Pandemia
Sociedad 11/04/2021

¿Cómo te protegen las vacunas contra el covid? Seis preguntas con respuesta

Los estudios apuntan a que los contagios bajan cuando hay mucha gente vacunada y los vacunados tienen menos cantidad de virus cuando se infectan

1 min
Una enfermera a punto de administrar una vacuna

BarcelonaTodos los expertos coinciden que las vacunas son la herramienta clave para superar la pandemia. Los países que tienen un porcentaje importante de la población con al menos una dosis, como por ejemplo Israel, con más de un 60%, o el Reino Unido, con casi un 50%, están viendo una reducción sostenida de los números de nuevos casos, hospitalizaciones y muertes por covid-19. Ahora que la campaña de vacunación parece que coge impulso en Europa, hablamos con tres expertos para resolver algunas dudas sobre la protección que ofrecen las vacunas.

1.

¿Qué hacen las vacunas?

"Las vacunas nos ponen en contacto con una parte del virus para que produzcamos una respuesta inmunitaria que genera memoria", explica Eva Martínez, jefe del servicio de inmunología del Hospital Germans Trias de Badalona y vicepresidenta de la Sociedad Catalana de Inmunología. A partir de esta respuesta, "la segunda vez que se entra en contacto con el virus [debido a una infección natural], se genera una respuesta más rápida e intensa que lo neutraliza".

2.

¿De qué nos protegen las vacunas?

"Las vacunas actuales nos ofrecen una buena protección contra la infección, aunque nunca es del 100%", afirma Julián Blanco, jefe de virología e inmunidad celular de IrsiCaixa. Pero, ¿qué significa que la protección no sea del 100%? "La probabilidad de que en alguien vacunado el virus llegue al pulmón y genere una enfermedad grave es prácticamente nula", aclara. "Los datos científicos disponibles indican que las vacunas tienen una eficacia muy elevada a la hora de evitar la enfermedad, es decir, el covid-19 con síntomas, los casos graves y las hospitalizaciones, y también las muertes", explica Magda Campins, jefe del servicio de medicina preventiva y epidemiología del Hospital de la Vall d'Hebron. "La idea de las vacunas es que en caso de que se tenga la enfermedad, no se tenga de forma grave", añade Martínez.

3.

¿Una persona vacunada puede contagiar el virus?

"Todavía no hay suficiente información científica disponible sobre si las vacunas evitan la infección asintomática", dice Campins. "Si lo hicieran, entonces se evitaría la transmisión", afirma. De todos modos, "los datos de Israel indican que las vacunas evitan la infección asintomática en más de un 80% de los casos y las de Escocia también apuntan en la misma línea", añade la doctora de la Vall d'Hebron. "Ahora bien, estos datos son preliminares y eso aún no lo podemos afirmar con rotundidad", advierte.

"Cuando una persona vacunada entra en contacto con el virus, lo más probable es que los anticuerpos lo neutralicen", explica Martínez. "En caso de que no sea así, el cuerpo monta una respuesta inmunitaria muy rápida", añade. Esto hace que el período de tiempo que el virus está activo en el cuerpo se reduzca y que, "el tiempo durante el que se puede contagiar sea menor, y también lo sea la cantidad de virus que se pueden transmitir". "La probabilidad de contagio es pequeña, pero existe", dice Martínez.

"Hay estudios que indican que las personas vacunadas con infección asintomática tienen una carga viral mucho más baja y, por lo tanto, esto contribuiría a una reducción de la transmisión", apunta Campins. "Es probable que en las personas vacunadas la cantidad de virus que se replique sea tan pequeña que, efectivamente, no se llegue a detectar ni a transmitir", confirma Blanco.

4.

¿Las vacunas protegen de las variantes?

"Todas las vacunas actuales protegen de la variante británica", dice el investigador de IrsiCaixa. "Las variantes brasileña y sudafricana son algo más resistentes a los anticuerpos, pero la mayoría de vacunas generan suficientes para bloquearlas", añade. "Las vacunas de AstraZeneca y de Janssen tienen una eficacia más baja contra estas variantes, pero protegen de la enfermedad grave y de la muerte, con lo que las ventajas de vacunarse son clarísimas".

5.

¿La infección natural protege igual que las vacunas?

"La respuesta inmunitaria a la infección natural depende de la cantidad de virus con la que haya estado en contacto, mientras que la respuesta generada por las vacunas es más homogénea", explica Blanco. "El sistema inmunitario responde de acuerdo con el estímulo que recibe", dice Martínez: "si se le hacen cosquillas, responde con cosquillas y si se le da una patada, devuelve la patada", por lo que "las personas que pasan la enfermedad de forma leve generan menos anticuerpos que las que la pasan de forma grave". En general, según Blanco, "las vacunas generan más anticuerpos que la infección natural". "En el hospital estamos viendo niveles de anticuerpos elevadísimos en la gente vacunada", corrobora Martínez. Por esta razón, el investigador de IrsiCaixa es de la opinión que "también habría que vacunar a las personas que hayan pasado la enfermedad, aunque sea solo con una dosis".

A pesar de estas diferencias, "la infección natural protege de la reinfección, que en caso de producirse, será más leve que la primera vez y en la mayoría de los casos asintomática", afirma Campins. "Aunque la primera infección natural haya sido leve, el sistema inmunitario ya ha sido capaz de controlar el virus y, por tanto, en caso de reinfección habrá una respuesta más rápida y eficaz que hará que sea más leve", añade Blanco.

6.

¿Cuánto dura la protección?

"Según los estudios que se han hecho hasta ahora, la protección de la infección natural dura como mínimo siete meses y la de las vacunas dura un mínimo de seis", explica Campins. Esto no quiere decir que esta protección no dure más, sino que aún no se han podido hacer los estudios para comprobarlo.

stats