la aparición de mosquitos: evitar la presencia de agua acumulada. "En las zonas donde hay mosquito tigre, que en Catalunya está muy presente, es muy importante que se controle mucho el riego de las plantas para evitar que se quede agua acumulada en los platos". También tenemos que evitar la presencia de otros recipientes que puedan acumular el agua de lluvia, porque son el espacio que buscan los mosquitos para poner los huevos. Las pequeñas concentraciones de agua sucia son su hábitat ideal. En cuanto al mosquito común, el que acostumbra a entrar por la noche a casa, la entomóloga alerta "que tiene unas preferencias tróficas anchísimas, de forma que tanto le da criar en una piscina abandonada que en algún agujero en un árbol". Por lo tanto, no nos confiemos porque este sea un año de sequía, puesto que como explica Rosario Melero-Alcíbar, "mucho calor con poca agua implicaría poco mosquito, pero no nos fiemos de esto porque el agua la ponemos nosotros; por eso tenemos que vigilar tanto". ¡Doble alegría!

Prevención

El primer consejo para reducir la presencia de mosquitos está claro: reducir la presencia de agua estancada. Aparte, la entomóloga recomienda la utilización de mosquiteras, apuntando algunas diferencias respecto al comportamiento del mosquito común y el tigre. "El mosquito tigre no acostumbra a entrar dentro de los hogares y pica durante todo el día, mientras que el común aprovecha la noche y entra en las casas; por lo tanto, poner mosquiteras en las ventanas nos puede ayudar". Melero-Alcíbar explica que cada especie decide cuándo, cómo y dónde pica a cada persona de acuerdo con condiciones como el aire, la temperatura, las condiciones de oxígeno, etc., y "una vez que nos ha picado se marcha a descansar y metabolizar la sangre que nos ha quitado. Y esto lo pueden hacer escondidos en un árbol, por ejemplo".

En cuanto a toda la retahíla de productos que hay en el mercado que prometen acabar con los mosquitos, la entomóloga alerta que pocos tienen una utilidad real. A su parecer, los más eficaces son los repelentes que nos ponemos sobre la piel. "Y que esté bien puesto. Se nos acercarán, pero no les gustará el olor y se marcharán. En cuanto a las velas de citronela, las pulseras o los insecticidas conectados en enchufes, lo cierto es que quizás los confundirán un poco, pero no serán suficiente. Tendríamos que estar rodeados de estos remedios para que fueran mínimamente eficaces". Con relación al uso de los repelentes, el método más eficaz, Melero-Alcíbar recuerda que hay que ir renovándolos regularmente y que si usamos crema solar primero nos tenemos que poner la crema y unos 20 minutos después ponernos el repelente. "Y si nos mojamos o sudamos, tenemos que ir repitiendo la operación para garantizar que sea eficaz".

Supermadres

Los mosquitos que nos pican son las hembras, que necesitan nuestra sangre, o de la otros animales, para reproducirse. "Los mosquitos, de forma general, tanto machos como hembras, cogen su energía vital a partir de los hidratos de carbono que pueden conseguir en las flores, y las hembras buscan la sangre de diferentes huéspedes para conseguir las grasas y las proteínas necesarios para desarrollar su aparato reproductor y poner buenos huevos". Simpáticas, ¿verdad? "Es que son supermamis", defiende la entomóloga, que buscan el mejor alimento para cumplir con su misión reproductora y conseguir poner el máximo de huevos posible. Y, en este sentido, tenemos que decir que al mosquito común, por ejemplo, le gusta especialmente la sangre de los pájaros, "a pesar de que si tienen a un humano más cerca lo elegirán", porque el objetivo es conseguir este alimento que necesitan para poner los huevos. Su máxima, como apunta el especialista en entomología sanitaria, es "máximo rendimiento con el mínimo esfuerzo". "Por eso el mosquito tigre nos pica en las zonas bajas, puesto que normalmente llevamos las piernas más expuestas, mientras que el común nos pica por la noche, cuando puede elegir otras zonas aprovechando que mientras dormimos estamos más relajados y les es más fácil".

