20 años del atentado en las Torres Gemelas
Internacional 10/09/2021

Al Qaeda, una red global para exportar el terror a todo el planeta

Repaso a algunos de los ataques más graves de la historia del islamismo radical desde 1998

4 min
Bomberos y personal sanitario examinan los restos de uno de los vagones de la estación de Atocha, el día del atentado.
Dosier 20 años del 11-S Desplega
1
11-S: veinte años del atentado que nos cambió a todos
2
El 11-S y los otros catalanes
3
Barcelona y Cambrils: El yihadismo autóctono
4
Talibanistán: círculo cerrado
5
Robert Riley, excónsul de los EE.UU. en Barcelona: “Nunca se volvió al ritmo de antes del 11-S”
6
Michael Lomonaco, chef del restaurante de las Torres Gemelas: "Ayudar a las familias de las víctimas me permitió mirar adelante en la vida"
7
Phyllis Rodriguez, madre de una víctima del 11-S: "Mi compromiso con la no-violencia y la reconciliación se ha profundizado desde 2001"
8
"Hubo un antes y un después para los derechos humanos a raíz del 11-S"
9
Nadia Ghulam: "Las imágenes de los atentados las vi muchos años más tarde, en 2010, cuando ya estaba en Catalunya"
10
Alexander García, militar que perdió una pierna en Afganistán en 2011: "No quiero volver a revivirlo todo, estoy sobrepasado"
11
Adsel Sparrow: "Toda mi vida hemos estado en guerra en Oriente Medio"
12
El 11-S que nos explicó la ficción
13
“O estáis con nosotros o estáis con los terroristas”
14
La guerra en Afganistán, un puro teatro
15
Bin Laden, el hombre más buscado del mundo
16
Estados Unidos: Conflicto fuera o dentro
17
Europa, de la fractura post 11-S a la emancipación transatlántica
18
Al Qaeda, una red global para exportar el terror a todo el planeta

7 de agosto de 1998

Nairobi y Dar es Salaam

Explotan dos camiones bomba en las embajadas de los Estados Unidos en Nairobi (Kenia) y Dar es Salaam (Tanzania) y mueren 224 personas, incluidos 12 norteamericanos. Dos semanas más tarde, el presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, nombra a Osama bin Laden el enemigo número 1 de Washington y ordena un ataque con misiles de crucero en diferentes lugares de Afganistán y Sudán. Bin Laden ya estaba en el punto de mira del Pentágono desde que en 1993 tuvo lugar el primer ataque al World Trade Center de Nueva York, cuando una furgoneta estalló en el parking de las Torres Gemelas y cuando en 1996 un camión bomba mató a 19 soldados de los EE.UU. en Arabia Saudita.

12 de octubre de 2002

Isla de Bali, Indonesia

Ataque con dos bombas en dos discotecas de Kuta Beach, en la isla de Bali. Murieron 202 personas de 21 países. El grupo islámico Jemaah Islamiah (JI), vinculado a Al Qaeda, reclama la autoría. Diez meses antes, en una reunión secreta de miembros de la red JI, el terrorista Riduan Isamuddin ordenó una nueva estrategia: atacar objetivos no protegidos en lugar de embajadas extranjeras o sedes consulares. La repercusión global era más elevada, los riesgos menores y la capacidad mortífera se ampliaba al máximo. El enero de este 2021 fue liberado, tras 15 años de prisión, un imán radical, Abu Bakar Ba’asyir, considerado uno de los inspiradores de este y otros ataques.

16 de mayo de 2003

Casablanca, Marruecos

Catorce islamistas suicidas, doce de los cuales murieron y dos fueron detenidos antes de poder actuar, provocaron la masacre terrorista más importante de la historia de Marruecos. Causaron 33 víctimas después de autoinmolarse en la Casa de España, en la Hotel Farah, cerca del cementerio judío y en un restaurante italiano propiedad de una familia también judía. El terrorista Abu Musab al-Zarqawi, muerto en 2006 por un ataque aéreo de los Estados Unidos en su casa de Irak, fue el responsable. La ciudad de Casablanca volvería a ser víctima de una campaña de atentados en 2007, entre los meses de marzo y abril. En esta ocasión, sin embargo, solo hubo un terrorista muerto y cuatro heridos. 

