Internacional 22/08/2021

¿Dónde y cómo se aplica la 'sharía' en el mundo?

La aplicación de la ley islámica varía en función de la interpretación que hace cada país, rama o escuela

Ricard G. Samaranch
6 min
Un salón de bellessa en Kabul

TunisDespués de su agobiante entrada en Kabul, los talibanes anunciaron que respetarían los derechos de las mujeres, pero siempre “en el marco de la sharía ” o ley islámica. Tanto esta como otras declaraciones han sido bastante vagas, probablemente para no comprometer el reconocimiento de su régimen por parte de la comunidad internacional. Pero hay otra razón: la sharía no está codificada, y la definición de su contenido varía en función de la interpretación que hace cada país, cada rama o escuela de islam o incluso cada juez. Y además, evoluciona con el tiempo.

La sharía incluye las regulaciones escritas en el Corán, en los hadiz –los dichos atribuidos al profeta Mahoma– y los asuntos de amplio consenso entre los sabios islámicos. Como en el islam no hay ninguna autoridad religiosa central, las dos últimas fuentes mencionadas llevan a interpretaciones diferentes. Por eso, a pesar de que la mayoría de países musulmanes integran en más o menos medida la sharía en su ordenamiento jurídico, la situación de derechos de las minorías o de las mujeres es muy diferente.

mapa

La gran mayoría de países islámicos, con las notables excepciones de Turquía o Túnez, basan su código de familia (que regula asuntos como la herencia o los derechos de los cónyuges) en la sharía. La gran diferencia entre países la marcan aquellos que basan su código penal en la sharía e incluyen los hudud, es decir, los castigos corporales como la amputación de extremidades, los latigazos o incluso la lapidación. A continuación explicamos cómo se aplica la sharía a la práctica en estos diferentes contextos. No están todos. Entre otros, faltan los que solo permiten su aplicación en algunas regiones específicas, como es el caso de Nigeria.

Qatar, Emiratos y Baréin

Los sistemas legales de las petromonarquías del golfo Pérsico tienen muchos puntos en común. La principal base para la discriminación de la mujer es el sistema de tutela masculina, que equivale a considerar en muchos aspectos a la mujer como si fuera menor de edad, y que es también vigente con pequeños cambios en otros países que hacen una aplicación extensiva de la sharía.

De acuerdo con este principio, las mujeres tienen que obtener el permiso de su padre o marido para casarse, trabajar como funcionarias, viajar al extranjero hasta determinada edad o recibir asistencia médica en cuestiones de medicina reproductiva. Además, llevado a la práctica, la violencia doméstica es legal, puesto que se considera que la sharía permite al marido "disciplinar" a su mujer. Por lo tanto, la policía no se toma seriamente estas denuncias. El hecho que en estos países, y sobre todo en los Emiratos Árabes Unidos, haya muchos trabajadores extranjeros hace que, en algunos aspectos, haya una cierta dualidad legal en cuestiones como permitir el uso del biquini en las playas para las mujeres foráneas. Qatar es más estricto.

Arabia Saudí

El wahabismo, una escuela de interpretación fundamentalista de los textos sagrados, es la religión oficial de Arabia Saudí desde su creación. Como cree que la soberanía no recae en el pueblo, sino en Diós, no dispone de Constitución ni de Parlamento, puesto que la única ley es la de Diós y no admite contrapesos. La monarquía saudí es uno de los países que cada año ejecuta un número más alto de personas. Hasta el año pasado, buena parte de las ejecuciones estaban relacionadas con el tráfico de drogas y no se escapaban los menores.

Respecto a los derechos de las mujeres, no todas las discriminaciones derivan directamente de la sharía , sino de las tradiciones de un país muy conservador. Como la más célebre hasta hace poco: la prohibición de conducir un vehículo. Esta norma no está presente en ninguno otro país islámico, y fue abolida por el rey en 2017, de forma que ahora ni siquiera necesitan permiso paterno. Ahora bien, de acuerdo con el sistema de tutela masculino, las mujeres todavía necesitan el permiso de su padre o marido para otras muchas actividades relativas a la más estricta libertad personal, como viajar al extranjero, casarse, divorciarse o salir de un centro de acogida de mujeres maltratadas. Eso sí, desde 2019 ya no les hace falta para poder trabajar.