¿Cómo tenemos que tratar las picaduras de mosquito?

Las picaduras son las habas que aparecen después de que el mosquito nos perfore la piel para conseguir la sangre. Una reacción cutánea que produce picor e incomodidad y que, en general, al cabo de pocos días desaparece sola. En algunos casos, sin embargo, pueden producir abultamiento, dolor e irritación. Para su tratamiento, existen todo de recomendaciones y remedios tanto médicos como caseros.

El Dr. Fernando Méndez de Paz, alergólogo del AMiQ (Agrupació Mèdica i Quirúrgica), apunta que las picaduras pueden provocar una reacción mayor a unas personas que a otras por "un problema de sensibilidad". "Si una persona es más sensible a las sustancias urticarias que nos inyecta el mosquito cuando nos pica, entonces se produce una reacción alérgica algo más grande". Ahora bien, el Dr. Méndez apunta que no se tiene que tener miedo a las picaduras de los mosquitos, puesto que a pesar de que pueden ser muy molestas, "no son peligrosas y nunca son letales. Algunas de las sustancias que nos inyectan pueden ser alergénicas, pero no son un veneno como en el caso de avispas y abejas, que pueden causar reacciones más graves". Según el médico alergólogo, el problema más grave en relación con las picaduras de mosquito puede ser que generamos una infección en la zona si nos rascamos la picadura.

En esta línea, Méndez de Paz quiere tranquilizar a los progenitores de niños con reacciones muy potentes a las picaduras y que tienen miedo de cómo reaccionarían a las picaduras de abeja o de avispa. "Los síntomas no tienen nada que ver con las picaduras de mosquito. Que generen mucha reacción a la picadura de los mosquitos no quiere decir en ningún caso que sean alérgicos a las picaduras de avispa o abeja; no hay relación. Por lo tanto, no hay que hacer un estudio de alergias por el hecho que haya reacciones severas con las picaduras de mosquito".

Aclarado este punto, cuando nos pique un mosquito, el Dr. Méndez recomienda lavar la zona con agua y jabón para evitar posibles infecciones; aplicar frío local con hielo envuelto en un trapo o toalla, evitando el contacto directo con la piel para anestesiar un poco la zona y reducir las molestias; si es necesario aplicar una crema con corticoide o con corticoide asociado a antibiótico; y si el picor es muy molesto, tomar un antihistamínico vía oral. Si con esto no mejora, se puede ir a un centro de salud para valorar si sería necesario el uso de corticoides orales.

Desmontamos algunos tópicos

¿Con ropa de colores vivos nos pican más? Lo cierto es que les atrae más la ropa oscura, y es probable que si llevamos ropa estampada se nos acerquen porque nos pueden confundir con los colores de las flores.

¿Si sudamos nos pican más? Cada uno de nosotros tenemos un olor propio que nosotros no sabemos distinguir pero los animales sí. Nuestro olor tiene unos marcadores químicos determinados que los atrae más o menos y si sudamos quizás se intensifican.

¿Si bebemos alcohol nos pican más? Esto es cierto. Porque el exceso de alcohol lo metabolizamos y expulsamos más CO₂ por la piel, hecho que atrae los mosquitos

¿Con sobrepeso te pican más? También cierto, porque es más probable que sudemos más y emitamos más CO₂.

 

Consejos para aplicar bien el repelente contra los mosquitos

- Aplicarlo las veces que el fabricante recomiende para garantizar la efectividad. La protección dura como máximo unas horas.

- Aplicarlo en espacios al aire libre o con buena ventilación.

- No usar con niños menores de 2 años. En los mayores, supervisar la aplicación.

- Lavarse bien las manos después de la aplicación.

- No aplicar ni en el rostro ni donde haya alguna herida.

- Se tiene que aplicar directamente en la piel. En la ropa no será eficaz.

- Si usamos crema solar, dejar un intervalo de tiempo entre las aplicaciones.

stats