11 de marzo de 2004

Madrid

A tres días de las elecciones generales en España, diez explosiones en cuatro trenes parados o que llegaban a las estaciones de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo del Tío Raimundo, en Madrid, mataron a 193 personas e hirieron a 2.000. El ataque fue el más mortífero de la historia de España. Contra lo que en primera instancia pregonó el gobierno del Partido Popular, presidido por José María Aznar, que ETA estaba tras el ataque, lo cometió una célula terrorista de Al Qaeda, si bien en el veredicto de la justicia, en 2007, no se pudo establecer una participación directa. En Atocha estallaron tres bombas en diferentes vagones de un mismo tren. En El Pozo del Tío Raimundo, cuando el convoy salía, explotaron dos bombas más. Uno de los dos artefactos que no llegaron a estallar fue clave para permitir a la policía localizar varios implicados, que se autoinmolaron y matarían también a un agente en un piso de Leganés el 3 de abril siguiente. En Santa Eugenia estalló otra bomba. En la calle Téllez, a 800 metros de Atocha, cuatro bombas más destruyeron diferentes vagones de un tren que se acercaba. El atentado cambió el paisaje político español, nacional e internacional. El PSOE ganó las elecciones contra pronóstico tras un primer uso de la telefonía móvil para convocar sábado, durante la jornada de reflexión, actos de protesta por el intento de manipulación de Aznar, que quiso hacer creer que había sido ETA. En su primera decisión como presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero ordenó el regreso de las tropas españolas destinadas en Irak. La relación con Washington se enfrió mucho.

7 de julio de 2005

Londres

Cuatro suicidas con mochilas bomba, tres de los cuales nacidos en el Reino Unido, mató a 52 personas en un ataque simultáneo contra la red del transporte público de la capital británica: tres en el metro y una en un autobús. En un vídeo que se conoció con posterioridad a los hechos, dos de los atacantes mencionaban la red de Al Qaeda y Osama bin Laden, Ayman al-Zawahiri y Abu Musab al-Zarqawi como “héroes” e inspiradores de la acción. El ataque, cometido en hora punta, paró la ciudad. Todavía hubo una víctima más. Dos semanas después la policía mató al inocente ciudadano brasileño Jean Charles de Menezes, a quien confundió con un terrorista, también en el metro.

7 de enero de 2015

París

Dos franceses musulmanes, Saïd y Chérif Kouachi, mataron en París a doce personas e hirieron a once más en un ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo. Ocho miembros de la redacción murieron. El atentado fue justificado por los terroristas por la publicación de caricaturas de Mahoma. Los asaltantes se identificaron como miembros del grupo terrorista islámico Al Qaeda en la Península Arábiga. Tras dos días huyendo, la policía los abatió a disparos en el norte de la capital francesa. El 9 de enero, un compañero de prisión de los Kouachi irrumpió en un supermercado kosher de la ciudad y mató a cuatro personas de fe judía, dejando vivos al resto de rehenes.

22 de mayo de 2017

Manchester

Veintitrés personas, incluido el terrorista suicida Salman Abedi, de 22 años y de origen libio, murieron por el estallido de una bomba detonada a la salida de un concierto de la norteamericana Ariana Grande. El atentado tuvo lugar en el pabellón polideportivo Manchester Arena, situado en el centro de la industrial ciudad inglesa. Abedi actuó solo, pero la policía llegó a establecer vínculos con un imán de la mezquita de Didsbury, Manchester, con vínculos con los Hermanos Musulmanes, y que diez días antes del atentado había hecho un llamamiento a la Jihad armada. 2017 fue un año especialmente cruento en el Reino Unido. En total hubo cuatro ataques más en que murieron trece personas. 

Dosier 20 años del 11-S
Volver al índice
stats