Irán

La República Islámica de Irán es el único país que hace una aplicación intensiva de la sharía y que es de mayoría chiita. El resto, todos son suníes. Irán es también el único país en que el uso del hiyab o velo islámico es obligatorio y la ley no admite excepciones ni para las minorías no musulmanas, ni las mujeres extranjeras, incluso si son mandatarias en visita oficial. En el resto de países, puede haber una obligatoriedad derivada de la presión social. Desde la instauración del régimen de los ayatolás, conseguir una relajación de las normas respecto a la vestimenta ha sido una lucha constante de las mujeres iraníes.

Además de discriminaciones relativas al acceso al mundo laboral, o en asuntos como el matrimonio, la custodia de los hijos o el divorcio –los hombres lo obtienen solo expresando este deseo; las mujeres necesitan el aval de un juez–, en Irán hay una prohibición específica: hasta 2019 las mujeres no pudieron acudir a eventos deportivos en categoría masculina y solo fue por la presión de la FIFA, después de que una chica que se había vestido como un chico para entrar en un partido se inmoló.

Pakistán

Pakistán presenta una particularidad: es el país que ha diseñado un sistema más centralizado para codificar la aplicación de la sharía . Dado que la Constitución establece a Diós como el único soberano sobre la tierra, y la sharía como la principal fuente de derecho, hay una especie de Tribunal Constitucional que estudia si las leyes aprobadas por el Parlamento contradicen la sharía. En caso de que sea así, las puede anular. En las últimas tres décadas, ha abolido más de 30 leyes estatales y 200 autonómicas.

Entre los principales problemas de las mujeres paquistaníes, como la discriminación en la escuela (hay un 22% más de mujeres analfabetas) y la imposición de la purdah (su vestido tiene que cubrir todo el cuerpo), está el de los matrimonios forzados, sobre todo de niñas por debajo de la edad legal de 16 años. La práctica es común en las zonas tribales, y a veces se hace para resolver disputas entre clanes o para sellar las relaciones entre dos familias que ya tienen algunos miembros casados. También hay que destacar la existencia de los llamados "asesinatos de honor" o ataques con ácido cuando se considera que una mujer ha violado alguna tradición ultraconservadora, y unas estrictas leyes sobre la blasfemia que se aplican injustamente a las minorías.

Magreb

La región del Magreb integra buena parte de la pluralidad que hay en el mundo islámico respecto al papel de la sharía . En Mauritania se aplican los castigos corporales en el código penal, entre ellos la pena de muerte por apostasía. Al otro extremo está Túnez, donde la sharía no aparece reconocida como fuente de derecho en la Constitución, una excepción en el mundo islámico. Aun así, su código civil, que es laico y se inspira en los occidentales, sí que recoge algunos principios de la sharía. Por ejemplo, en cuestiones de herencia otorga el doble de los activos disponibles al hermano hacia la hermana, lo que los movimientos feministas tunecinos hace años que luchan para cambiar. En Túnez el aborto es libre desde hace décadas.

Marruecos, en cambio, sí que reconoce la sharía como una fuente de derecho, pero en los últimos veinte años se han aprobado leyes con una interpretación moderna de esta norma que han permitido garantizar nuevos derechos a las mujeres en ámbitos como la herencia o el divorcio, la capacidad de reconocer como propios los hijos fuera del matrimonio o la restricción de la poligamia. Ahora bien, todavía queda camino por recorrer y erradicar el matrimonio de menores (casi un 10%), la criminalización de las relaciones sexuales fuera del matrimonio o la legalización del aborto, que se hace de forma clandestina, con los riesgos que esto comporta.

Indonesia

En la mayor parte del país musulmán más poblado, la sharía solo se aplica para las cuestiones relativas a las relaciones familiares. Aun así, en virtud de un sistema político descentralizado, en la conservadora provincia de Aceh también se adopta la sharía como base del código penal, de forma que es habitual la aplicación de latigazos como castigo, y se aplica incluso a los no musulmanes. 

stats